jueves, 8 de agosto de 2019

yucatones o patacones de yuca



Inspirado en la tradicionales receta de los patacones de plátano verde, "tostones" llamados en otros países, acá les ofrezco esta idea para presentar la yuca frita en forma de patacón. Es así como yo los he bautizado como "yucatones" :) o patacones de yuca.

La yuca también se le conoce como mandioca o casava. Disponga de 1 kilo de yuca, pele y parta en trozos de unos 8 centímetros, luego en mitades a lo largo. Ponga una olla con suficiente agua al fuego, añada sal, ramita de tomillo y ajos picados.


Cuando empieza a hervir añada la yuca partida. Tape unos minutos y deje que suavice un poco la yuca. No demasiado. Debe quedar al dente. Escurra y deje enfriar un poco.

Al fuego un sartén con aceite a que se caliente. Ahi añades los trocitos de yuca a que se doren parejito. Los sacas y los aplasta con rodillo, entre dos platos, con la tortillera, o el método que acostumbre para hacer los patacones. Se vuelven a freir un poco para terminar de dar el toque crocante.

Se sacan y se colocan en papel servilleta. Acá les puedes rociar un poquito más de sal, pimienta o ajo en polvo. Luego es cosa de servirlos con frijolitos molidos, mayonesa o algún dip!

miel de mimbro



Una dulce y cítrica receta, con los mimbros. Este fruto tan particular, que nace directamente del tronco de sus arbustos. El Averrhoa bilimbi, se le conoce comúnmente como mimbro, bilimbina de Brasil, calamias, pepino de indias, grosella chia o vinagrillo.

Por su acidez es común comerlo con sal, o añadirlo en vinagretas. Ya maduro se puede hacer refresco natural, pero si están "pintones" maduros pero firmes, podemos hacer una rica miel.

Se pone en una olla una media tapa de dulce picada, se le añade clavos de olor, canela en astilla, cucharada de vainilla y apenas 1/2 taza de agua. Se deja calentar que se derrita la tapa y se vaya formando el almibar. Entonces se colocan los mimbros lavados y partidos en mitades a lo largo.

La temperatura no debe ser muy fuerte y se mueve a pocos, para que el mimbro se cocine y vaya tomando sabor. Cuando espesa a su gusto, lo retira del fuego, deja enfriar y estará listo para disfrutar.