jueves, 21 de abril de 2016

berenjena con atún

Para quienes gustan de este singular vegetal, les sugiero siempre preparla en estilo pastel o lasaña, combinado con salsa de tomate y queso. El relleno se puede hacer con otros vegetales, incluyendo zapallo (calabacín, calabacita, zuchinni), tajadas de tomate y hongos blancos. 

Lo importante como siempre, es reducir el sabor amargo de la berenjena. Se parte en rodajas un par de berenjenas y se dejan unos 15 minutos en agua con sal. Escurra y seque con papel servilleta para evitar la humedad. Condimente al gusto, pero no con sal. Luego las pasa por una plancha o sartén apenas con el mínimo de aceite y deje que cambie de color por ambos lados. Reserve



Aparte prepare una salsa de tomate natural e incorpore una salsita comercial tipo ranchero. Añade ahí mismo, aparte del calor,  1 lata de atún a su gusto y otra de atún con jalapeño.

Con ambas cosas listas, se arma el pastel en capas en un pyrex, alternando entre salsa, las berenjenas y quesos (blanco y mozarella). Lleve al horno a temperatura media por una media hora o hasta que la gratine. Eso sí, deje al menos entibiar antes de partir. Sirva con arroz y una ensalada.