miércoles, 5 de diciembre de 2012

tortas y albóndigas de berenjena

Es tan bonito descubrir recetas nuevas, presentaciones similares pero con sabores diferentes pero muy aceptables. Tenemos a nuestro lado siempre ingredientes que terminan en la misma y rutinaria preparación. No cabe duda que las frutas y los vegetales son una buena fuente de la sana  alimentación y que se complementan muy bien con otros productos.
Esta receta tiene la presentación de ser tortas de carne, por su forma y color, pero es el resultado de mezclar la berenjena y algo más que lo hacen perfecto para una dieta vegetariana, pero que a cualquiera le puede funcionar.  A partir de la pasta base se cocina en forma de torta o bien como albóndigas.

Requiere como ingredientes 2 berenjenas grandes (tiernas, firmes), 2 tazas de hojas de espinaca, 1 cebolla pequeña, 2 dientes de ajo, ½ taza de avena en hojuela, 2 cucharadas de culantro, 1 huevo , sal al gusto, y pan rallado o avena molida (la necesaria para ensamblar)
Se pelan las berenjenas y se parten en cuadros. Se pasan por el procesador de alimentos rápidamente,  que no queden hechas salsa, pues son muy húmedas, de inmediato tomará un color oscuro y tendrá una consistencia de pasta.

En un sartén grande se sofríe en una cucharada de aceite vegetal, la cebolla picada, los ajos, añadimos la berenjena y las espinacas picadas en forma gruesa.  Le ponemos un poquito de sal y dejamos a fuego medio por unos 10 minutos, moviendo ocasionalmente. Retiramos del fuego y pasamos esta masa a una fuente más grande y dejamos que se entibie. 
 Aquí se le añade las hojuelas de avena, el huevo batido, culantro y mezclamos todos los ingredientes. No debe quedar muy líquido, sino con una consistencia compacta. Puede usar pan rallado o avena molida para dar el punto. Se forman las tortas o las bolitas (albóndigas) y se pasan por más pan molido, considere que es una pasta más delicada.
Ahora bien, hay 2 opciones para cocinarlas. Una es sellándolas en una sartén con aceite, hasta dorar bien o ponerlas en un molde apenas engrasado y llevar al horno por unos 15 minutos a 300°.
Así ya están listas para disfrutar. Pero muchos también preferimos las tortas o albóndigas en salsa, entonces se hágase una salsita de tomates naturales, con hongos frescos, hojas de espinaca, comino, azúcar y sal, deje espesar y bañe las tortas o sumerja en la salsa con cuidado, con el fuego apagado a que se tome sabores. No debe hervir dentro de la salsa, pues aunque estén formadas y compactas las tortas son más delicadas. Las tortas las puede usar dentro de una hamburguesa, o servir con arroz y ensalada. Espero que las prueben y disfruten.