jueves, 21 de febrero de 2013

budín de berenjena


La berenjena es uno de los vegetales más especiales; desde su belleza física y las propiedades nutricionales que conlleva, tiene un alto porcentaje de agua, bajo en carbohidratos, proteínas, grasas y calorías. El mineral más abundante es el potasio, pero contiene también calcio, magnesio y fósforo en pequeñas cantidades, además de vitamina C, provitamina A y folatos, aunque en pequeñas cantidades.

Es muy fácil de digerir si está cocida y pelada. No se recomienda cruda, pues contiene una sustancia llamada “solanina”, la cuál es tóxica y puede provocar migraña y alteraciones gastrointestinales. Al prepararla con poca grasa, se convierte en un estimulante para el hígado y la vesícula biliar, ayudando a mejorar su función en el organismo. Si tiene problemas de presión sanguínea alta, se recomienda agregar jugo de limón para eliminar un poco el amargor, como sustituto de la sal.

Entre la cantidad de alternativas que se pueden preparar, les comparto el resultado de un budín, que tradicionalmente lo hacemos con pan añejo, receta que variamos en su sabor al integrar fruta, miel y purés de vegetales. En este caso la pulpa de la berenjena. 
Requiere de 2 berenjenas grandes, 4 rebanadas de pan cuadrado (de molde), 4 huevos, 2 cucharadas de pan rallado, pizca de pimienta, 1 cebolla mediana, 2 tazas de leche, ½ taza de queso blanco rallado, sal al gusto.
Pelar las berenjenas, cortarlas en trozos y ponerlas en una olla, añadir un poquito de agua con sal y dejar hervir unos minutos. Colar y dejar escurrir. En un sartén con aceite caliente, sofreír la cebolla picada y añadir la berenjena.
Aparte mezclar el pan cuadrado con la leche y deshacerlo con un tenedor. Añadir la mezcla de berenjena, huevos batidos, queso, sal y pimienta. Unir bien los ingredientes.

Preparar un molde engrasado, espolvoreado con el pan rallado. Verter la mezcla y llevar al horno precalentado a 165º C (325º F) durante 1 hora aproximadamente, hasta que esté bien cuajado. Servir caliente o temperatura ambiente, al gusto. 
En lo personal me gustó más calientito, pero se puede partir en cuadritos y servir como acompañamiento frío en ensaladas o café.

2 comentarios:

NORMA RUIZ dijo...

Te ha quedado muy bien, yo casi no cocino con berenjena creo que es algo que tengo que adoptar en mi cocina, gracias por tu receta, saludos Luis.

rosy arenas dijo...

GRACIAS por esta receta es lo maximo de la berenjena-------- G R A C I A S----------