domingo, 10 de noviembre de 2013

queque remolacha chocolate

La remolacha (betabel, betarraga) con su fuerte color y su dulce sabor es muy importante en la nutrición. Ya es una tradición elaborar ensaladas con este vegetal y ha venido ganando escalones en la forma de prepararse. Empleada en sopas frías y en repostería, además de vinagretas y otros platillos.
Aunque también se puede hacer con la remolacha cruda, en esta receta la estoy usando ya cocinada y combinada con chocolate, que da una combinación de sabores muy interesantes. A qué sabe? Sólo probando te podría contestar. Adelante, nada complicada y para divertirse en la forma de servirla.

Requiere 120 gramos de mantequilla a temperatura ambiente (1 barra), 1 taza de azúcar moreno, 4 huevos, ½ taza de chocolate para derretir*, 1 taza de remolacha cocinada, 2 y ½ tazas de harina, 2 cucharaditas de polvo de hornear y 1 pizca de sal. (*puede usar chispas de chocolate e incluso cocoa en polvo dulce).

Cocinamos las remolachas, las pelamos  y se majan con tenedor, se maja sobre  un colador, a obtener una taza y reservamos el jugo que suelten.

Aparte, en una olla se derrite el chocolate y la mitad de mantequilla y lo dejamos que se entibie.
Por otro lado, mezclamos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar moreno, hasta tenerlo bien integrado, se añaden los huevos uno a uno, luego la remolacha triturada y mezclamos bien. Finalmente se integra la harina previamente cernida con el polvo de hornear y 1 pizca de sal.

Lo ponemos en un molde engrasado y enharinado y se lleva al horno a 180º por unos 40 minutos. Para comprobar si esta cocida punzar con un cuchillo o palito de madera  y ver que sale limpio.
Lo sacamos del horno y lo dejamos refrescar dentro del molde unos 15 minutos. Luego lo dejamos enfriar sobre una rejilla. Así ya se puede comer, pero si quiere le puede servir decorado con azúcar en polvo en forma de lluvia o bien hacer un lustre.

Lustre de remolacha: 1 taza de queso crema, 1 taza de azúcar en polvo, el jugo reservado de las remolachas (1/4 taza). Simplemente mezcle con batidor globo o con tenedor los ingredientes. Puede refrigerar la mezcla por unos minutos a que se compacte un poco y luego decore el queque antes de servir.