miércoles, 24 de abril de 2013

arroz con pollo caribeño


Un arrocito con pollo siempre está entre las primeras opciones de los costarricenses, para preparar en fin de semana, para compartir en fiestas familiares y agasajos, de ahí que popularmente se le denomine “arroz con siempre”. Básicamente existen 2 maneras de prepararlo. Una es hacer el arroz con caldo de pollo y cocinar el pollo y demás ingredientes por separado, para luego mezclar; y la otra es ir cocinando todo junto. 
Creo que cada quien tiene su gusto, su sello. Algunos prefieren el arroz de grano largo, otros el arroz “precocido” o un arroz tradicional. Además del pollo y el arroz, cada quien selecciona ingredientes extra, como verduritas, maíz dulce, tocineta, puerro, cebollin o probamos añadir o eliminar uno en cada ocasión. Lo cierto del caso es que desde hace muchos años, cuando en cada casa se tenía un buen patio donde las gallinas y gallos embellecían el ambiente, se alimentaban más con lombrices, escavaban la tierra y corrían con la suerte (o desgracia) de ser el plato dominical, hasta hoy que los compramos en los supermercados, la receta se mantiene y sigue siendo del gusto popular.

Ahora bien, si le añadimos ese “sazón caribeño” donde predomina el tomillo, el coco y el chile picante, estoy seguro que encenderá nuestros paladares.  La esencia básica será sofreír en aceite un pollo partido en trozos, previamente adobado con sal y hierbas secas. Incorporar cebolla, tomates picados, tomillo fresco, ajos, 1 chile “panameño” entero y 2 tazas de agua. Tapar y dejar que el pollo se cocine lentamente, verificando que siempre tenga su caldo.

Cuando esté listo el pollo se retira de la olla, entonces coloque unas 3 tazas de arroz crudo, añada agua si es necesario para que la salsa cubra el arroz, rectifique el grado de sazón (añada sal, salsa de soya, poquito de leche de coco o 1 chile panameño extra) tape y deje que se evapore el líquido y el arroz reviente. En ese momento incorpore de nuevo el pollo (desmenuzado o en trozos), unas vainicas tiernas picadas, zanahoria rallada o picada, aceitunas, cebollino o los ingredientes extras que guste y mezcle suavemente.
Tape, baje el fuego al mínimo y deje unos 20 minutos más. Sírvalo acompañado con frijolitos arreglados, una ensalada y el acompañamiento de su gusto. 

2 comentarios:

Pilar dijo...

Hola Luis, creo que si estuviera en una isla desierta y me dieran a escoger tres elementos uno sería una gallina, para comer su carne sus huevos y críar pollitos (bueno y un gallo claro, otra srían tomates y por supuesto arroz. Creo que con esto pasaría la mar de bien. Por lo que como ves tu receta entra dentro de mis platos preferidos, me ha encantado el comienzo de la entrada. Un beso

Capricornio dijo...

Pilar, amiga! un gusto recibirte. Pues ojalá estuviésemos en islas vecinas y a ver que nos compartimos.
Saludos.