jueves, 26 de junio de 2014

atol de nance

El nance o nanche (Byrsonima crassifolia) es una fruta amarilla al estar madura, con una pulpa blanca, de fuerte aroma y un sabor muy marcado, tiene una semilla negra dura y son pequeñas en promedio (menos que una aceituna). Justamente la característica de su olor, hace que sea del rechazo de muchos o del pleno gusto de otros. 
Se consume como fruta fresca madura, hay quienes añaden chile en polvo. Se usa en refrescos naturales, en helados en agua o leche (ver aquí mi receta) y también se disfruta en atol caliente. El atol es una preparación espesa, que sirve de postre o de antojo a cualquier hora del día. También se puede mantener en refrigeración y servir frío.

El ato
l se puede hacer con arroz, poniendo a remojar 1 kilo de nances en agua por unas horas. Luego se muele (separar pulpa de semilla) y se cuela. Aparte se pone ½ taza de arroz crudo a remojar el mismo tiempo que la fruta. Luego ambas cosas se unen en una olla y se pone a cocinar con leche, azúcar y especias. Se deja hasta espesar y se retira para servir tibio.


Otra opción es lavar bien 1 kilo de nances, ponerlos en un recipiente y añadir agua suficiente a taparlos. Con las manos se exprime la fruta madura, para separar la semilla que se desecha. La pulpa extraida con el agua se licua y se cuela. Se vierte en una olla y se pone a cocinar. Se le añade más agua (o leche) y azúcar al gusto. Se deja hervir moviendo en todo momento.

Al iniciar el hervor se le añade ½ taza de maicena disuelta en ½ taza de agua. También puede usar harina de sagú u otro espesante. En pocos minutos se espesa, se retira del fuego y se sirve caliente. También se le puede añadir vainilla, especias en polvo como clavo de olor  canela.