miércoles, 26 de marzo de 2014

horchata semillas de chiverre


El chiverre es una planta perteneciente a la familia de las curcubitáceas. Su nombre científico es Curcubita ficifolia y tiene diferentes nombres según la región o país. (ver más datos). Casi toda la planta se aprovecha, empleándose las flores y los brotes como verdura y el fruto maduro y su semilla para la elaboración de dulces. En estos días es tradicional la elaboración de miel de chiverre, como uno de los postres representativos de la Semana Santa, que se da paralelo a la cosecha del chiverre.

Quizás lo común es la miel con tapa de dulce, azucarada o en trozos cristalizado. Pero las semillas, igual que las de ayote (calabaza) también se distinguen por un sabor muy propio. Aquí les comparto esta receta de Ilse Blanco, usando las semillas para esta singular bebida.


El chiverre se puede pelar haciendo golpes con martillo y luego terminando de sacar la cáscara con un cuchillo. El calor ayuda a suavizar la cáscara, por eso muchos días antes, tienen asoleando el chiverre en sus jardines y techos. Pero llegado su momento, meter el chiverre al horno es lo más funcional. Se pela fácilmente, se parte en trozos. Se separa la pulpa y las semillas por otro en forma manual.

Las semillas se lavan y se dejan secar. Se ponen a tostar sobre un sartén o cazueleja y muy rápido cambiarán su color “más que dorado”. También se pueden tostar en horno eléctrico.  Hay que tener cuidado que no se quemen.  Se retiran y se dejan enfriar. Luego se licuan o se pasan por el procesador para molerlas.

Se mezcla 1 taza de semillas con 1 litro y 1/2 de agua y se deja reposar por al menos 1 hora. Así mismo se licuan y se pasa por un colador. El líquido resultante se mezcla con 2 litros de leche, 2 cucharaditas de vainilla, se endulza al gusto y se le añade canela en polvo. Se lleva a refrigeración para servir bien frío.