lunes, 12 de mayo de 2014

zapotillo cajetas de arroz


Podría entenderse “zapotillo” como diminutivo o despectivo de la fruta zapote; aunque también existe un árbol con tal nombre en las zonas del Pacífico. Pero en la cocina de antaño se le entregó a una receta que consiste en un dulce, tipo cajeta suave o mazapán de forma redonda, a base de arroz y cubierto de canela en polvo.

Entre la información que se cita en diferentes fuentes se menciona como ingrediente básico el arroz. En un caso se usa el arroz crudo y remojado en leche o agua y en otros casos el arroz ya cocinado en forma muy simple, lo que me parece una mejor forma de utilizar esos “poquitos” que a veces quedan y que pueden sacarles un provecho extra, razón por la cual seguí este opción. En cualquiera de las dos opciones, la receta original indica pasar los “zapotillos” por canela en polvo. Dado que es un ingrediente de sabor fuerte, me he limitado a rociar con tan solo un poquito.

Para elaborar este postre requiere como ingredientes, 2 taza de arroz blanco cocinado con el mínimo o nada de sal, 2 tazas de azúcar blanca granulada (corriente), 3 tazas de leche líquida, 1 cucharada de vainilla, 5 clavos de olor y canela en polvo en cantidad a su gusto. Como ingrediente extra, añadí 1 taza de coco deshidratado (puede omitirlo).


Coloque la leche con el azúcar, vainilla y los clavos de olor en una olla al fuego. Deje calentar y antes de que hierva añada el arroz (y el coco si decide ponerle). Cocine, moviendo constantemente hasta que se espese. Trate de raspar el fondo de la olla en cada movimiento para asegurarse que no se pegue. Conforme el líquido se va secando, la mezcla se irá desprendiendo de las paredes de la olla y tomará un tono pálido.
Una vez que toma “punto” (espeso y se ve el fondo de la olla) se vierte en un recipiente o bandeja barnizada con mantequilla y se deja enfriar a temperatura ambiente e incluso en refrigeración. Luego se toman cucharaditas de la mezcla y se forman bolitas (o les da forma de peras).

Rocíe con canela en polvo y sirva sobre cápsulas de papel o sobre hojas de naranja o limón tierno. También podría ponerle un clavito de olor para decorar. La sencillez de la cocina Costarricense y el dulce rescate de disfrutarla en nuestros tiempos!

*Si se hace con arroz crudo, deberá dejarse remojar, para luego moler o procesar, usando tan solo 1 taza (según reza la teoría, cosa que no he probado en la práctica)*