miércoles, 16 de octubre de 2013

sopa fría de pepino

Como nos indica la wikipedia, el pepino (Cucumis sativus) es una planta herbácea anual de la familia de las cucurbitáceas. La mayor parte de su peso es agua y posee nutrientes que lo hacen beneficioso para la salud, principalmente para la piel.

Por lo general lo usamos en ensaladas, encurtidos y vinagretas.  En Europa y zonas con altas temperaturas, se emplea como sopa fría, a disfrutar como entradas y platos únicos resultando muy refrescantes.
Lo mejor es que son muy simples de disfrutar y en Costa Rica es un ingrediente de bajo costo y que siempre está en oferta. Si bien no somos (al menos yo) de sopas frías, creo que romper la rutina y aventurarse a estos sabores puede resultar una grata experiencia. 
 Para 4 porciones, requiere de 2 pepinos tiernos pequeños, 1 diente de ajo (o 1 cucharadita de ajo en aceite), sal, pimienta blanca, 2 tazas de yogurt natural, 1 chorrito de aceite, vinagre o jugo limón ácido.
Pele los pepinos a lo largo, pero no completo, dejando huella de la cáscara. Corte la mitad de uno en rodajas , bañe con jugo de limón y resérvelas para servir. Aparte licue el resto del pepino partido en trocitos y triture muy bien.  Agregue seguido el yogurt y el resto de ingredientes.
 *Opcionalmente podrían añadirse unas hojas de menta o yerbabuena*

Rectifique sabores, el nivel de vinagre es fundamental para equilibrar la acidez. Puede mantenerse en refrigeración hasta el momento de servir. Mueva la mezcla de nuevo antes de servir.
Sirva en tazas o vasos pequeños, añada unas alcaparras, aceitunas verdes si es de su agrado. Decore con una rebanada del pepino reservado y disfrute de una refrescante sopa. 

4 comentarios:

the fly in the web dijo...

También es bueno cuando hace calor es salsa de yogur de pepino: pepino pelado y cortado en dados pequeños, salada para extraer el líquido, se escurre, se lava y se seca y se combina con las hojas de menta cortada en trozos y yogur sin azúcar simple.

Una comida favorita del verano francés es el pollo salteado con pepino.
Cortar el pollo en porciones, calentar un poco de aceite de oliva en una sartén y añadir la mantequilla.
Sofría el pollo suavemente hasta que estén cocidas.
Pelar el pepino, quitar las semillas y cortar en bastones.
Cocinar en un poco de mantequilla hasta dorado luego retirar del fuego.
Cuando el pollo se cocina, crema culo, remolino hasta que se combina con los jugos de la sartén y comienza a espesar.
Agregar los pepinos cocidos y calentar a través.
Sirva con arroz o puré de papas.

Gracias por su excelente blog .... si mi español era mejor me gustaría comentar más a menudo, pero me da muchas buenas ideas para aprovechar al máximo las frutas y verduras disponibles para mí aquí en Costa Rica.

Capricornio dijo...

Gracias por su completo comentario. No importa la calidad del idioma, sino el gusto por leerle. Me gustaría recibir sus comentarios cada vez que lo desee.
Definitivamente el pepino puede usarse en otras recetas, gracias por las ideas que también nos compartes. Saludos

Vanessa Carvajal dijo...

Reconozco que no soy muy dada a comer pepino, por la simple razón de no tener mucho sabor. Lo he utilizado en faciales y deja la piel muy tersa y con apariencia de frescura.
Pero bueno, retomando el punto gastronómico, leer la sugerencia que nos propones me ha apetecido. Estoy segura que la mezcla de sabores con el ajo, yogurt, vinagre y además el extra de hojas de menta deben ser sabores maravillosos. Termine convenciéndome que debo prepararla, al leer que indicas, si es de nuestro gusto, agregar alcaparras y aceitunas… por supuesto que sí lo hare, esperare que llegue el verano y te comparto mi experiencia.

Vanessa Carvajal dijo...

Reconozco que no soy muy dada a comer pepino, por la simple razón de no tener mucho sabor. Lo he utilizado en faciales y deja la piel muy tersa y con apariencia de frescura.
Pero bueno, retomando el punto gastronómico, leer la sugerencia que nos propones me ha apetecido. Estoy segura que la mezcla de sabores con el ajo, yogurt, vinagre y además el extra de hojas de menta deben ser sabores maravillosos. Termine convenciéndome que debo prepararla, al leer que indicas, si es de nuestro gusto, agregar alcaparras y aceitunas… por supuesto que sí lo hare, esperare que llegue el verano y te comparto mi experiencia.