jueves, 14 de febrero de 2013

mousse apasionado


El postre perfecto para terminar la cena de los que se quieren o quienes celebran una ocasión especial. Espuma (mousse) con maracuyá o fruta de la pasión. Requiere 4 frutas maduras, 1 lata de leche evaporada fría, 1 taza de azúcar, 2 sobres de gelatina pura, 1/2 taza de jugo de naranja. Para el almíbar  ¼ de taza de miel de abeja, 2 frutas de maracuyá. 
Se extrae el contenido de las 4 frutas y se licuan por 20 segundos, se pasa por colador fino y se reserva la pulpa obtenida. Se ponen los 2 sobres de gelatina en polvo en el jugo de naranja por 3 minutos para esponjar. Se lleva al microondas por 30 segundos para regresar a estado líquido.

La leche evaporada se coloca 1 hora en el congelador y luego se espuma con la batidora en alta velocidad, hasta que aumente su volumen, unos 5 minutos. Se baja la velocidad y se incorpora el jugo de maracuyá, el azúcar y finalmente la gelatina diluida en forma de chorro. Se pasa a un molde o en copas y se lleva a refrigeración por unas horas hasta que corte. También puede hacerse con licuadora (queda algo más compacta).
 Antes de servir se mezcla con cuchara la miel de abeja y la pulpa entera de las 2 frutas restantes y se baña el mousse, para decorar.

3 comentarios:

Carmen dijo...

Luis, está bien rico tu postre, pero... con esa fruta de la pasión lo único que me puede pasar en la noche es que me agarre más fuerte el sueño y no tenga nada de acción en la noche, jaja. El maracuyá es especial para tranquilizar e inducir al sueño.
Jaja.
Un abrazo

NORMA RUIZ dijo...

Delicioso me encanta, el maracuyá es riquisimo.

Capricornio dijo...

Carmen no sabía que diera sueño. Pero ya ves... podrías dejarte el postre para un momento de verdadero relax entonces
Norma, sencillo pero sí muy rico
Saludos