jueves, 4 de abril de 2013

tamales con papa y carne


Es que la masa es como el papel, aguanta lo que le pongan! Y la masa de maíz es de mis ingredientes favoritos, siendo los tamales la opción quizás más laboriosa, pero que deja una mejor presentación y sabor, en comparación a las empanadas o tortillas, que igual de deliciosas son.  Muchas veces se piensa que hacer tamales implica mucho reguero, costo; pero yo creo que lo que más tiene es el factor tiempo, no son difíciles y esta opción rellenos de picadillo lo hacen especiales.

Estoy usando el picadillo de papa con carne desmechada (VER RECETA) que les compartí previamente. Aunque puede simplificarse a papa con chorizo, o con carne molida, que salen en menor tiempo.
 Lo mejor es hacerlo con masa de maíz molida (se cocina el maíz hasta suavizar y luego se muele – o bien la compra en los molinos), aunque también se puede hacer con masa en polvo (de paquete); en este caso hay que darle consistencia con caldo tibio para llegar al punto. En cualquier caso, la masa se aliña con agua tibia y consomé, un poquito de salsa inglesa, sal y culantro, todo esto licuado y se le añade un poquito de puré de papa. Se mezcla bien, procurando que la pasta no sea muy acuosa (sino la pone un poquito al fuego, moviendo siempre para darle el punto).

Se pone una cucharada de masa sobre una hoja de plátano soasada, una cucharada copetona del picadillo, se envuelve en doble hoja como tamal, se amarran en parejas y se cocinan en agua hirviendo por unos 45 minutos. Se dejan enfriar antes de servir para que compacte la masa. 
Luego se puede calentar en agua nuevamente o en el microondas. Listo. A comerse unos tamalitos!