martes, 24 de septiembre de 2013

tortas de hongos

En Costa Rica el consumo de hongos silvestres comestibles no es una costumbre generalizada,  como si lo es otros países fuera del Continente. Hace varios años más bien se creyó que eran alucinógenos y venenosos, razón que no es falsa en el sentido que algunos sí lo son. Sin embargo, aunque se importan y se venden en el mercado, enlatados y deshidratados, también ya se cultivan los del género Agaricus, que son muy nutritivos como muchos otros alimentos vegetales. En los bosques del país existen variedades que crecen solos, pero sí hay que saber diferenciarlos.

La gran ventaja es encontrarlos frescos en las ferias del agricultor y en los supermercados y es que el sabor de un hongo fresco, blando, portobello, crimini o algunas de sus variedades, sabe muy diferente a un producto enlatado.  Como indico antes no era común de la cocina típica, sin embargo ya hemos ido aprendiendo a incorporarlo en algunas recetas, como arroz, guisos y carnes. 

Pero también se lucen como ingrediente principal de otras recetas como esta de tortas de hongo. Una receta que leí en el blog de FromMaria’s kitchen, así que me decidí y las probé. De verdad que tienen una presentación similar a una torta de carne, pero es toda una opción vegetariana, que puede servir de acompañamiento o como plato principal.
Requiere entonces de  1 caja de hongos blancos picados finito (2 tazas aproximadamente), 1 cebolla, 1 chile dulce pequeño, 2 ajos, 1 huevo, polvo de pan, sal y condimento al gusto. Cristalice en poco aceite, la cebolla, chile dulce y hongos, todo bien picadito, añada los ajos picados y salpimiente. Pase este sofrito a una tazón grande y deje enfriar.

Añada entonces el huevo, mezcle bien y añada el polvo de pan en cucharadas para formar una pasta moldeable. Una opción sin gluten es añadir fécula de maíz en vez del pan. Forme las tortas (yo hice barritas también) y selle de nuevo en sartén barnizado de aceite hasta dorar por ambos lados.

Ahora sí, disfrute a su antojo. Solas, con café, acompañadas de arroz y ensalada, o bien servidas como en el típico “gallo” servidas en tortillas con tomate y salsas. Se las recomiendo. 

2 comentarios:

NORMA RUIZ dijo...

Una receta muy rica, gracias Luis saludos.

shirley dijo...

Me fascinan los hongos, buena receta para invitar a tomar café.