viernes, 20 de marzo de 2015

rosquillas de anís


Este tipo de rosquillas quedan crocantes al salir del horno. Su dureza muchos las disfrutan para acompañar el café. Pero luego con la humedad del ambiente, puede que empiecen a suavizar. Ahí es donde uno va midiendo qué tan rápido o no las gasta. 

Vea que es una recetica que el anís es el que le da su toque y está destinado para aquellos quienes gustan de este ingrediente. Puede aumentar la cantidad del mismo, si así lo prefiere. Cocina Costarricense les comparte la receta. Requiere de 2 huevos, ¾ de taza de azúcar, 1 cucharadita de levadura instantánea, 1 cucharadita* de anís en gramo, 2 clavos de olor, ralladura de cáscara de limón o naranja, 1 cucharada de miel de tapa de dulce (o miel de abeja), ¼ taza de aceite, 3 tazas de harina.


Primero caliente el aceite, añada clavos de olor y anís. Frialos a que suelten bien su aroma en el aceite. Deje enfriar y pase por un colador y reserve el aceite. Precaliente el horno a 180°C/300F (también puede añadir más anis a la masa)

Una en un solo recipiente todos los ingredientes. La harina no la integre completo, sino que la va añadiendo a poquitos, hasta que logre dar el punto a la mezcla, que tendrá una consistencia pegajosa. Para manipularla, úntese aceite en las manos, tome pequeñas porciones, haga rollitos y cierre en forma de rosquilla.

Colóquelas en una bandeja, que tenga en la base papel encerado, de manera que guarden distancia entre ellas. Lo más 15 minutos deben estar al horno. Apenas vea que van dorando, es tiempo de sacar y dejar refrescar antes de sentarse a disfrutar estas ricas rosquillas. Que las disfruten!

2 comentarios:

Samay Corrales dijo...

Hola buenas para cuanto alcanzan esta receta??

Samay Corrales dijo...

Hola buenas para cuanto alcanzan esta receta??