miércoles, 30 de abril de 2014

tamal de pejibaye horneado


El pejibaye, fruto de la palma con igual nombre, es sin duda uno de los alimentos representativos de Mesoamérica. En otros lugares también se le conoce como “chontaduro”. En Costa Rica, dada la excelente y buena producción, lo disfrutamos casi a lo largo del año y después de saborearlo en su forma más simple con mayonesa, se disfruta en una gran variedad de recetas dulces y saladas, que puede encontrar en la sección de etiquetas aquí mismo en el blog. 

Aplicando la misma técnica de los tamales de elote, envueltos en hojas y cocinados al horno, Cocina Costarricense les comparte esta opción que se luce muy típica y cobra un sabor extra por la combinación de sus ingredientes. Requiere como ingredientes 2 tazas de harina cernida con 2 cucharaditas de polvo de hornear (royal), 1 taza de pejibaye cocinado, pelado y rallado; ½ barra de mantequilla (60gr), 1 cucharada de vainilla, ½ taza de leche*, 2 huevos, 1 taza de azúcar, 1 cucharadita de sal. Opcional pasas o arándanos o trocitos de pejibaye adicional.

Precaliente el horno a temperatura media. Bata la mantequilla hasta que esté cremosa, añada  poco a poco el azúcar y continúe batiendo, luego los huevos y vainilla. Incorpore el  pejibaye y la harina. Finalmente la leche, calculando un mínimo de ½ taza, pero puede añadir más para que la mezcla no quede muy compacta.  Al final incorpore pasas o trocitos extra de pejibaye, mezclando suavemente con la pasta. La misma debe tener una consistencia para tomarse en cucharadas.
Sobre cuadros de hojas de plátano soasadas (pasadas por el fuego para ablandar), vierta una cucharada de la mezcla. Doble las hojas como envoltura de tamal sin amarrar y vaya acomodándolos en bandeja engrasada, de manera que se sostengan entre ellos mismos.


Hornee a temperatura media alta 350°C por unos 40 minutos. Los bordes y las hojas mismas tenderán a quemarse, lo que le dará un gusto extra al tamal. Por la misma razón, no deben quedar muy cerca de las resistencias del horno. Un horno de barro es excelente, pero en el horno de  la cocina se logran bien.

A los 40 minutos, puede medio abrir un tamal, para confirmar que ya está dorado y compacto. Sino, lo deja un ratico más.


Deje al menos entibiar para disfrutar con un café o bebida caliente como primera sugerencia. 

7 comentarios:

mariluz espinoza g. dijo...

Muy buenas recetas, pero como las copio para hacerlas, no me las puedo aprender, gracias.

mariluz espinoza g. dijo...

me podrán mandar la receta que pida a este correo:maresgo1214@gmail.com gracias.

Afner Hernández dijo...

Estos tamales se ven increibles! Extrano muchisimo los pejibayes, aquí no se consiguen en ninguna forma, solo aveces en tarro y la verdad no me apetecen asi!
Excelente trabajo como siempre!

Saludos.

iLuisE dijo...

Esos tamales se ven muy buenos, una receta que tengo que probar. Gracias por compartirla.

Luis González dijo...

Hola Mariluz. He intentado un par de veces de enviar la información a su correo pero lo rechaza. Le sugiero que usted me escriba directamente a luis.gonzalez.calvo@gmail.com para responder el mismo.

Luis González dijo...

Afner. Gracias por su apoyo de siempre. Saludos. LuisE, estoy seguro que los vas a disfrutar.

mariluz espinoza g. dijo...

Gracias por las sabrosas recetas, ya lo logré, bendiciones