miércoles, 18 de septiembre de 2019

espaguetti con espinaca




Una receta bastante sencilla, práctica y de buen sabor. Se pone a calentar agua en una olla tapada. Al hervir se añaden 2 tomate enteros (lavados) con una incisión en forma de cruz en la parte superior y un paquete de pasta larga. Se deja cocinar hasta que esté al dente.

El tomate se saca, se le quita la cáscara y se coloca en la licuadora, junto a 1 cebolla, medio chile dulce y unas ramitas de culantro. Se le añade 1 taza del agua donde se cocinó la pasta. Ésta a su vez se escurre, sin ponerle agua fría.

Es un proceso rápido. Se vierte la pasta al escurridor y la misma olla de una vez al fuego. Se le pone 1 cucharada de aceite y 1 trozo de mantequilla. Apenas empieza a derretir se vierte el licuado. En un par de minutos ha de estar hirviendo, se le añade 1 cucharadita de sal, 1 cucharadita de achiote y chorrito de salsa ketchup. De una vez la pasta, un puñado de hojas de espinaca y se integra todo. Así así está lista para servir.

En el plato le añado "cuajada" desboronada y listo. A disfrutar! 

miércoles, 11 de septiembre de 2019

manzana Eugenia en almíbar



Estos días que está de cosecha la manzana "Eugenia";  que parece de agua, pero son mucho más pequeñas. Se pueden comer como fruta fresca, en refresco natural y usar en postres. Así que teniendo un puñado en casa las gasté en este dulce almíbar (4 tazas de fruta). 

Las grandes son "manzanas de Agua", las pequeñas las "Eugenia"

Se parten todas a la mitad, y se les quita la única semillita que tiene dentro. En una olla se pone 1 taza de azúcar, unos 5 clavos de olor, canela, 1/2 taza de sirope y se deja que empiece a hervir.

Entonces se añaden las manzanas partidas y se deja cocinar a fuego bajo, hasta que el líquido tome consistencia espesa.

Se deja enfriar y se conserva en refrigeración. Bueno, se la puede comer tibia, hasta encima de un tajada de pan dulce pienso. Pero a mi me gusta ya fría y con helados. 

macarrones con tomate y huevo



Rústico, sencillo, de las recetas de antaño. La primera versión fue solo hervir la pasta, escurrir y después pasar a un sartén con manteca que era lo más común (aceite si lo prefiere ahora) y achiote (colorante natural), un poquito de sal y listo.

Después para dar un poco más de color, a las Abuelas se les ocurrió (quizá pudo ser al Abuelo!!), poner aceite y mantequilla en el sartén, añadir la pasta, achiote y ponerle 1 tomate picado encima, que se fuera cocinando con el calor y dando humedad a los fideos. Podría pensarse en tomate rallado como una segunda opción.

Pero para terminar de dar sabor, un huevo crudo se le vierte encima, sal y condimiento. Mover el huevo entre toda la pasta, que se va adherir mientras se cocina. Y hasta simula ser queso visualmente. 

Y listo para servir al plato. O bien servido en gallos con tortilla de maíz. 

sábado, 31 de agosto de 2019

garbanzos con salchicha ahumada


Esta es una receta muy práctica, se prepara muy rápido y queda muy cómoda para servir como una boquita o como plato completo. 

Pongo en la olla de presión un poquito de aceite, cebolla, chile dulce, apio y ajos picados. Dejo que se cristalice y le añado 2 tomates maduros rallados. Apenas 1/2 taza de agua para que se forme una salsita. Le añado de primero una cucharada de azúcar y un chorrito generoso de salsa de tomate (ketchup). Seguido un sobre de salsa preparada tipo ranchera y apenas 1/2 cucharadita de sal. 

Cuando empieza a hervir, le añado 1 paquete de salchichas ahumada (12 unds) picadas en rebanadas. Mezclo y agrego 1 lata de garbanzos con todo y el líquido contenido. La lata más grande del mercado (800 grs aprox) y un tantito más de agua, de manera que el líquido cubra los ingredientes.

Pongo la tapa y dejo cocinar unos 10 minutos después del sonido de la válvula. Luego de quitar la tapa, le pongo un buen poco de culantro picado y listo!. En vasitos puede servir una cucharadita de arroz al fondo y una cucharada de los garbanzos. O bien sus respectivas porciones en platos y a disfrutar.