domingo, 30 de agosto de 2009

calimocho a la tica



Este coctel o bebida según refiere WIKIPEDIA se conoce en España como Calimocho y también como "mochete", "Rioja libre" o "tincola". En Uruguay como "vino cortado" (ya que dicha mezcla recuerda la analogía con el café cortado). En Mozambique se la conoce como Catembe. En Brasil se la conoce como Diésel. En Chile se le conoce como Jote. En zonas de Rumania se conoce como 'carcalete'.

Recientemente Melania, una amiga tica de visita en España, venía encantada con esta bebida y dado las altas temperaturas de la época me cuenta que se tomaba a toda hora. Bueno, me pareció interesante y muy fácil. Así que lo preparé y ahora estoy disfrutando a lo grande del coctel también.

Los ingredientes simplemente son refresco carbonatado de cola (coca cola), vino tinto, (del mas económico) y mucho hielo. Opcionalmente se le puede añadir una porción de vino de uvas u otra fruta, así como ron o licor. Ahora está en plena producción mi arbusto de GUISAROS, así que fue el toque tico para darle un sello personal.





Las proporciones para el coctel van de mezclar 1 litro de vino tinto con 1 taza de ron (usé Cortez). Esto se sirve hasta la mitad del vaso y se completa con coca cola. Un guisaro dentro del coctel y otro en el borde del vaso para decorar. A los ticos que me leen les cuento que van a brindar por mí cuando lo prueben y los extranjeros, les invito a llevar a cabo la experiencia. Ahí un saludo a todos los Españoles de visita hoy por aquí, que sin duda alguna son mejores conocedores de tan rica bebida. Salud!!!


miércoles, 26 de agosto de 2009

carlota de frutas

Esta presentación es el resultado de las variantes de la receta origina CARLOTA DE ROSQUETES DE MELOCOTONES que les ofrecí previamente. Es un postre muy sencillo y versátil, tanto se puede degustar tibio como refrigerado desde el dia anterior.

Los ingredientes son 2 paquetes de rosquetes (o dedos de señora), 1 lata de frutas en coctel, 1 lata de leche condensada, 1 de leche evaporada, 1 queso crema (cream cheese) de 8 onzas, el jugo de 1 limón ácido, 4 huevos y 1/4 taza de ron. En un recipiente para MICROONDAS se coloca la base de rosquetes, se bañan con el almíbar de las frutas mezclado con el ron y encima se colocan las frutas.
Aparte combinan el resto de los ingredientes con un batidor "globo", se cubren los rosquetes con esta mezcla y se hornea destapado al 100% high unos 15 minutos.

Los resultados varian según la fruta que se use. La original fue con melocotones, ahora use un coctel de frutas mixto y la siguiente fotografía es la opción con piña en almíbar y fresas naturales.
Ha sido mi último recurso para postres y han resultado de maravilla.

domingo, 23 de agosto de 2009

guiso de chilotes



El término chilote su usa sobre todo en la región de Guanacaste, provincia norte de Costa Rica, aunque es de uso común en todo el país y se refiere a la espiga tierna de maíz, antes de que se formen los granos, es decir, las mazorcas en su estado más tierno, cuando tienen un sabor bastante dulce, por lo general se usan en sopas, en picadillos con otras verduras y carnes y se preparan también en vinagreta.


La palabra chilote tiene un origen formativo simple, primitivo, que proviene del lenguaje indígena náutlal xipotl, que corresponde a maíz tierno. Y en léxico muy tico nos referimos como “chiloticos” por ser eloticos tiernitos.


La receta más tradicional es el guiso, cabe advertir que por su pequeño tamaño, para toda preparación se requiere de una buena cantidad de este ingrediente, una proporción de 1 docena para 2 porciones, o 5 docenas de chilotes para un almuerzo familiar.

Se pelan los chilotes (alguna gente gusta de dejar las hojas más tiernas) y se pican de mediano tamaño. Se sofríe cebolla y apio tierno sobre un poquito de aceite, al cristalizar se incorporan los chilotes picados y una taza de agua hasta que empiece a hervir.


Al tiempo se le agrega leche, sal, achiote, pimienta o comino y una pizca de azúcar. Se cocina moviendo ocasionalmente hasta que suavice.


Para espesar el guiso en la forma más típica se mezcla un poquito de masa de maíz en leche y se añade a la olla para que se cocine esta masa. Si lo prefiere puede utilizar maicena (fécula de maíz) para este efecto.


No hay que esperar, así listo, caliente y espeso se sirven tazas individuales y será un lujo de entrada para cualquier ocasión. O bien lo puede usar como guarnición para acompañar carnes u otra comida.



miércoles, 19 de agosto de 2009

pan de elote


Esta receta no puede faltar dentro de un recetario de comidas de Costa Rica. Es un pan con textura de queque y que se prepara con maíz tierno. Les ofrezco dos versiones, una clásica y otra con un toque de picante. Es importante aclarar que se trata de pan, pues algunas personas lo confunden con “tamal de elote” y no es lo mismo.

Los ingredientes son 1/2 kg de masa de elote tierno (8 elotes desgranados y molidos o bien utilice enlatados), 2 tazas de azúcar, 2 barras de mantequilla, 2 cucharaditas de polvo de hornear (royal), 1 cucharadita de bicarbonato, 6 huevos, 2 tazas de leche, 1 cucharadita de vainilla y 4 tazas de harina de trigo.
Bata la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa. Procese el maíz con la leche, la vainilla, agregue los huevos, uno a uno. Incorpore la harina cernida con el polvo de hornear y el bicarbonato, luego la mantequilla con el azúcar. Mezcle bien con movimientos envolventes y coloque en un molde engrasado a 380 F por 20 minutos, o hasta que se introduzca un cuchillo al centro y salga seco.

La receta con su variante a picante es la siguiente. Primero precaliente el horno a 380°. Engrase un pirex rectangular con margarina y enharínelo. En un tazón combine 2 tazas de harina de maíz, 2 cucharadas de azúcar, 3 cditas polvo de hornear, ½ cdita de bicarbonato, 1 cdita de sal y pimienta al gusto (opcional).

Luego se le incorpora 1  taza de leche agria, 2 huevos, 1/4 de taza de aceite vegetal, 1/2 taza de queso cheddar rallado, 1 cabeza de ajo rostizada (solo la pasta de los ajos), 1/4 de taza de cebolla picada, 2 cucharadas de chile jalapeño picado y 5 elotes tiernos desgranados y procesados. Se revuelve bien a mano y se pasa al pirex. Hornee unos 20-25 minutos o hasta que al insertar un cuchillo salga limpio y esté dorado en los bordes. Deje refrescar antes de partir.

domingo, 16 de agosto de 2009

tamal de elote al horno



Esta es quizás la versión más común de los tamales de elote. De maíz tierno y cocinados en hojas de plátano verde. La otra versión son los TAMALES DULCES de elote con hojas de la misma tuza. Importante también destacar que no debe confundirse con el PAN DE ELOTE, que alguna gente también le llama "tamal de elote".

Para unos 30 tamales se necesitan 20 elotes tiernos, 2 barras de margarina, 2 tazas de queso tierno molido y 3 tazas de azúcar.

Con un cuchillo bien afilado se rebanan los elotes para obtener sus granos, los cuales se muelen a máquina para obtener la base del elote tierno. Si no tiene máquina se puede utilizar un procesador de alimentos. En un recipiente de preferencia de barro se le van añadiendo los demás ingredientes en ese orden, para obtener una pasta.



Se van colocando cucharadas sobre cuadros de hojas de plátano limpias y previamente pasadas por fuego para ablandarlas. Se envuelve al estilo tradicional de un tamal, pero no acostumbra a amarrarse.

Luego se colocan sobre un molde o cazueleja y se hornean a calor fuerte por 45 minutos. En un horno de barro el sabor es aun mejor, pero bien se puede hacer en uno eléctrico a 305ªC por el mismo tiempo.


Las hojas empiezan a tostarse y algunas se carbonizan, ese olor mezclado con la masa del elote anuncia que ya están casi listo. Ciertas partes del tamal se doran más, pero por completo la combinación de sabores y aromas hacen de esta receta uno de los platos más gustados dentro de la gastronomía de Costa Rica.


Receta escrita por Luis González en su blog COCINA COSTARRICENSE



tamal dulce de elote

Dentro de la gastronomía latinoamericana, referirse a tamales es sinónimo de masa de maíz aliñada, y acompañada de ingredientes como arroz, verduras o carnes. Dentro de las recetas costarricenses se emplea el término tamal para todo aquel alimento cocinado dentro de hojas, principalmente las de plátano.

Así han desfilado en este blog, los tamales típicos de NAVIDAD de plátano VERDE y plátano MADURO, asi como los tamales de POLLO. En Costa Rica a veces tiende a confundirse la receta cuando se refieren a los Tamales de elote, pues a partir de las mazorcas mismas y el nivel de madurez del maíz se obtienen diferentes recetas.

Esta versión es el tamal de elote cocinado en sus mismas hojas y por ser maíz tierno quedan más dulces. Así entonces, se van quitando de la mazorca con cuidado que queden enteras y luego se pasan por agua caliente para ablandarlas. Se dejan enfriar y se reserva.

Los elotes deben ser tiernos (unos 12), los rayas con un cuchillo y luego se licuan con media taza de azúcar, media barra de mantequilla, media taza de natilla (crema ácida) y/o queso. Se procesa hasta tener una pasta. Luego entonces se ponen 2 cucharadas de ésta sobre cada hoja. Opcionalmente se puede añadir un pedacito de queso.

Se forran bien con las mismas hojas y se amarran con hilo, con mecate o con pedacitos de las mismas hojas. Se ponen a cocinar en una olla con agua caliente, por espacio de unos 30 minutos.

Puede servirse con más natilla si es de su gusto. Pero un café es el mejor complemento de esta receta. La otra versión son horneados y con hojas de plátano (VER AQUÍ).

Receta escrita por Luis González en su blog Cocina Costarricense

sábado, 15 de agosto de 2009

tamales de plátano maduro



Sin duda alguna recetas con plátano maduro hay muchas, desde las básicas tajaditas fritas, en aceite o mantequilla, luego rociadas de canela, o acompañadas de natilla, pasteles, plátanos cocinados en agua con su cáscara y servido con queso y muchas recetas más.

Pero una muy particular en las zonas rurales de Costa Rica son los tamalitos, cocinados en hojas de plátano. Aunque llevan un poquito más de trabajo, el resultado es tan bueno que invita a probarlos de nuevo. Tan solo se ponen a cocinar unos 5 maduros en agua y una cucharadita de azúcar, hasta que suavicen. Entonces se escurren, se majan y se forma un puré.
Se le añaden unas 3 cucharadas de masa de maíz, 1 cucharada de mantequilla, ¼ de kilo de queso rallado, 2 cucharadas de azúcar, pizca de sal y clavo de olor molido o canela al gusto. Se revuelve bien y se van colocando cucharadas sobre hojas de plátano.

Se doblan y cierran como un tamal tradicional y se amarran con hilo en parejas. Se ponen a cocinar “al vapor”, es decir en una olla con agua, con una base de hojas y tapado los tamales con más hojas, esto por espacio de una media hora. Se dejan refrescar antes de servir.



Hasta aquí la receta tradicional. Una variante muy bien recibida consiste en retirar las hojas y freírlos en aceite o mantequilla, apenas a que tomen color. Su sabor y presentación invitan a acompañar cualquier tarde de café.

Receta escrita por Luis González en su blog Cocina Costarricense



miércoles, 12 de agosto de 2009

chicharrón de queso



Esta es la versión tica del chicharrón de queso. Una receta que confunde en su presentación. Si lo observas seco parecerá un trozo de carne, pero en su miel es todo una dulce postre.

En otros lugares se le llama con este nombre a un plato de queso frito, bañado con jugo de limón y luego servido con tomate o “pico de gallo”. Pero en Costa Rica los productores de queso se han abocado a esta dulce idea, que bien se puede comer tibia o fría.

El gran detalle está en el tipo de queso a usar. En la zona de Turrialba, en Cartago, utilizan un queso llamado “quesillo”. Esto por cuanto debe ser un queso maduro, no tierno pues debe mantener consistencia al calor.

El procedimiento es muy sencillo. Se pone tapa de dulce (panela) en pedazos en una olla y unas cucharadas de agua, de manera que se forme una miel. Cuando empieza a hervir se añade el queso picado en pedazos grandes, se le añaden unos clavos de olor y un chorrito de vainilla. Se mueve ocasionalmente con cucharada de madera, de manera que los quesos tomen consistencia, al tiempo que toman su dulce sabor.



 

En unos minutos la miel se va secando y el queso se transformará en chicharroncitos. Una dulce opción, un postre muy tico y bien recibido a cualquier hora.

Receta escrita por Luis González en su blog Cocina Costarricense



domingo, 9 de agosto de 2009

carlota rosquetes con melocotones


Tiempo atrás las panaderías eran uno de los puntos principales de consumo en todos los barrios y pueblos pequeños de Costa Rica. Además de los tradicionales panes tipo baguette, las piñas o manitas de pan, el pan dulce y trenzas, también sobresalían una variedad complementaria de repostería, como las biscotelas, los “gatos”, los borrachitos, las orejas y los llamados Rosquetes. Ahora la industria no deja de sorprender con la amplia variedad, pero recuerdo que no había mejor premio que salir de misa en Coronado e ir a la panadería de “Curling” por un cacho relleno de crema dulce!!!

Los rosquetes son unos tosteles suaves pero muy crujientes, tostaditos y se desboronan fácilmente. Son similares a los conocidos “dedos de señora” que se usan como base para postres y son muy útiles pues absorben bastante líquido. Mientras me aventuré a buscar los rosquetes para esta receta, me encontré con unos pero con sabor a chocolate, así que el resultado fue aun mejor.

Esta Carlota está hecha con melocotones, pero bien puede usarse frutas de coctel o la de su preferencia. Estos son los ingredientes:
2 paquetes de rosquetes, 1 lata de melocotones en gajos con su jugo, 1 lata de leche condensada, 1 queso crema de 8 onzas, 1 limón ácido (jugo),4 huevos, ¼ taza de ron

Lo importante para iniciar es que se hace en Microondas, así que debe usar un molde apropiado en su calidad y tamaño de su micro. Se colocan los rosquetes en el molde y se bañan con el jugo de los melocotones que se ha mezclado con el ron. Luego se colocan los melocotones cubriendo los rosquetes mojados.

Aparte se hace una mezcla con la leche condensada, los huevos, el queso crema y el jugo del limón. Se mezcla bien con batidor globo o con un tenedor. Esta mezcla va a cubrir los melocotones. Se punza la base o se mueven los rosquetes para que los jugos se incorporen bien.


Se lleva así sin tapar al microondas en High de 15 a 18 minutos (hay unos micros más potentes q otros). Se dará cuenta que está listo cuando el líquido queda compacto al centro.


Se deja refrescar unos minutos antes de partir. Se puede degustar así tibio o bien se deja enfriar en el refrigerador tapado con plástico desde un día antes. Un postre fácil, práctico y delicioso. Feliz Domingo.
Receta Escrita por Luis González en www.recetasdecostarica.blogspot.com

martes, 4 de agosto de 2009

angu de guineo


En esta tierra bendecida de Costa Rica, con tantas frutas tropicales, vegetales y alimentos agrícolas, de cultivo casero y de exportación, se lucen los “guineos” que son una especie de plátano verde pero mucho más pequeño. Ha sido tradicional que le den de comer guineo a los niños para su buen desarrollo, a cualquier miembro de la familia cuando se está algo anémico y son dieta complementaria para las personas adultas mayores por su alto contenido de hierro.



Y como dicen los médicos y nutricionistas ticos, en este país son tan baratos los guineos y los bananos que nos excedemos en su consumo. Tanto así que ya de dejado un buen rastro de recetas en este blog y aquí les traigo otra receta más. Los guineos después de pelarse se cocinan en agua y sal y estarán listos para comerse así no más. Si lo prefiere majados en puré con mantequilla, o como las recetas previas ENSALADA, PICADILLO o el CEVICHE con guineos.

Una receta típica para entrar en variante es el Angú. Pregunte usted por este término y su receta y verá como obtiene respuestas diversas, con un poquito de leche, que con atún, con esto o lo otro. En principio un puré con algo. Al menos en mi familia se prepara de esta forma:

Cocinamos unos 10 guineos en agua hirviendo, sal, ajos, y comino. Cuando están suaves se majan y se les agrega unas 2 cucharadas de margarina. Aparte se licuan unos 2 tomates maduros, con cebolla, chile dulce (pimiento), ramita de apio y un poquito de culantro.
Esta salsa la ponemos a cocinar por unos minutos para que se cocine el tomate, se condimenta con sal, salsa tipo inglesa (Lizano), cucharadita de azúcar y se le revuelve el puré de guineo, para que se combinen todos los sabores.

El resultado es el llamado Angú. Un puré sazonado y que servirá de acompañante para sus comidas y como decían las abuelas, para que les de fuerzas y se pongan pochotones!  


domingo, 2 de agosto de 2009

gallina henchida o enjarrada


Cuando se trata de presentar un plato típico, uno de los aspectos más importantes es su nombre. En Costa Rica por medio del Ministerio de Cultura y otras instituciones incluso no gubernamentales, hacen convocatorias a concursos de rescate de este tipo de comidas en diferentes comunidades del país, donde queda de manifiesto como existen platillos que no habíamos ni siquiera oído presentar, por eso se corre el riesgo de perderse si no se conservan por escrito.

Existen platillos que han resistido el paso de los años, como los picadillos o el pan casero. Sin embargo, hay otros que cada vez se ven menos. Tal es el caso del LOMO RELLENO y el FINGIDO, la sopa de quelites, el ZOPILOTILLO y la gallina rellena, que en algunas comunidades también se conoce como “henchida” o “enjarrada”, y de la que explico en esta presentación.

Enjarrada es un costarriqueñismo que significa con los brazos “en jarras”, que sería como imitar la forma de una jarra, con las manos en la cintura y los codos hacia afuera. Lo de henchida viene porque al rellenarse se vuelve más robusta, se hincha, se visualiza de mejor tamaño. Son de esos términos que ya casi no se usan, solo por ahí en áreas rurales.

Lo primero por destacar de esta receta es que no se usa pollo (que también se hace relleno) sino la gallina, que si bien es una carne más dura de cocinar, su gusto, su sabor es un tanto diferente y en los mejores paladares de buena aceptación. Su antecedente, antes en casi todas las casas de zonas rurales se tenían gallinas en el patio, por lo que su uso en la cocina era muy común, no obstante, el hacerla rellena era para domingos u ocasiones especiales de fiesta.

El día previo se lava bien la gallina, se limpia con limón, se le extraen los menudos y en la medida de lo posible algo de sus huesos con mucho cuidado y empleando un cuchillo filoso. Luego se adoba con ajos, cominos, orégano, pimienta y sal. Se deja en reposo en el refrigerador y cubierta con plástico. Al día siguiente se cocina en agua a fuego medio, con olores, cebolla, chile dulce, ajos, culantro de coyote y de castilla, apio, tomillo y los condimentos de su preferencia, se deja tapada hasta que suavice. Recuerde que es una carne más dura que el pollo, por lo que tarda un poco más, pero debe cuidarse que no se pase de fuego para que se mantenga entera.
Por otro lado se debe preparar el relleno. Bien puede utilizarse un picadillo de papas con carne, ó lo más usual es rellenarla con arroz arreglado con otras carnes o solo con vegetales (jardinero). Cuando la gallina está lista se rellena y se fríe en una olla con manteca de cerdo y achiote, de manera que se dore por todo lado. Se le puede agregar un poquito de caldo para que no se seque mucho.
Se sirve entera en un plato central, pero luego se va partiendo su carne y se acompaña con tortillas en gallos. Con esta receta se lucían las familias de antes, pero es muy buena opción para lucirse con invitados en estos nuevos tiempos.