miércoles, 12 de junio de 2019

picadillo papaya verde con pellejo



Una combinación que integra sabores y texturas que sorprenderán su paladar. La papaya verde en picadillo es un clásico de la cocina costarricense. Y por lo común se prepara con chorizo o carne picada. En esta ocasión la receta incluye carne mechada y pellejo de cerdo.

Cocine ½ kilo de carne para mechar (deshilachar) en agua suficiente, sal y especias naturales (cebolla, chile dulce, culantro de coyote, apio, tomillo, orégano, ajos). Cuando esté suave, la pica en trozos y reserva.

Aparte cocine ¼ de kilo de pellejo de cerdo en agua y sal. Deje que suavice y estando tibio corte en cuadritos pequeños finos.

La papaya le hace incisiones en la cáscara para que emane el latex. Luego la enjuaga y pela. Retira las semillas y parte en trozos gruesos. La pone en agua con sal y bicarbonato (1 cucharadita de cada una) por unos 10 minutos. Lava y cocine en agua hirviendo a quedar al dente. No muy suave. Luego la pica en cuadritos finos. La introduce en una tela y exprime su humedad. No demasiado. Reserve.


Prepare en una olla con aceite, un sofrito de especias naturales, añada 2 cucharadas de salsa de tomate tipo ranchera y la carne mechada. Seguido integre la papaya verde y de último el pellejo. Procure no utilizar condimentos artificiales para esta receta. Termine añadiendo un poquito de culantro picado, para aromatizar y listo a servir en gallos con tortilla o complemento de arroz.

ensalada fría de berenjena y pasta



Esta es una receta que puede tener tantas variantes como Abuelas haya. Y una forma especial para disfrutar de este vegetal, que a veces se hace caprichoso al gusto de algunos. Combina un antipasto de berenjena con pasta corta, siendo en este caso “tornillitos” que hace más simpática su presentación.
Primero se prepara el antipasto, que cocinado al horno le convencerá de su sabor y de una textura suave y cremosa de la berenjena.

Requiere de dos berenjenas en tajadas. Se dejan reposar un rato en sal para que emane un poco del sabor amargo que contiene. Puede rociarlas sobre una rejilla, o bien en un recipiente con agua y la sal. Luego se enjuagan y escurren.

Se mezclan las berenjenas con bastante ajo picado, tomates en cuadros grandes, chile dulce en tiras, orégano, aceite de oliva que pinte bien todos los ingredientes, hojas de laurel al gusto, sal y pimienta. Todo se vierte en una bandeja y se lleva al horno. Darle vueltas ocasionalmente para que se ase parejo. Se retira y se deja enfriar.

Cocine en agua hirviendo y sal, un paquete pasta corta (tornillitos u similar) que quede al dente. Deje enfriar y mezcle con el antipasto. Rectifique la sazón y lleve al refrigerador hasta el momento de servir. 
Gracias a Cristina Salas por la receta 💝  <3 nbsp="" p="">

domingo, 9 de junio de 2019

sopa negra con albóndigas de masa

 

La tradicional sopa con los frijoles caseros, si bien es muy básica, al mismo tiempo cada quien tiene su propia manera de hacerla, Cocina Costarricensele sugiere acompañarla de unas peloticas de masa rellenas. 

Además de que le dan cuerpo y bonita presentación al plato, la combinación de sabores es muy buena.
Empiece por "arreglar" un 1/4 de carne molida. Con sal, pimienta, comino, salsa inglesa, ajos, 1 huevo y una rociadita de masa para darle textura. Haga mini bolitas y fríalas en aceite un poquito. Escurra y deje enfriar. 

Mientras mezcle 1 taza de masa de maíz en polvo, con sal y agua tibia en cucharadas. Amase, divida en bolitas, aplaste como tortillas y rellene con una bolita de carne. Por igual pase por aceite caliente apenas a que selle. No es necesario dorarlas.

Si ya tiene la sopa lista, es cosa de añadir las albóndigas de masa al caldo y dejarlas hervir solo dos minutos y servir. La sopa puede usar de paquete que se diluye en 1 litro de agua y se pone al calor hasta hervir. Luego se baja el fuego y se deja 5 minutos más. En ese tiempo le puede añadir 1 taza de frijoles escurridos medio licuados, culantro picadito y condimentarla al gusto. O prepara la sopa en su mejor versión! Acá les dejo otra forma de preparar la sopa negra 
Mire gente, ahí en la taza usted elige sus acompañamientos: arrocito blanco, la tajada de aguacate, el huevo duro, guineos, chilera ....

sábado, 1 de junio de 2019

mousse espuma de pintanga



 La pitanga (Eugenia uniflora), también es conocida como ñangapiry, capulí, grosella o cereza de cayena. Procede un arbusto mediano neotropical, familia de las mirtáceas. 
Entre las alternativas para disfrutarla, la he empleado como espuma (mousse) con leche evaporada, para darle una textura suave y delicada, siendo el sabor de la fruta siempre predominante. 

Disponemos de una lata de leche evaporada (390 gr), se vierte en el molde (pyrex) de la batidora y se lleva al congelador una hora, que esté bien fría y forme  cristales. 

Mientras tanto, en un recipiente con 2 tazas de agua, se vierte una a una cada fruta de pitanga. Eliminando la semilla y dejando solo la pulpa. Se licua y se cuela. Puede añadir unas hojas de menta o yerba buena para dar un sabor extra al momento de licuar. Disponga de 3 sobres de gelatina pura granulada, se colocan con 1/2 taza de agua a que se hidrate por 3 minutos y se lleva al calor (microondas) por 30 segundos a convertir en líquido.

Una vez fría la leche evaporada, se bate varios minutos hasta subir su volumen. Se va integrando la pulpa licuada, alternando con cucharadas de azúcar. De último se añade la gelatina pura diluida. Se vierte en un molde grande o varios pequeño y se lleva al refrigerador algunas horas hasta que corte. 

Puede servirse así fría o acompañar con un almibar de su propia fruta (ver receta).