lunes, 25 de noviembre de 2013

galletas de ayote

El ayote (o calabaza) se luce de nuevo en una receta dulce. Si bien es cierto que es típica de preparar con miel y en bebidas como el ROMPOPE, también se puede integrar en budines, pasteles y en esas galletas que vienen a lucirse para ser una excelente opción en este fin de año. 
La receta nos la comparte Ilse Blanco González, del programa de la Universidad de Costa Rica, en el rescate de comidas tradicionales, pero donde la innovación toma su lugar. 

Galletas de ayote glaseadas
Ingredientes
    • 1 taza de mantequilla a temperatura ambiente
    • 1/2 taza de azúcar
    • 1/2 taza de azúcar moreno
    • 1 taza de puré de ayote sazón
    • 1 huevo
    • 1 cucharadita de vainilla
    • 2 tazas de harina
    • 1 cucharadita de bicarbonato de soda
    • 1 cucharadita de polvo de hornear  (royal)
    • 2 cucharaditas de canela en polvo
    • 1/4 cucharadita de sal
    • Semillas de ayote tostadas para decoración

Preparación:

 1.   Precalentar el horno a 350 grados.

  1. En el tazón de la batidora creme muy bien la mantequilla y las dos clases de azúcar, bata hasta que esté bien esponjoso.
  2. Mezcle el puré de ayote, huevo y vainilla y agregue a la mantequilla
  3. Aparte cernir ingredientes secos (la harina, polvo de hornear, el bicarbonato, la canela y la sal)
  4. Incorpore ingredientes secos con la mezcla de mantequilla y ayote
  5. En una bandeja sin engrasar coloque la pasta por cucharadas separadas.
  6. Hornee de 10 a 12 minutos hasta que se vean doradas las orillas.
  7. Saque las galletas estando aún tibias y deje enfriar en una rejilla. Al enfriar ponerles encima un baño de glasé
Para el glaceado:
Ingredientes:
·         1 clara de huevo
·         1taza de azúcar glass (en polvo)
·         1 cucharadita de jugo de limón
Preparación:
  1. Batir  las claras de huevo con el jugo de limón.
  2. Añadir el azúcar poco a poco y mezclar bien.
  3. Usar inmediatamente o guardar en un recipiente cerrado, ya que se pone muy duro si se deja al aire libre.

Si se prefiere un poco más líquido, se le pueden añadir unas gotitas de agua, pero poco a poco, porque cambiará rápidamente la textura del glaseado. Con esto bañar las galletas y ponerle a cada una encima un semillita de ayote como decoración.