viernes, 27 de septiembre de 2013

Uchuva, espuma del amor

El aguaymanto o uchuva, (Physalis peruviana L.) es una fruta muy singular. Pequeña en tamaño pero cargada de muchos beneficios. Prefiere ciertos tipos de climas, sobre todo fríos. Es originaria de Perú, aunque ya se produce en muchas partes, incluyendo Costa Rica, sobre todo en la zona de “Los Santos”, donde el clima es propicio. Es considerada la fruta del amor, pues parece ser afrodisiaca, por lo que ilustra el nombre para este postre, espuma (mousse) de amor.
Como lo indica esta FUENTE, a esta pequeña y dorada fruta “se le atribuyen las características de agente purificador de la sangre y ayudante en la eliminación de la albúmina de los riñones. Por su alto contenido de vitamina A, se le considera como fortificador del nervio óptico, además de poseer cualidades antisépticas, y por lo tanto, es eficaz en el tratamiento de afecciones de la garganta. Consumirla frecuentemente destruye parásitos intestinales y amebas; se recomienda para diabéticos sin restricciones, favorece el tratamiento de las personas con problemas en la próstata, gracias a sus propiedades diuréticas y debido a ellas se considera muy eficaz para reducir de peso. También es utilizada como tranquilizante natural por su contenido de flavonoides”.

Aunque la conocía hace varios años, solo la había visto en pocos supermercados. El fin de semana pasado, visité la Feria Verde deAranjuez, una feria orgánica de productos frescos y con un ambiente muy completo. Ahí brillaron las pequeñas pero dulce ácidas fruticas y me traje unas cuantas para la casa. A decir verdad es una tentación, pues se disfrutan solas. Y quise aprovechar en uno de los más simples postres, como es la espuma (mousse) con leche evaporada. Podría hacerse con claras de huevo batidas también y gelatinas en láminas, pero siempre me voy por la receta más simple.

Requiere 1 taza de uchuvas enteras y lavadas, ¼ de taza de azúcar (o sustituto), 1 lata de leche evaporada (390gr) fría, 2 sobres de gelatina pura (2 cuch), ½ taza de agua.  Se remoja la gelatina en agua y se deja esponjar, luego de 5 minutos se lleva al microondas por 30 segundos para convertirla en líquido.

Mientras coloque en el vaso de la licuadora las frutas, azúcar y la mitad de la leche. Licue a baja velocidad y luego vaya añadiendo el resto de la leche, alternando con la gelatina. Pase a un molde y lleve a refrigeración por varias horas hasta que cuaje. Puede dejar caer algunas frutas dentro del molde antes de refrigerar, luego saldrán como “sorpresas” al partir el postre.


Disfrute de un dorado y sabroso postre. Visite esta feria y conozca muchos otros productos e ingredientes que a veces están por ahí escondidos. 

3 comentarios:

NORMA RUIZ dijo...

Es maravilloso nuestro planeta que de frutas existen por todo el mundo es impresionante, una receta muy rica amigo, lindo fin de semana.

Olga Riofrio dijo...

que rico como se llamará en ingles me encanta las mousse o bavarois.
Saludos
Olguis.

Vanessa Carvajal dijo...

Es una fruta que todavía no he probado. Con solo leer dulce ácida y al presentárnosla en versión espuma, ya capta más mi interés.
El resultado final de la preparación y las fotografías... Estupendas.