domingo, 8 de junio de 2014

pollifrijo

El arte en la cocina, va más allá de las técnicas, manejo de sus ingredientes y los utensilios para plasmarla. Cocinar es pasión, inspirarse, antojar y adaptarse según los ingredientes que se dispongan. Muchas veces también se crean recetas a conveniencia o necesidades según cada comensal o gustos en particular. Destaca mucho la forma de presentar un plato y la perfecta combinación entre todos los ingredientes.

En el menú de bocas o platos pequeños en Costa Rica, sobresale el famoso “chifrijo”, una combinación de chicharrones (de cerdo) y frijoles, receta que publiqué en esta ENTRADA, citando sus orígenes y forma de preparación. Cada quien y en cada lugar siempre intentan dar una nota personal en su presentación, siendo el intercambiar frijoles por cubaces como nota más elevada, hasta hacer versiones picantes.


En una forma más liviana o considerando a las personas que no les gusta o tolera el cerdo, les propongo realizar esta misma versión usando carne de pollo. Si bien hoy en día también se ofrece en el comercio chicharrón de pollo, considero que usar pollo asado va mejor, en el sentido que lleva menos grasa y si se ha cocinado a las brasas, mantiene un sabor especial.
Entonces para el “pollifrijo” se va a necesitar de 500grs de frijol tierno, que se cocina con agua suficiente a cubrir, con 1 cebolla, chile dulce, ajos, ramita de tomillo, orégano y cucharadita de sal. Yo incluí un par de trozos del mismo pollo asado y el caldo tomó un buen sabor en general. Una vez que hierva, serán cosa de 10 a 15 minutos para que los frijoles estén suaves. No es necesaria la olla de presión.

Disponga de arroz blanco, preparado de forma habitual. Un pico de gallo, elaborado con 4 tomates partidos en cuadros, cebolla, chile dulce, apio y culantro, todo bañado en jugo de limón, gotas de salsa inglesa y un chorrito de salsa de tomate (kétchup). El pollo asado puede usar solo pechugas o un pollo entero, picado en cuadros. Para acompañar siempre serán bienvenidas las tortillitas fritas y trozos de aguacate.



Se arma el pollifrijo, sirviendo una base con 2 cucharadas de arroz, 1 cucharada sopera de frijoles (puede incluir un poquito de su caldo), 1 cucharada grande de pico de gallo, varios trocitos de pollo y los acompañantes elegidos. Una versión que aquí en “Cocina Costarricense” hemos disfrutado de su variante y armonía de ingredientes. Les queda la invitación abierta a probarla y para los lectores que tienen Bares, sodas y servicio de bocas, esta puede ser un buen platillo para ser incluido en su menú. Saludos. Luis González

3 comentarios:

Pilar dijo...

Me admira la gracia que tenéis para incluir los frijoles en tal cantidad de recetas. Aprendí el Pico gallo contigo y es ya algo habitual en mi cocina. Un abrazote y hasta pronto

Vanessa Carvajal dijo...

Una entrada de lujo, desde el comienzo. La opción de reemplazar el cerdo por pollo, les viene muy bien a muchos y con lo rico que es el pollo asado ¡Yo me apunto! Apenas para la reunión familiar del fin de semana que se avecina. Gracias por compartir su versión.
Luis, en la receta de Chanfaina, la pasta de ají amarillo que usaste se consigue en el país.
Saludos, feliz tarde.

Luis González dijo...

Pilar, siempre te imagino saboreando el pico de gallo con tus mediterráneos platos y en perfecta combinación, pues con muchos calza. A los ticos, ya solo un poco de arroz blanco y el pico de gallo es para fiesta! ASí que en estas combinaciones se lucen más.

Vanessa, yo había comprado el Ají en Perú cuando estuve de visita por allá. Pero si es factible conseguir en algún supermercado de productos importados, de alguna pasta similar. Incluso ya se cosechan los aji anaranjados en el país, teniendo la opción de hacer algún tipo de pasta similar casera.