jueves, 16 de enero de 2020

pasta al pesto rojo


Siempre es una gran opción preparar pasta cuando uno viaja a la playa. Solo es cosa de hervir agua y hacer una salsa y mezclar si se quiere.
Así que seguimos la dinámica pero con un toque especial: usando pesto rojo (Roma) 


En una olla sofreír especias, añadir unos 3 tomates grandes picados, condimentar, mínimo de agua y unas salchichas para formar la salsa natural.

La pasta se cocina al dente, se escurre y en sartén se pone cucharada de aceite y otra de mantequilla. Ahí se pasa la pasta y se le añaden unas 3 cucharadas de pesto. Mezclar suavemente apenas a tomar sabores y unir a la salsa.


Servir de inmediato y acompañar con queso rallado y quizá unas tostadas con mantequilla de ajo. 

pizza liviana


Pizza Liviana

Para cuando se está antojado y se quiere comer de forma más sana y liviana, Cocina Costarricense les comparte esta receta. 

Vea usted: Utilice una tortilla grande de harina, unte sobre la misma una capa liviana de salsa preparada para pizza, coloque 2 tajadas de jamón de pavo ligth en pedacitos, cebolla y chile dulce al gusto, 1 tomate picado, albahaca seca o fresca, unos hongos frescos en tajadas, pizca de sal y pimienta y cubra con queso tipo turrialba rallado.

Lleve al horno precalentado (350°F/180°C) por unos 15 minutos, apenas a gratinar el queso y listo a disfrutar. 🤩🥰

miércoles, 18 de diciembre de 2019

té de estragón


El estragón es una planta de origen asiático que se utiliza mucho en la cocina por dar sabor y aromas a diferentes recetas. Posee nutrientes y antioxidantes que ayudan mucho a la salud en general. 

Se le usa para abrir el apetito, para controlar la flatulencia y quitar el hipo. Las hojas masticadas funcionan como analgésico, pero también se usan como infusión para relajar, y hasta eliminar parásitos intestinales. 

Es solo hervir agua, añadir un puñado de hojas y dejar reposar por 10 minutos. Se puede tomar directamente o endulzar al gusto. Si encuentra un rollito por ahí, aproveche y hágase un rico té! 

jabuticaba


Esta simpática fruta es originaria de Sur América, se le conoce también como uva brasileña y nace directamente de los troncos del árbol. Sus frutos producen la impresión de estar pegados al tallo y se concentran en el tronco principal y las ramas gruesas. Son de color morado al principio y negro cuando ya están maduros.  


Tienen un sabor agridulce, por lo que son ideales para consumir como fruta fresca. También en refrescos y se dejan fermentar para la preparación de vinos. Se usa para salsas y jaleas o mermeladas. 

Lo más simple es lavar un puñado, partir y quitar la semilla y licuar con agua. Pasar por un colador y endulzar al gusto. También se puede añadir leche evaporada para una consistencia más espumosa.