martes, 20 de diciembre de 2016

Mosaico gelatina rompope


Usando como base la receta del mosaico de gelatinas, Cocina Costarricense les propone usar ROMPOPE, para unir todo. Se lo pueden imaginar?... 

Prepare tres gelatinas pequeñas, de diferentes sabores (colores) así como dice el fabricante en la cajita. Cada una por separado claro! las pone en refrigeración hasta que cuaje y luego las parte en cuadritos pequeños. Puede usar 1/2 taza MENOS de agua según se indica en las instrucciones, si desea la gelatina más sólida! 

Cuando ya está eso listo, pues entonces hidrata 3 sobrecitos de gelatina pura (sin sabor, en polvo) en 1/2 taza de agua. Luego la introduce al microondas por 30 segundos para que se transforme en líquido. Pone en la licuadora 1 litro de rompope y le añade en forma de chorrito la gelatina líquida. 

Coloque en un molde los cuadritos de las gelatinas de colores, vierta el rompope encima y lleva el molde a refrigerar varias horas hasta que corte. Así de simple. Disfrútelo solo, acompañado de su pareja, su mascota, con su familia! 

queque de frutas


Este queque es una bonita opción para estos días de fiesta, para una celebración especial o por puro antojo. La receta original incluye arándanos, pero bien puede usar fruta picada (confitada) o a su gusto.

Requiere 1 y 1/2 tazas de harina, 2 cucharaditas de polvo para hornear, 1/4 cucharadita de sal, 1 taza de natilla (crema agria- sour cream), 1 taza de azúcar, 3 huevos grandes, 1 cucharada de ralladura de naranja, 1 taza de jugo de naranja, 1 barra de mantequilla (120 gr), 2 cucharadas de azúcar, 1 1/2 tazas de arándanos frescos (fruta picada).

El asunto va así: precalentar el horno a temperatura media (350°F / 180°C). Rocíe con aceite aerosol para cocinar un molde con orificio al centro (chimenea). Espolvorear 2 cucharadas de azúcar en el fondo del molde. Distribuir 1/4 taza de la fruta y dejar a un lado.

Aparte batir juntos la mantequilla y el azúcar hasta que el azúcar a su vez un color de limón, de 4 a 5 minutos (cremar). Agregue los huevos uno a la vez y mezcle hasta que estén incorporados. Agregue el jugo de naranja y la ralladura. Seguido la natilla y lentamente la harina, la sal y el polvo de hornear. Cuando esto se mezcle todo, mezcle los restantes en forma envolvente (a mano) el resto de la fruta y verter al molde. *Importante, si cree que la consistencia es muy líquida, añada un poquito más de harina, o si por el contrario demasiado seca, pues añade más jugo. Pero esas medidas bastante exactas.

Lleve al horno durante 50 - 55 minutos hasta que el probador salga limpio. Saque del horno y mantenga el queque con el molde por al menos 10 minutos más para que se refresque. Entonces sí, desmolde y deje sobre una rejilla para que termine de enfriar.


Para la cobertura mezcle 1 taza de azúcar en polvo (glass) y 2 - 3 cucharadas de agua, leche o jugo de naranja, solo es cosa de mover y espesar (sin calor) y verter sobre el queque, dejando caer por los lados. Conforme se enfría la cobertura secará y dará su apariencia sólida. Otra opción sería bañar con leche condensada (aunque queda más dulce). 

miércoles, 14 de diciembre de 2016

crema de ayote

En la Cocina Costarricense muchas recetas tienen su historia. Y de esta crema de ayote, mi amiga Agnes nos comparte la suya: 


.... venía de Cartago, creo que de Tucurrique o algo así, el nombre del lugar es lo de menos cuando en cada recta te encontrás una pareja de campesinos vendiendo sus cosechas, el producto de su tierra y su trabajo, a precios ridículos pero con el pecho repleto de orgullo.

En una de tantas me topé con aquellos ayotes de cuento, divinos. Nada más llegar a casa, lavarle el polvo sería, porque son orgánicos y no han sido ni manoseados por una cadena de distribución y reventa. Partirlo en trozos y sancocharlos en el agua que había hervido con olores criollos: chile, cebolla y ajos.

Una vez que estuvo suave lo volvimos puré y de a pocos lo pasamos a la licuadora agregándole leche.

Ahora a hervir a la olla mientras se sazona al gusto, y a mi gusto le gusta la sal, la pimienta negra recién quebrada, un trocito de mantequilla, unas ramitas de tomillo fresco que también lo trajimos de Cartago.

Unas rodajas del pan que quedó de la mañana tostadas en el horno, junto con las semillas del ayote roceadas con sal, que se ponen tostaditicas y no hay ni que pelarlas. Servir caliente y disponerse a disfrutar! 

lunes, 28 de noviembre de 2016

ceviche


Considerada una receta de origen Peruano y donde su principal característica es el uso del "pescado" crudo, la receta toma algunas versiones en otras regiones, donde el procedimiento, el añadir ingredientes o acompañamientos la hacen diferente entre sí, hasta la misma escritura de encontrarla como ceviche o cebiche.

En Costa Rica, también se ha dado el rango de esta término a otras preparaciones de igual presentación, donde se sustituye el pescado, por otros mariscos (uno solo o mixtos), así como frutas como el mango, la guanábana y otras cosas como garbanzos y pollo.

Ahora bien. Nosotros contamos con un tipo de limón ácido llamado "mandarina" por la similitud con esta fruta y que a diferencia del limón criollo (mesino) el cual es verde y jugoso, aporta buen jugo y una acidez perfecta para la receta.

El tipo de pescado varía según gustos, pero el dorado y el marlín son dos de las mejores opciones para realizarla. Fresco y bien lavado se parte en cuadritos y se colocan en un recipiente (vidrio es mejor), se baña con el jugo de limón "mandarina" suficiente hasta cubrirlo. Es la forma de "cocinar" al mismo, se conserva en refrigeración mientras se sigue con la receta.

Aparte se pica cebolla, chile dulce (pimiento), apio tierno y culantro. Bien finito se añade al pescado. Una cucharadita de sal y si le gusta picante, unas gotas de tabasco. Para los efectos de hacer un poco más de líquido, se usa 1/2 taza de refresco carbonatado (gas) dulce tipo ginger ale, sprite y  1/2 taza de refresco soda (con sales minerales) que no es dulce. Se les quita el gas y se añade a la preparación.

Se rectifica sabores y se conserva en refrigeración por al menos 1 hora para que se "tomen" los sabores. En Costa Rica se acostumbra servirlo con salsa de tomate ketchup y mayonesa como salsas complementarias. Además de galletas saladas, yuca hervida, plátano o banano verde o tortitillas tostadas. Lo ideal es consumirlo en las primeras 24 horas.

arroz guacho con pollo


De esas recetas de antaño y muy terruño tico, el arroz “guacho” recibe su nombre por el excedente de caldo y la consistencia que no termina de ser un arroz tradicional, ni tampoco alcanza la categoría de sopa. Siempre habrá quien no vaya a encontrar la gracia, pero para otros muchos esto es un encanto de comida.

Una recomendación fácil es cocinar previamente la carne (pollo, pero también se puede usar posta de cerdo) con suficiente agua a cubrir, especias naturales, que le brinde un buen sabor. Desmenuzar la carne, colar y reservar este caldo.

En una olla, se sofríen los “olores” (cebolla, chile dulce, ajos, apio) en aceite y poquito de mantequilla, una pizquita de achiote para darle color. De inmediato añada verduritas tiernas, peladas y partidas (zanahoria, vainica, chayote, papa), deje sofreír estas también unos minutos y añada el caldo, la carne y deje que alcance el hervor.

Entonces añada un puñito de arroz (1 taza por ejemplo o más según el gusto y cantidad de comensales). Debe ser poco para que se cocine bien con el líquido y que al final siga sobrando caldito. Condimente o rectifique el sabor que ya tenga, mezcle suavemente y deje que el arroz se reviente. Al final un poquito de culantro picado es el detalle perfecto antes de servirlo. 
Otra opción es poner a cocinar costilla de cerdo, con "olores" y vegetales, cuando ya está suave la mismo y aún con buen caldo, se añade el arroz y ahí se deja reventar. 

viernes, 18 de noviembre de 2016

pastel de plátano maduro


Mire que esta receta tiene lo suyo. Plátano "macho" le dicen en otros lugares, pero en este terruño Tico al "maduro" se le disfruta de muchísimas maneras, siendo frito y sancochado las dos primeras instancias. 

Cocina Costarricense les comparte esta receta ya conocida por muchos, que es muy fácil, sencilla y para quienes no se han atrevido a experimentar esta combinación de sabores, les invito a prepararlo muy pronto. Es una comida casi completa. Puede servirse como plátano único o en cuadritos para acompañar el café y casitico de postre si se quiere. Carne molida, quesos y maduros. El secreto o "toque" para un buen resultado, es NO salar mucho la carne. Apenitas darle un gustico y haga ese contraste con el dulce del madurito, mientras los quesos se lucen en sostener y dar sabor a la estructura del pastel. 

Primero: fría en tajadas unos 3 maduros. Escurra en servilla y reserve. Segundo: tenga un par de queso, uno en láminas (blanco, tierno) y otro para derretir o gratinar (tipo mozarella) rallado. Tercero: en una sartén con el mínimo de aceite, sofría una cebolla pequeña, añada unos 300 gramos de carne molida, mueva y "suelte" la carne a cambiar de tono. Añada pizquita de sal, un poquito de salsa tipo inglesa (Lizano) y espere apenas a suavizar. No es necesario recocinar. Aparte. Cuarto: en un recipiente mezcle suavemente 2 huevos. 


En un pyrex engrasado con mantequilla, coloque una capa de maduros, encima quesos y carne. Repita hasta terminar con queso arriba. Tenga el horno precalentado. De último distribuya los huevos encima del pastel y hornee por unos 30 minutos hasta que se gratine (dore) el queso arriba a temperatura media (300° F/180°C). Deje refrescar un poquito y estará listo para disfrutar! 

lunes, 26 de septiembre de 2016

arroz con hongos


Una receta especial para compartir en un buen momento. En lo más simple una ensalada será suficiente para acompañar, o bien una carne a su gusto será una perfecta combinación. El arroz blanco cocinado previamente, para que esté frío al momento de armar, disponiendo unas 3 tazas.

El detalle los hongos blancos (de cajita, de la feria, siendo preferible ante los de lata) por su sabor, textura y presentación. Una caja, que representan 2 tazas, limpios y partidos en tajadas. 

Se prepara una salsa blanca, cristalizando en mantequilla 1 cebolla picada, se añade 1 cucharada de harina, que al mezclar se espesa de inmediato y se le agrega 1 caja (1 tz) de crema dulce* y 2 tazas de leche. Condimentar con ½ paquete de crema de hongos en polvo (unas 3 cucharadas) y añadir los hongos. Apenas se espesa se retira del fuego. (*La crema dulce es crema para batir o chantilly. O bien usar leche evaporada)

Aquí hay dos opciones. En la misma mezcla se añade queso y el arroz frio, se integra todo bien y se pasa a un molde engrasado de mantequilla. O bien, se forman capas en un molde, entre arroz, queso y salsa de hongos. En la parte superior se cubre con queso tipo mozarella y se lleva al horno hasta gratinar. La combinación de quesos se hace con queso blanco rallado (bajo en sal) y queso para derretir (el pizzero funciona bien). Fácil y sabroso. 

viernes, 15 de julio de 2016

Restaurante Lo Nuestro

Costa Rica en muchos aspectos tiene la influencia extranjera, producto de la Colonización, migración y por estar posicionados en el Centro de América. La herencia indígena de nuestros antepasados, la adaptación de nuevos ingredientes y el ingenio y creatividad de los nuevos profesionales en gastronomía dan como resultado la elaboración de excelentes platillos.

En la zona de Grecia, en la Provincia de Alajuela, en un hermoso y pintoresco rinconcito llamado Santa Gertrudis Norte, el Chef Cristian Bonilla, junto al Administrador Jossie Rodríguez, ofrecen por medio de su Restaurante "Lo Nuestro", un servicio de comidas, bocas y antojitos de excelente calidad y buena varidad.


El sello de la Cocina tica se distingue con sus chorreadas, ceviches, el pescadito frito, combinaciones de arroz. En la zona tienen servicio express. Además del bonito recorrido en la zona cafetalera, el cálido clima, disfrutar en este local es toda una experiencia. Para grupos de turismo, senderistas, viajeros, también se les ofrece paquetes grupales.

Están ubicados en la Calle San José, 100 metros de la plaza de Santa Gertrudis Norte. En horario de jueves de 5 a 9pm y viernes a domingo de 11am a 10pm. Aceptan Tarjetas y hacen servicio express en la zona. Más información al teléfono (506) 72517818





lunes, 11 de julio de 2016

Dompling Mami Yetty


Los dumplings son pelotitas de masa que se cocinan en un líquido, como agua, caldo o sopa. Se elaboran con harina y sal y se les añade agua hasta formar una pasta; algunas recetas incluyen puré de papa, queso, huevo. Los jamaicanos fueron los primeros en crear dumplings en el Caribe, que eran de influencia inglesa. Una receta simple de una masa espesa con harina con levadura, agua y sal, fritos en aceite hasta dorar. La receta se extendió por las Antillas y llegó hasta la Provincia de Limón, donde se elabora de forma simple y donde tomó el nombre de “domplin”.

Doña Lidieth Brenes Ramírez, llamada con todo cariño “Mami Yetty”, vecina de la zona de Turrialba tiene su versión en un sustancioso caldo, que sirve para levantar los ánimos  a cualquiera. Ya sea de un fin de semana intenso, o cuando se requiere cargas de buenas energías.

Para 12 personas bien llenitas, requiere de 2 kilos de carne “cecina” en trocitos, 1/2 kilo de frijoles rojos, 1 sobre de cola de res, tomillo, ajos, orégano, culantro, 1 consomé de carne, Sal al gusto, 2 plátanos verdes en rodajas, 1 tarro de leche de coco (390g) y 1 chile panameño.
Es cosa de poner a cocinar la carne con agua suficiente que la cubra y todo lo anterior. Cuando está cerca de hervir, se elaboran los dompling: mezclar harina, una pizca de sal, agua a poquitos. Se forman bolitas pequeñas (del tamaño de un popi – confite) y se incorporan en el caldo a terminar de hervirse con la carne y los frijoles. Una delicia. Todos los sabores se fusionan y se crea algo sin igual. Se puede servir con arroz blanco fresco, tortillitas tostadas o pan con ajo. 

viernes, 8 de julio de 2016

queque de remolacha


Una receta fácil, sabrosa, nutritiva y diferente, con remolacha, que también se le conoce como betabel o betarraga. Por lo general la utilizamos en ensaladas, chutney, pero también se luce en sabor y presentación en esta receta.

Tuve la invitación del programa de Televisión Sabores y en compañía del Chef Daniel Vargas se grabó para transmitirlo. Una grata experiencia de cocinar para las cámaras, aprender las técnicas televisivas, entre el profesionalismo técnico y la espontaneidad de lo que la cocina misma implica. Si ya tener un blog, donde uno intenta dejar fotografías se convierte en toda una experiencia, el grabarlo es un nivel superior, ameno y lleno de adrenalina. Desde aquí un agradecimiento especial para quienes me hicieron partícipe del mismo y a todo el personal técnico y de apoyo. Aquí la receta: 

Empiece por precalentar el horno (temperatura media 300°F/180°C). Cernir los ingredientes secos: 2 ½ tazas de harina integral, 1 taza de azúcar moreno, ½ cucharadita de bicarbonato, ½ cucharadita de polvo de hornear (royal), ½ cucharadita de sal y 1 cucharadita de canela.

Aparte combine 1 taza remolacha rallada bien fina, ½ banano grande en puré (o uno pequeño), 1 y ½ taza de leche de soya (sabor naranja le queda bien), ½ taza de aceite vegetal, 1 cucharadita de jengibre fresco rallado, 1 cucharadita de esencia de vainilla o almendra.

Primero se mezcla los ingredientes secos. Luego se agregan los húmedos y se revuelve bien, pero nunca demasiado, apenas a integrar (si mezcla por mucho rato la masa no sube).

En un molde engrasado y enharinado, se vierte la mezcla y se esparce  encima pasas y/o nueces picadas. Se lleva al horno  por al menos  40 minutos o hasta que al insertar un cuchillo este salga limpio. Deje refrescar y disfrute!
LA PUBLICACIÓN DEL PROGRAMA EN ESTE ENLACE

jueves, 7 de julio de 2016

pastel de guineos


El guineo es una variedad de los plátanos verdes, pero más pequeño y bastante suaves o fáciles de cocinar. Estando verdes se añaden en sopas y caldos, se combinan con frijoles y se convierte en puré. Aprovechando su suave sabor, hoy le ofrezco esta receta para armar un pastel. Puede rellenarse de carnes a su gusto, atún o solo vegetales. Yo he preferido una combinación de camarones y coles de bruselas (repollitos).

Cocine los guineos en agua hirviendo con sal. Puede cortar los extremos de la cáscara, hacer una incisión a lo largo y añadir al agua. Cuando empieza a desprenderse la cáscara se retiran y se terminan de pelar. O bien, se pelan desde el inicio se cocinan directo al agua. Aromatice la misma con ajo y  tomillo para resaltar sabores.
Una vez suave, maje en puré y condimento con pimienta y una cucharada de mantequilla. Un puré compacto.

Aparte prepare un sofrito con olores (cebolla, chile, apio), integre camarones limpios, deje unos 3 minutos a que cambien de color. Añada una salsa de tomate preparada (estilo ranchero) y un puñado de coles de brusela, previamente hervidos en agua y sal también. Procure que la salsa no sea muy acuosa, sino consistente.

El pastel se arma colocando una capa de puré en un pyrex engrasado de mantequilla. El relleno seleccionado, queso blanco rallado y tajadas de queso mozarella o para derretir. Termine con el resto del puré, extienda bien, un poquito más de queso y lleve al horno precalentado, a temperatura media (350°F/180°C) por una media hora, hasta que el queso haya gratinado. Deje refrescar antes de partir y estará listo para disfrutarse.


miércoles, 6 de julio de 2016

chilotes vinagreta

Los chilotes, conocidos en el lenguaje costarricense como los “eloticos tierno”, son de poco consumo en la dieta, primero porque no están de mucha oferta o por que se necesitan muuuuuchos para hacer cualquier receta. Una de las más típicas es el guiso (ver receta AQUÍ) que previamente les había compartido. 

Ahora les ofrezco la opción de hacer una vinagreta con ellos. Y de forma casera, que bien se puede usar la misma fórmula para cebollas, pimientos, coliflores y otras. En los supermercados se encuentran ya elaborados, pero siempre es rico y fácil prepararlos en casa.

Basta quitar las cáscaras y cabellera a los chilotes (1 kilo). Cocinarlos en agua nada más por unos 10 minutos. Se escurren y se dejan enfriar.

Aparte preparamos el jugo, a razón de mezclar 1 taza de agua por ½ de vinagre blanco, 1 cucharadita de azúcar y ½ de sal. Le podemos añadir tomillo fresco o bien 1 ajo en láminas (opcional), así como gotas de tabasco si lo prefieren picantillo.

Se incorporan los chilotes partidos y se deja reposar al menos 24 horas, en refrigeración se mantienen buen tiempo y en sistema de envase de conserva también. Se pueden degustar acompañándolos en las ensaladas o como complemento de cualquier comida.


martes, 5 de julio de 2016

pastel chile dulce verdolaga


Los chiles han formado parte de la dieta humana en América desde al menos el 7500 a. C. Cristóbal Colón fue uno de los primeros europeos en encontrarlos (en el Caribe), y los llamó «pimientos» por su sabor, parecido al de la pimienta negra usada en Europa, del género Piper, y que era una de las razones de sus viajes: encontrar una ruta hacia el Oeste para llegar a las Indias y a sus codiciadas especias, en particular la pimienta. (información Wikipedia)

Aji, pimiento, son términos que también se les denomina. En Costa Rica, la variedad más común es conocida como “chile dulce”. Es más bien de sabor dulcete y se usa como una de las especias básicas de la Cocina Costarricense, para hacer todo tipo de comidas. Se disfruta crudo en ensaladas y añadido en arroz, picadillos, sopas. Enteros se rellenan y se fríen cubiertos de huevo batido para obtener los “chiles rellenos”.

Hoy les comparto esta receta usándolos como base de un pastel. Es necesario primero eliminar su cáscara o piel, para lo cual se barnizan de aceite y se pueden pasar por una llama de fuego (cocina de gas, leña), bien en el horno o dentro de una bolsa plástica en el microondas. Bajo el chorro de agua o dentro de un recipiente con agua se les elimina fácil el “pellejo”, se parte a lo largo y se les extrae las semillas, tratando de obtener una bonita pieza. Es como intentar hacer una lasaña sustituyendo la pasta por chiles.

Aparte cocine carne molida, cristalizando primero cebolla, chile dulce picado, ajos, apio, tomillo y luego añade la carne. Sal y condimento al gusto y mueve hasta que dore y se suelte. Reserve.
Una de las plantas rastreras de las zonas rurales en nuestro país es la verdolaga, que he querido usar para darle un aire más típico o folcklórico. Con un puñado de ellas, se lavan bien, se desinfectan con gotas de limón o vinagre y se pasan por agua caliente solo para ablandar. Estas servirán de relleno, junto a hongos blancos (crudos o de lata). Puede usar otro tipo de hojas (espinacas) o vegetales como relleno.

Para armar el pastel, barnice con mantequilla un recipiente o pyrex de horno. Coloque una capa de salsa natural (natural o preparada), luego una primera capa de chiles dulces, carne, verdolaga, hongos y queso (mozarella y blanco) y repita el mismo orden hasta terminar en queso arriba.

Distribuya unas pelotitas de mantequilla en la parte superior y lleve al horno precalentado a temperatura media (350°F/180°C) por unos 30 minutos al menos, hasta que el queso haya gratinado. Deje refrescar antes de partir. Servir como una entrada o bien acompañarlo con arroz blanco o puré de papas como plato principal. Estoy seguro que les va a encantar.



miércoles, 22 de junio de 2016

garbanzos


Para quienes deseen variar su dieta mediante la incorporación de energía saludable, vitaminas, minerales y fibra, el garbanzo es una buena opción, versátil y de agradables sabor que puede dar origen a múltiples y diversos platos. En la Cocina Costarricense se lucen mucho al combinarlo con diferentes tipos de carne, o la incorporación de otras verduras. 

Si utiliza garbanzo crudo es necesario dejar en remojo varias horas antes para que se cocine con más facilidad.  
Primero se cocina la carne, trozos de pollo o una pechuga y posta de cerdo en trocitos o costilla. Se colocan en una olla con suficiente agua, especias como tomillo, orégano, cebolla, chile dulce, apio y muy poquita sal. Una vez suave la carne se retira de la olla, se deja entibiar y se desmenuza. Si desea puede colar el caldo o bien sacar con cuidado las especias vegetales. 

En el mismo caldo entonces se añaden los garbanzos escurridos y se deja cocinar hasta que estén suaves. Con ellos también se coloca zanahoria en trocitos y papa.  Si es en olla de presión en unos 20 minutos pueden estar, en la convencional tarda más. 
Una vez suave, se regresa la carne, se rectifica la sazón, una cucharadita de achiote, se le pone un poquito de culantro, se tapa y se deja unos 5 minutos a que se tomen los sabores. 

Estará listo para servir, acompañado de arroz blanco o bien como una entrada o boca de fiesta. 

chop suey tico



Esta receta es de origen Chino - Estadounidense (según la wikipedia) y su nombre significa trozos mezclados. Es la combinación de pasta rizada con carnes y vegetales. Bien puede prepararse seco o en salsa. En los restaurantes Chinos, por lo general la salsa es predominante y con fuerte sabor y color a soya.  Entre gustos y adaptaciones, la siguiente es una forma casera que se luce en muchos de los hogares de Costa Rica y de las que más me gusta a mi.

La pasta es especial y se consigue así en los supermercados. Basta poner a calentar agua y una vez que alcanza el hervor, apagar el fuego y añadir ahí la pasta y dejar descansar unos 3 minutos. Escurrir. No obstante, también puede mantenerse en un recipiente con agua a temperatura ambiente mientras se va trabajando la receta. No requiere de aceite ni sal, en ninguna de las dos opciones.

Puede usarse 1 pechuga de pollo y al mismo tiempo trocitos de posta de cerdo (costilla). Se ponen a cocinar con suficiente agua, especias (cebolla, chile dulce, tomillo, orégano, apio, ajos), sal y condimento). Una vez que esté suave la carne, se saca del caldo, se desmenuza el pollo y se pica en trocitos la carne. Se reserva carne y caldo por aparte.

Se cocina aparte verduras tiernas picadas en trocitos (chayote, zanahoria, coliflor, brócoli), solamente en agua y una pizca de sal. Lo importante aquí es que deben quedar al DENTE, es decir crocantes, no muy suaves. Se escurren y se reserva.

Para armar el chop suey, en una olla se pone un poquito de aceite, se cristaliza 1 cebolla picada en plumilla, chile dulce en tiras, se añade 1 taza de salsa de tomate preparada tipo ranchera, 1 sobre pequeño de pasta de tomate y unos 2 tomates grandes picados o rallados. Se condimenta con achiote y se vierte un taza del caldo donde se cocinó la carne. Adicione consomé, salsa inglesa, pimienta.

Incorpore las verduras, añada aquí también 1 tallo de apio picado en rebanadas delgadas. Siga con la carne y de último la pasta a mezclar bien los ingredientes. *Puede añadir más caldo, según sea su gusto, de la cantidad de líquido en la receta. Así se sirve en porciones individuales.

Los Costarricenses somos dados a mezclar harinas, por lo que para muchos es placentero también acompañar cualquier pasta (y esta en especial) con arroz y frijoles. Ahí les queda!


viernes, 29 de abril de 2016

escabeche de bambú


Este es un delicioso platillo típico de las fincas bananeras de Palmar Sur, que con la llegada de inmigrantes de origen asiático se incorporó a la dieta de sus habitantes. Los que hemos probado esta delicia, podemos dar fe de su crujiente y exquisito sabor. (Receta facilitada por Ricardö Araya Röjas)
Ingredientes: Bambú tierno (brotes o cojollos), cebolla, zanahoria, coliflor, vainicas, sal, chile picante al gusto.

Preparación: Se toman los cojollitos tiernos del bambú, se sancochan en agua, se bota el agua y se lava con agua limpia. Esta acción se repite dos veces más.


Cuando ya están lavados por tercera vez, se pican, se le agrega el vinagre, la cebolla, la zanahoria, coliflor y la vainica previamente sancochada, sal y se revuelve bien. Luego se le agrega el chile picante al gusto y está lista para servir. También puede dejarla reposar un día para que agarre más sabor.

sopa de pescado



Mire que funciona como una rica entradita
o en fin de semana como una boquita
Primero pone agua en una olla a calentar 
papas, zanahorias y elote que no puede faltar
todo pelado y bien picadito
consomé de camarón para darle un gustito
puntica y de sal y pimienta un toquecito. 

Ya cuando las verduras empiezan a suavizar
trocitos de pescado le va usté a agregar
unas hojitas de verde y tierna espinaca
y otras de culantro que a todos encanta. 

Ya cuando esté lista para servir 
una picadura de cebolla le puede añadir
cebollita morada bañada de limoncito
culantro y apio bien picadito
una sopita de esas que pone a sudar
que en la Cocina Costarricense no puede faltar!

miércoles, 27 de abril de 2016

tortas de berenjena asada


La berenjena es una verdura muy sabrosa y con múltiples propiedades beneficiosas para la salud,  puede ser consumida de diversas formas y en distintas preparaciones, aunque siempre debe comerse cocida, ya que contiene solanina, una sustancia tóxica que puede producir trastornos digestivos y dolor de cabeza y que se elimina mediante la cocción.

Una forma sencilla y que conserva sus propiedades y sabor es prepararla asada. Se parte en mitades a lo largo, se le hacen incisiones con un cuchillo y se pintan de aceite. Se lleva al horno por una media hora hasta que ablande. 
Luego con cuidado se saca la pulpa y se desecha la cáscara. A la pulpa se le condimenta con pizca de sal, hierbas secas, 1 taza de queso blanco rallado, 1 huevo. Puede añadirse un poquito de harina para compactar la pasta. 
En un sartén con aceite caliente, vierta en cucharadas la preparación y deje cocinar por ambos lados. Escurra en servilleta y use como guarnición de su comida. 

martes, 26 de abril de 2016

canelones vegetarianos


De las recetas con pasta que tienen siempre una presentación especial están los canelones. En una forma muy típica de la Cocina Costarricense, se rellenan con arroz mezclado con carne molida; pero también se usa atún, carne picada y hasta con mayor volumen con una pasta entre puré de papa y cualquiera de las carnes.

Una forma sencilla, pero con muy sabor es hacerlos sin carne, rellenos de queso y acompañados de vegetales.  Lo primero será cocinar vegetales (no usar de lata). Zanahoria, vainica cocinados al vapor (o hervidos al dente).
Preparar una salsa de tomate, haciendo un sofrito con cebolla, chile dulce, ajos, tomillo, apio, luego añadir tomate natural rallado. Una vez cristalizadas las especias, se incorpora poquitos de agua y se le añaden unas cucharadas de crema de tomate en polvo, para dar sabor y espesar. Se añaden ahí los vegetales y un taza de guisantes ya cocinados.

Aparte se cocina la pasta según las instrucciones del paquete y se rellenan con tiras de queso blanco. Para darle más cuerpo y presentación, se puede pasar por huevo batido y freir. O bien, colocarlos todos en una bandeja, barnizar con huevo batido y llevar al horno precalentado, unos minutos apenas que el huevo sella y entonces verter la salsa encima.

Bañe con queso blanco tierno (no es necesario que sea mozarella) y deje hornear hasta que el queso se gratine. Servidos con una ensalada se lucen bien. Al mejor estilo costarricense donde se permite combinar harinas, se acompaña con arroz (y frijoles) y se disfruta de una receta muy rica.


jueves, 21 de abril de 2016

berenjena con atún

Para quienes gustan de este singular vegetal, les sugiero siempre preparla en estilo pastel o lasaña, combinado con salsa de tomate y queso. El relleno se puede hacer con otros vegetales, incluyendo zapallo (calabacín, calabacita, zuchinni), tajadas de tomate y hongos blancos. 

Lo importante como siempre, es reducir el sabor amargo de la berenjena. Se parte en rodajas un par de berenjenas y se dejan unos 15 minutos en agua con sal. Escurra y seque con papel servilleta para evitar la humedad. Condimente al gusto, pero no con sal. Luego las pasa por una plancha o sartén apenas con el mínimo de aceite y deje que cambie de color por ambos lados. Reserve



Aparte prepare una salsa de tomate natural e incorpore una salsita comercial tipo ranchero. Añade ahí mismo, aparte del calor,  1 lata de atún a su gusto y otra de atún con jalapeño.

Con ambas cosas listas, se arma el pastel en capas en un pyrex, alternando entre salsa, las berenjenas y quesos (blanco y mozarella). Lleve al horno a temperatura media por una media hora o hasta que la gratine. Eso sí, deje al menos entibiar antes de partir. Sirva con arroz y una ensalada. 

lunes, 18 de abril de 2016

picadillo de papaya con chorizo


La fruta de la papaya cuando está verde, se consume también y se usa como vegetal en las recetas de la cocina Costarricense. La más típica es en picadillo, aunque también se puede usar en miel. La combinación con carne es a su vez la más aplicada, sin embargo mezclarla con chorizo da un buen resultado.


Desgrasar el chorizo equivale a tener una buena presentación y que sea más liviano. Lo primero que se recomienda hacer es poner agua a calentar. Una vez hirviendo se añade el chorizo sin la cobertura (tripa), se deja unos minutos a que suelte la grasa, se escurre y ya frío se pica fino.

Aparte en una olla con un poquito de aceite, se sofríe cebolla, chile dulce, ajos, tomillo, culantro de coyote, apio. Se añade el chorizo y mezcla bien. Conforme toma calor sigue soltando grasa y con una cuchara se va retirando la misma. Una vez casi seco, se le pone achiote y la papaya cocinada y rallada, se condimenta al gusto y de último se le añade culantro bien picadito.

La papaya a su vez, al inicio se le hacen incisiones a lo largo de la cáscara para que emane el latex. En unos tres minutos, se pela y se eliminan las semillas. Se pone agua también a hervir y se añade la papaya en trozos grandes. Solo unos 5 minutos. Se escurre y se deja enfriar. Entonces se pasa por la parte gruesa del rallador o por un procesador de alimentos con esta función.


jueves, 14 de abril de 2016

espuma de mora


Este delicado postre se prepara muy fácil. Y Cocina Costarricense les regala la receta. Puede usarse cualquier fruta, pero la mora dulce le dará un color y sabor especial. Licue un puñado de moras con 1 y 1/2 taza de agua, cuele para obtener 1 taza de pulpa de la fruta. 

Aparte hidrate 2 sobres de gelatina pura en 1/2 taza de agua caliente. O bien hidrate en agua a temperatura ambiente y luego lleve al microondas por 20 segundos a convertir en líquido. 

Disponga de una lata de leche evaporada, que haya estado refrigerada buen tiempo (incluso 1 hora en el congelador). Vierta en un tazón grande y con hágala crecer con la batidora hasta que doble su volumen. Añada la gelatina diluida, las moras y 1/2 taza de azúcar (o sustituto) granulado. 

Mezcle bien y vierta en un molde (o tacitas individuales) y lleve a refrigeración unas 2 horas o hasta que corte. Así de simple, fácil y rico! Decore al gusto y que lo disfruten.

martes, 12 de abril de 2016

tamal asado con costra


Entre las recetas tradicionales de Costa Rica, las elaboradas con masa de maíz están entre las más populares y el "tamal asado" es una de las favoritas.  Se prepara una masa aliñada con ingredientes lácteos y se cocina en una olla forrada en las hojas de plátano en horno de barro o bien sobre un fogón. Sobre la olla se colocan más hojas y carbones para que la cocción sea uniforme y se haga una especie de costra en todo su alrededor.

Sin embargo, la receta puede hacerse en horno convencional, pero colocando algunos ingredientes sobre la base para que al cocinarse se forme una "costra" que le brinde una textura crocante y de mejor presentación y sabor. 

Para esta receta se requiere 1 kilo de masa de maíz (maíz cocinado y molido), 1/2 kilo de queso blanco rallado (dividido en dos partes), 1 taza de azúcar, 1 cucharada de vainilla, 3 huevos enteros, 60 gramos de mantequilla derretida, 1 taza de natilla casera, 1/2 taza de leche en polvo diluida en 1/2 taza de agua (la receta original lleva leche agria), 1 taza de coco (dividida). 
*puede usarse masa en polvo humedecida con agua tibia para lograr la textura*

En una olla que se pueda llevar al calor, coloque la masa, con el mitad del queso, la mitad del coco, 3/4 de taza de azúcar, huevos, vainilla, mantequilla y leche. Mueva a integrar bien los ingredientes. Lleve al cocinar a temperatura media, mueva en todo momento, mejor con cuchara de madera, hasta que espese cuidando que no se pegue al fondo. 



Vierta la mezcla en un molde engrasado de mantequilla. En un tazón combine el resto del queso, azúcar y coco. Distribuya sobre la mezcla y lleve al horno precalentado a cocinar por unos 45 minutos hasta que dore y el centro esté firme (350°F/180°C). Los últimos minutos deje solo la parte superior del horno para dorar la capa de la costra. Retire y deje enfriar por completo antes de partir. Es perfecto para acompañar el tiempo del café. 

lunes, 22 de febrero de 2016

curuba


Curuba, granandillas, taxo, tumbo o parcha es una fruta pasiflorácea, nativa de la cordillera de los Andes entre Venezuela y el norte de Chile. Son enredaderas de tallo cilíndrico pubescente, de hojas obovadas, trilobuladas y aserradas en las márgenes. La flor es péndula y de bellos colores rojos o violetas. El fruto es una baya oblonga u ovoide con cáscara gruesa y blanda, verde clara que se vuelve amarilla al madurar. Contiene múltiples semillas obovadas, con arilo anaranjado, suculento y comestible. Es de la misma familia de las Maracuyá, Granadilla, Granadillas, Pasionaria, Frutos de pasionaria, Fruta de la Pasión, Fruto de la Pasión, científicamente Passiflora edulis.

En Costa Rica se da con muy buen resultado. Así sola o para elaborar refresco natural. Yo simplemente la licué con agua y la endulcé, le puse hielo y listo.



Esta es una excelente sugerencia de receta de fresco con leche: Licuar la curuba como si fueras a hacer un fresco muy concentrado, se endulza y se separa en un recipiente una vez colado. Licuar aparte leche y endulzarla también, poco a poco, sin detener la licuadora, se empieza a agregar el jugo de curuba endulzado hasta que se haga espuma. El orden de los factores no altera el producto, pero se endulzan ambas porciones para luego mezclar, el mismo principio que usarías para hacer una piña en leche.


jueves, 18 de febrero de 2016

tayuyos


El término tayuyos se refiere en el vocabulario costarricense a "lío" o "envoltorio". Estar "envuelto en una determinada situación". Tayuya por su parte se refiere a una porción de comida envuelta en tortillas de maíz, como por igual se le dicen "gallos", pero más pequeños o más estilo rollos.

Entre la variedad de tamales que se preparan en Costa Rica, se encuentra esta receta que es la versión para “bocas” de los tradicionales tamales mudos. Se destaca por ser de un tamaño muy pequeño (minis-tamales) y por usarse papel de aluminio en lugar de la hoja de plátano.  Justo por estas características, mucha gente se refiere a ellos como tamales tayuyos o tan solo tayuyos.

Justo este mes de diciembre que se llevan a cabo tantas reuniones familiares y de amigos, que se cierran tiempos académicos y laborales, que es tiempo de compartir y regalar, nada mejor que hacerlo con presentes comestibles y esta receta nos salva la tanda.

Se prepara la base con masa de maíz, al que se le mezcla puré de papa y consomé de pollo diluido en agua tibia, o bien, se va añadiendo caldo preparado para obtener una masa manejable. El caldo o líquido a usar debe estar bien condimentado, con salsa tipo inglesa, cominos, pimienta molida o gotas de tabasco.

Se parten cuadros de papel aluminio, y se coloca una pequeña cucharadita de masa. Se le cubre con un poquito de frijol molido (de lata o preparado casero) y un pedacito rectangular de queso (de su elección, pero que no sea cheddar, pues este se derrite).Otra opción es rellenarlos de frijoles "arreglados", es decir majados y aliñados con especias y colocar una tirita de chile dulce arriba.



Lo bonito de la receta viene aquí. Deben cerrarse cada tamalito uniendo los extremos del papel, de manera que vaya cerrando bien para que no se meta el agua, y queden en forma de confitura, primero el lado màs largo y luego las puntas. Si lo considera necesario puede usar doble forro de papel; pero no se amarra.
Luego se ponen en una olla con agua fría, que vaya calentando hasta llegar a hervir. Un consejo es colocar un objeto pesado sobre los tamales, pues tienden a “flotar” y son propensos a romperse o que se les introduzca mucho el agua. Bien puede ser otra tapa de una olla más pequeña.

En cosa de 30 minutos pueden estar. PERO mucho cuidado, pues el aluminio conserva bastante calor, por lo que DEBE DEJAR ENFRIAR casi por completo (tibios) para abrirlos. Pueden consumirse tibios o frios ya sin el papel. Como buen tico, tengo que agregar que el sabor no será nunca el mismo que hechos con hojas de plátano, pero esta es una bonita y diferente forma de preparar estas boquitas. Provecho!

jueves, 11 de febrero de 2016

sopa de berenjena


Es tan interesante la historia y propiedades de la berenjena como su mismo aspecto físico. Para mí es uno de los frutos vegetales más exóticos en su forma, color y brillo. Su textura y sabor sorprende en sus diferentes opciones para prepararla.

Originaria de la India y luego extendida su producción en muchas otras zonas, incluyendo Costa Rica, tenía mala reputación al inicio de la historia, pues se creyó que producía locura, entonces se le conocía como “manzana loca o manzana de la ira”. Luego se estudió más a fondo y se descubre que es útil para el sistema circulatorio, bajar el colesterol, ayuda contra la aterosclerosis, combate las células cancerígenas y muchas otras razones nutricionales y médicas. Lo que pasa es que tiene alcaloides (solanina), que al consumirse cruda si puede afectar la salud, siendo recomendable consumirla siempre cocinada.

Creo que sí hay algo de locura con tan simpático fruto! Tanto beneficio y variedad de recetas, con resultados tan sabrosos como la sopa que hoy les comparto, te alteran las ideas y las ganas de volver a probarla una y otra vez! 
Esta receta se hace a partir de la berenjena rostizada (al horno), adaptada de una original servida con escalopines y crutones de pan de nueces o linaza;  yo le puse unas verduritas y usé tostaditas de pan, pero la esencia es la misma y es para recomendar servir de entrada, o bien cuando el plato fuerte sean carnes, pues tiene propiedades desgrasantes. 

Requiere 2 berenjenas medianas, firmes y con buen brillo, que no estén golpeadas, 4 tazas de caldo de pollo o de vegetales, 2 papas pequeñas, 1 zanahoria pequeña y 3 vainicas tiernas, 1 pechuga de pollo, 2 ajos, 1 cebolla, sal, 1 limón ácido. Puede omitirse el pollo y hacerla solo de vegetales.
Parta las berenjenas en mitades a lo largo, haga unas pequeñas incisiones en la parte expuesta y barnícelas con aceite. Póngalas en una bandeja y lleve al horno por unos 30 minutos hasta que suavicen y la cáscara se arrugue.

Mientras ponga en una olla a cocinar el pollo 4 tazas de agua, sal, ajos y cebolla. Cuando esté listo el pollo, retírelo del caldo y añada ahí las verduritas partidas en trocitos a fuego medio. Desmenuce la carne y reserve. Al estar listas las berenjenas se retiran con cuidado del horno y se extrae con una cuchara la pulpa que ha de estar suave y se eliminan las cáscaras. Se licua la mitad de la pulpa con 1 taza del caldo y se integra de nuevo a la olla. La otra parte de la pulpa se puede majar con tenedor y también se añade al caldo. Se deja calentar solamente a integrar sabores.

Para servir, se vierte una porción del caldo en cada taza; Yo les recomiendo saborear este caldo así sencillo porque tiene un sabor muy especial; para luego que cada quién le añada un poquito del pollo desmenuzado y jugo de limón. Se acompaña con crutones o tostaditas de pan.