viernes, 7 de febrero de 2014

crema raíz de chayote

La chayotera o chayota (Sechium edule) es una cucurbitácea cuyo fruto se conoce como chayote (nombre del náhuatl chayotli, calabaza espinosa), también llamado cidrayota, chayota, tayota, güisquil, guatilla, chuchu, papapobre o guatila.

Es una planta trepadora y de la misma se consumen los chayotes como verdura, tiernos o sazones, las puntas de la planta, llamados quelites, y también la raíz de la planta. Esta se saca de la tierra en una época del año determinada, siendo lo común al final del verano de Costa Rica, en los meses de marzo y abril, coincidiendo con la Semana Santa, por lo que también se luce en recetas para la época.

De cada planta se pueden extraer unas cinco o más raíces gruesas, las cuales se calcula luego de dos años de sembrada la planta. No obstante, hay un saber entre los Agricultores para cortarla, pues puede dañar a la planta y secarla, cuando el objetivo es que se regenere y brinde nuevas cosechas. Por esa característica, es que su precio es mucho más elevado que los mismos chayotes.

La raíz contiene bastante almidón, es dura y pesada, pero al cocinarse se vuelve muy suave. En algunas se siente algo más de fibra y aspecto harinoso, pero su sabor es muy liviano. Básicamente se hace hervida (sancochada) en agua y sal. Y luego se envuelve en huevo. Pero el ingenio en la cocina también la lleva a disfrutarla en ensalada, picadillos y añadida como una verdura en sopas.


Me decidí a prepararla de esta forma, pues me parece muy liviana y su textura de crema, la hace disfrutar como una suave sopa. Requiere de 1 kilo de raíz, pelada y partida en trozos gruesos. Se pone 1 litro de agua con ajo, tomillo y sal y cuando hierve se añade la raíz. Se deja tapada hasta que esté suave.

Se pasa a la licuadora la raíz con una taza de su propio caldo. Añada ½ taza de queso crema y ½ taza de leche (común, evaporada o en su tolerancia). Licue todo hasta unir como una papilla.


En una olla a fuego bajo, derrita 1 cucharada de mantequilla y vierta la crema. Sazone al gusto con un poquito de sal o consomé si lo prefiere. Mueva con cuchara de madera hasta que alcance el primer hervor. Es tiempo de servirla decorada con perejil o culantro fresco picado. Disfrute una opción más de la Cocina Costarricense, aprovechando que el ingrediente está ya pronto en su cosecha. 

5 comentarios:

cazuelicas dijo...

Es curioso que no se conozca aqui esta planta, o por lo menos yo no se de ella y viendo la foto no parece que aquí ni por clima ni por tierra tuviera que ser dificil su cultivo. Un abrazo

Vanessa Carvajal dijo...

Hola Luis. Muy interesante la introducción, hoy aprendí un poquito más, no sabía mucho sobre la cosecha de la raíz. Qué bueno, para mi fortuna que te decidieras a prepararla en crema, una opción más para mí, con lo tanto que me gustan. Las fotografías son muy tentadoras. Gracias.

Vanessa Carvajal dijo...

Hola Luis. Muy interesante la introducción, hoy aprendí un poquito más, no sabía mucho sobre la cosecha de la raíz. Qué bueno, para mi fortuna que te decidieras a prepararla en crema, una opción más para mí, con lo tanto que me gustan. Las fotografías son muy tentadoras. Gracias.

Luis González dijo...

Pilar en realidad al chayote se le conoce de varios nombres, como papa del aire. Costa Rica está entre los mayores exportadores del mundo y se hacen recetas super interesantes con ellos.
Quizás los veas por ahí un día de estos.
Vanessa, pues que bueno que además de antojo hayas aprendido. Saludos

Carmen dijo...

Ah, tendrían que mandarnos un poco de chinchayote o chayoteste, como le dicen acá. Porque no lo encuentras tan comúnmente como el chayote. En Cuernavaca es muy escaso. Tengo que comprarlo en el D.F. porque aquí no lo consumen ni lo conocen.
A mí me encantan hervidos y luego frititos con un mantequilla clarificada. Uff. Un saludo, Luis