viernes, 15 de julio de 2016

Restaurante Lo Nuestro

Costa Rica en muchos aspectos tiene la influencia extranjera, producto de la Colonización, migración y por estar posicionados en el Centro de América. La herencia indígena de nuestros antepasados, la adaptación de nuevos ingredientes y el ingenio y creatividad de los nuevos profesionales en gastronomía dan como resultado la elaboración de excelentes platillos.

En la zona de Grecia, en la Provincia de Alajuela, en un hermoso y pintoresco rinconcito llamado Santa Gertrudis Norte, el Chef Cristian Bonilla, junto al Administrador Jossie Rodríguez, ofrecen por medio de su Restaurante "Lo Nuestro", un servicio de comidas, bocas y antojitos de excelente calidad y buena varidad.


El sello de la Cocina tica se distingue con sus chorreadas, ceviches, el pescadito frito, combinaciones de arroz. En la zona tienen servicio express. Además del bonito recorrido en la zona cafetalera, el cálido clima, disfrutar en este local es toda una experiencia. Para grupos de turismo, senderistas, viajeros, también se les ofrece paquetes grupales.

Están ubicados en la Calle San José, 100 metros de la plaza de Santa Gertrudis Norte. En horario de jueves de 5 a 9pm y viernes a domingo de 11am a 10pm. Aceptan Tarjetas y hacen servicio express en la zona. Más información al teléfono (506) 72517818





lunes, 11 de julio de 2016

Dompling Mami Yetty


Los dumplings son pelotitas de masa que se cocinan en un líquido, como agua, caldo o sopa. Se elaboran con harina y sal y se les añade agua hasta formar una pasta; algunas recetas incluyen puré de papa, queso, huevo. Los jamaicanos fueron los primeros en crear dumplings en el Caribe, que eran de influencia inglesa. Una receta simple de una masa espesa con harina con levadura, agua y sal, fritos en aceite hasta dorar. La receta se extendió por las Antillas y llegó hasta la Provincia de Limón, donde se elabora de forma simple y donde tomó el nombre de “domplin”.

Doña Lidieth Brenes Ramírez, llamada con todo cariño “Mami Yetty”, vecina de la zona de Turrialba tiene su versión en un sustancioso caldo, que sirve para levantar los ánimos  a cualquiera. Ya sea de un fin de semana intenso, o cuando se requiere cargas de buenas energías.

Para 12 personas bien llenitas, requiere de 2 kilos de carne “cecina” en trocitos, 1/2 kilo de frijoles rojos, 1 sobre de cola de res, tomillo, ajos, orégano, culantro, 1 consomé de carne, Sal al gusto, 2 plátanos verdes en rodajas, 1 tarro de leche de coco (390g) y 1 chile panameño.
Es cosa de poner a cocinar la carne con agua suficiente que la cubra y todo lo anterior. Cuando está cerca de hervir, se elaboran los dompling: mezclar harina, una pizca de sal, agua a poquitos. Se forman bolitas pequeñas (del tamaño de un popi – confite) y se incorporan en el caldo a terminar de hervirse con la carne y los frijoles. Una delicia. Todos los sabores se fusionan y se crea algo sin igual. Se puede servir con arroz blanco fresco, tortillitas tostadas o pan con ajo.