lunes, 8 de julio de 2013

tamales asados de guinea

Entre la gran variedad de plátanos y bananos, de la familia de las musáceas, tenemos en Costa Rica estos conocidos como GUINEAS. Son de un pequeño tamaño, pero más gruesos que un banano común. Su sabor es bastante dulce cuando están maduros y por ser considerados de baja calidad, muchas veces se utiliza para engorde de algunos animales.

Lo bueno es que lo disfrutamos como un plátano maduro, frito y asado. Se pone entre las brazas del carbón caliente con su cáscara y se convierte en todo un postre.
El camote (batata o boniato) es una dulce raíz que combina muy bien con el coco, lo que complementa perfectamente con esta misma variedad de plátano maduro o guinea, en la opción de repostería, postres y estos excelentes tamalitos. Si se tiene un horno de barro o en el de la cocina de leña, tendrían un doble gusto, pero mientras se aproveche con hojas de plátano verde será un éxito seguro de su resultado.

Requiere de unas 6 unidades de guinea madura, 2 huevos, ½ taza de azúcar (blanca, morena o sustituto), 2 cucharadas de mantequilla, ½ taza de coco rallado, 1 taza de puré de camote, ½ taza de harina, 2 cucharaditas de polvo de hornear (royal), pizca de sal (salen unos 20 tamalitos). Primero pele las guineas y cocine unos minutos en agua hirviendo. Escurra y maje a convertir en puré, integre la mantequilla derretida y el azúcar. Cierne aparte harina, royal y sal e integre a la mezcla. Añada el resto de los ingredientes y mueva hasta convertir en una mezcla espesa. 
Coloque una cucharada sobre un cuadro de hoja de plátano soasada. Doble en forma rectangular como un tamal,  amarre suavemente con un hilo o mecate y vaya colocando los tamales en una bandeja apenas engrasada. No hace falta que sea doble hoja pues la pasta es consistente.

Lleve al horno en temperatura media por espacio de 30 minutos. En este momento saque la bandeja, quite el hilo y dele vuelta al tamal para que se dore por el otro lado por otros 20 minutos. La hoja de plátano se irá secando (tostando). Al tiempo, saque y deje enfriar en una rejilla. Sirva en sus mismas hojas, acompañados de un café o una bebida caliente.
Me inspiré en los típicos tamalitos asados de elote, pero la idea salió buena y creo que también se le pueden añadir otros ingredientes al gusto personal, como un poquito de jugo de naranja, vainilla o pasas! Creo que bien funciona con los plátanos maduros, siguiendo el mismo proceso. Ojalá los ponga en práctica y los disfrute. 

11 comentarios:

Pilar dijo...

Supongo que esas guineas serán parecidas a los plátanos que nosotros llamamos canarios. Cada vez me gustan más las recetas con plátano. Unos riquísimos tamales. Un abrazo

Vanessa Carvajal dijo...

Me sorprende leer que los consideran de baja calidad, en mi opinión son de mejor sabor que el plátano maduro. Esta receta sin duda alguna ya está en mi lista de recetas por hacer, de solo imaginarme los sabores, el camote y el jugo de naranja se llevan de maravilla y si a eso me dicen agregue coco, yo no me enojo.

Luis Gonzalez dijo...

Hola PILAR. No son como los llamados "canarios" que son dulces y se consumen como una fruta. Estos tienen una textura diferente y es necesario cocinarlos para el consumo humano. El canario viene siendo el banano o banana en Costa Rica.

Luis Gonzalez dijo...

Vanessa: esta variedad del guineo (a) cuadrado no se usa para exportar. Es típico para el engorde de cerdos, alimento de pájaro y gallinas. Quizás no se adapta a un ciclo de mantenga una calidad para exportar. ESo no quita que desde los indígenas y en las zonas rurales, sí sea un ingrediente diario, cocinarlo en carbón. Por eso me parece útil usarlo también en este tipo de recetas. Sí tiene un sabor bastante bueno y desde la receta básica de un puré de guinea, acepta la inclusión de más ingredientes.

NORMA RUIZ dijo...

Que variedad de frutas hay en tu país Luis, los tamales se ven deliciosos, saludos excelente semana.

Cocco dijo...

Me encantan los posts en los que aprendo de las diferencias y coincidencias entre nuestras cocinas y agricultura.

Nosotros a vuestra guinea le llamamos rulos, y son muy apreciados sobre todo en la preparación de pasteles en hoja (tamales) por la suavidad frente al plátano macho, además de sancochos por el color que aporta. Justo eso, el color que aporta, es lo que quizás lo haga de menor calidad, como dices. Pero, que yo sepa, aquí no le damos este manjar a los animales, noooo, jajajajaj, bueno sí, pero solo a los de dos patas! ;D

Los rulos (guinea) solo lo consigues directamente del campo, no se vende en supermercados. Probablemente porque es mas delicado su mantenimiento.
Mientras tanto, probaré tus tamales asados con plátano maduro, mientras encargo unos rulos al centro de la isla.

Abrazo,

Luis Gonzalez dijo...

Cocco: el aprendizaje y disfrute es mutuo. La diversidad de productos, ingredientes y lo rico y curioso del idioma español, que nos brinda términos diferentes en una misma cosa.
Saludos

Afner dijo...

Excelente! Como siempre haciéndome la boca agua con los manjares de mi tierra que esta tan lejos!
Hace tiempo no andaba por blogger y hoy que me decidí a escribir una entrada, supuse que debía darme la vuelta por mis blogs favoritos!

Saludos, gran trabajo como siempre!

Luis Gonzalez dijo...

Pura vida Afner!
A veces cuesta sacar tiempo para seguir haciendo recorridos habituales. Por aquí siempre hay movimiento y antojos para todos. Saludos.

anabelly mendez salazar dijo...

Yo encantada porque en mi patio hay de estos plátanos cuadrados y les cuento, verdes cuando aun están tiernos son una delicia fritos en rebanadas bien delgaditas o hervidos para acompañar unos chicharrones de cerdo uuuuummm que delicia de echo es muy versátil y me encanta..muchas gracias por compartir..

Luis Gonzalez dijo...

Anabelly : que dichosa que tiene por ahi y que bueno que esté usandolos de diferentes formas. voy a probar hacerlos verdes. Gracias por su aporte y comentario.