martes, 4 de noviembre de 2014

queque gelatina de limón


Hacer un queque simples para acompañar el cafecito de la tarde no es nada complicado. Cuando uno no se ha metido a hacer un queque le parece mucho esto con lo otro, pero ya después de un par de veces, tiene para decir … ah.. si es un queque!! (así de fácil – entre los vocablos del costarriqueñismo). Darle un aire diferente, entre color y sabor a limón, se logra incorporando un sobre de gelatina en polvo. 

Aquí le dejo la receta para que la tenga a mano, bueno en la pantallita, ya más de un virtual prójimo solo así le gusta. 1 barra de mantequilla  de 120gr (margarina o lactocrema), 1 taza de azúcar, 2 tazas de harina, 1 limón ácido verde (ralladura de la cáscara y jugo), ½ taza de jugo de naranja, 2 cucharaditas de polvo de hornear (royal), 3 huevos, 1 cucharadita de vainilla (opcional), 1 sobre de gelatina de limón 80gr., ½ taza de leche*(para ajustar).

Precaliente el horno a temperatura media. Empiece por batir la mantequilla con el azúcar hasta formar primero borona y luego que se vaya haciendo como una crema. Añada 1 huevo a la vez. Deje que se integre bien cada uno antes de añadir el siguiente. Luego la vainilla, el jugo de limón, la ralladura y el jugo de naranja. Agregue el polvo de la gelatina y las gotas de colorante.  Cierna harina y royal  y vaya añadiendo a poquitos hasta completar. Si la mezcla está muy espesa integre lentamente la leche hasta dar punto, pero sin que sea muy húmedo.

Pase la mezcla a un molde engrasado y enharinado y lleve al horno por unos 30 minutos, a 180°C / 350°F hasta que esté dorado. Compruebe que el centro esté firme punzando y verificando que salga limpio el cuchillo o palito de madera. Deje enfriar por completo antes de desmoldar.


Creo que funciona mejor en un molde tipo chimenea (agujero al centro) para que se cocine en forma pareja y la presentación se luzca mejor. Pero la que sigue (para el otro cumple) lo haré en un molde rectangular a ver qué pasa! A veces me dan ganas de comer algo rico y diferente,  entonces me acuerdo de este verde queque, lo hago y se me pasa!

2 comentarios:

dulce frivolidad dijo...

Ha quedado precioso, me encanta el color. Aquí en España la misma gelatina de la misma marca es de color amarillo por lo que no nos saldría con ese tono verde tan brillante.

Luis González dijo...

Hola Dulce Frivolidad. En realidad el color pastel se luce. Y con un lustre (betún) rojo o de otro color bien vale para una completa presentación.
La idea es aplicar la gelatina para dar un tono singular, si no lo tienen en verde, pues a usar el que más agrade según lo disponible.