viernes, 24 de mayo de 2013

pitanga en almíbar

La Pitanga, esa pequeñita fruta (Eugenia uniflora), conocida como ñangapiry, capulí, pitanga, grosella o cereza de Cayena es un árbol pequeño o arbusto neotropical de la familia de las mirtáceas, tiene un sabor muy propio y casi que solo bien madura sabe bien. Es muy generoso, fácil de “pegar hijos”: de sus propias semillas, se ponen a germinar sobre macetas con tierra y a poquitos va creciendo la planta. Luego se transplanta a tierra firme y se deja crecer tanto como se guste.

Así nació el que tengo en mi casa, como un arbolito de jardín, que cuando está en cosecha parece navideño, con sus luces de colores. Curiosamente no todos maduran al mismo tiempo, entonces se disfruta el espectáculo de verlo florecer paulatinamente, ver crecer los frutos verdes, como cambian su tonalidad de amarillo, anaranjado hasta llegar el rojo en su madurez y dulzura de sabor. Sí se deja, alcanza altos tamaños y se hacen muy frondosos. 

 No es una fruta completamente dulce pues se combina con algo entre amargo y ácido. Así que solo las rojas saben mejor. Pero cada quien puede encontrarle el gusto para saborearla como fruta fresca o bien hacer esta receta.

El almíbar es muy fácil de hacer y en solo minutos lo tendremos listo, la receta clásica indica 1 taza de azúcar y 1 taza de agua, colocar los ingredientes en una olla, disolver el azúcar en el agua y llevar al fuego mediano por unos 15 minutos. Lo importante es no dejar de remover, porque de lo contrario se puede caramelizar y no servirá, dejar hasta que tome la consistencia espesa.

Se le puede añadir el jugo de 1 limón ácido, 1 cuchara de licor, sirope de cola o 2 gotas de colorante rojo vegetal. Añadir 2 tazas de pitangas bien lavadas y dejar que alcance el hervor y se tome del sabor del almíbar.
Puede servirse tibio y si le pone helados encima, las temperaturas crean una obra artística en su plato. 

 O bien lo disfruta ya frío, sola o también con helados como un completo postre refrescante. 

9 comentarios:

recetas para dos dijo...

No la conozco, es ácida como el tamarindo, o la maracuyá. Como siempre, hermosas fotografías. Qué bonito como explicas, el proceso de crecimiento del árbol. Muy sugestiva la fotografía que presentas con helados, hasta trague grueso.

NORMA RUIZ dijo...

Que de frutas ricas hay en tu país Luis se antoja, lindo fin de semana amigo.

Capricornio dijo...

Vannesa, no se parece ni al tamarindo y a la maracuyá. Estoy buscando entre el chip de sinónimos de sabores y nada se me parece. Ya te llegará el momento de probarlo.
Fotografíar con helados es más que un reto, por las temperaturas y rapidez con que hay que hacerlo. Pero cumple la función de "antojo" al menos la foto!
Norma, así es! muchas y de una gama de sabores. Pero viniendo el comentario desde México es un gusto leerlo, con la diversidad de cosas que hay por allá. Saludos.

Cocco dijo...

Hola Luis,
Creo que vuestra pitanga, es la que llamamos Cereza, por estos predios. Que en realidad es Acerola.

Bueno, lo digo por el parecido de las fotos y tu bonita descripción del arbolito. Ya me sacarás de dudas.

La manera de hacer se parece mucho a la nuestra: en almibar!

Un abrazo caribeño

Capricornio dijo...

Cocco... pues tiene que ser la misma fruta, parece que recibe diferentes nombres según la región. Pero sí se disfruta al prepararla en almíbar!
Abrazos recíprocos

Azafranes y Canelas dijo...

Es algo parecido a nuestras cerezas, las más famosas son las del Valle del Jerte en la región de Extremadura. La preparación en almibar es muy similar...azúcar, agua y y un ácido como el limón para sacar los jugos de la fruta. Si siguieramos cocinando la mezcla llegariamos a conseguir una mermelada...
Muy bonitas fotos. Salu2

ana dijo...

Hay que lástima no haber visto esta receta hace un par de meses cuando estaban en cosecha, un vecino tiene arbolitos de estos en su finquita en el centro de Heredia y dan tanta fruta que hasta se perdían no dábamos a vasto los vecinos de tantas que eran.

oscar zuñiga calero dijo...

no es ni dulce ni acida, yo tengo un arbolito de 3 metros y sa muchas y grandes hoy d eecho ise mermelada y quedo rica

Katherine dijo...

En mi casa hay un palito, y no sabíamos que era. Después de ver tu idea vamos a probar a ver que tal queda