lunes, 1 de febrero de 2016

macarela


Sin duda alguna, los mariscos y pescados son un gran aporte a la nutrición. Y es que son un mar de especies y variedades. Por igual miles de recetas según la región y el tipo de ellos que se emplee.
Una variedad singular es la macarela, también conocida como caballa. Tiene muchos  beneficios nutricionales, pero al mismo tiempo hay que considerar su alto contenido de purinas, que se transforman en ácido úrico, por lo que no se aconseja su consumo en caso de padecer hiperuricemia o gota.  


Se consume de diferentes formas, su carne es suave y se cocina rápidamente por lo que es casi regla general partirlo en forma de chuletas gruesas. Basta con condimentarlas al gusto y cocinar en un sartén con poco aceite, a dorar por ambos lados, teniendo el cuidado de mantener su forma al darle vuelta. Por eso es importante mantener su piel y que los cortes sean gruesos.
Perfecta para disfrutar livianamente con ensalada y algún acompañamiento como plátano verde o yuca.

En la zona Atlántica de nuestra Provincia Limón, le dan su toque caribeño al prepararla en escabeche. Se combina vinagre blanco con sal y azúcar, chile tipo panameño (picante), cebolla y chile mundial, tomillo. Se añaden las chuletas cocinadas y frías de la macarela y se dejan en reposo dentro de la refrigeradora al menos 2 horas para que se tomen de su sabor.



No hay comentarios: