viernes, 10 de agosto de 2012

Flan de garbanzos (mousse)


El garbanzo es una leguminosa de grandes cualidades culinarias y nutritivas. Pertenece a la familia de las fabáceas, muy extendida en todo el mundo y usada en muchas recetas, sobre todo saladas, siendo el “hummus” una de las más conocidas a nivel internacional. 
Estos pequeños granos tienen múltiples beneficios medicinales, ayudan en los desórdenes menstruales, problemas de orina y vejiga, es diurético y ayuda a problemas infecciosos, sobre todo para los males de garganta.

En Costa Rica los disfrutamos como guisos con verduras, con pollo, carne, como plato principal y en “boquitas” de bar. Unos garbanzos con alitas de pollo o pezuña de cerdo es perfecto para disfrutar de una cerveza o un trago en las reuniones familiares.
Sin embargo no estamos muy acostumbrados a las recetas dulces, que también las hay. Aquí les comparto una variante, resultado de la receta que me compartiera una amiga, que dice que cuando alguien tiene problemas de tos, ronquera, en la casa les preparan “atol” de garbanzos (es algo así como un puré dulce espeso con leche).
 Aunque me encantan los atoles, pues decidí plasmar a un flan, o mousse, casi con los mismos ingredientes, pero presentado de esta forma. Requiere 2 tazas de garbanzos cocinados, 2 cucharadas de gelatina pura (sin sabor), ½ taza de azúcar, 1 sobre de romporika (preparación para hacer rompope) y 3 tazas de leche. Sino tiene romporika puede usar 1 cucharadita de fécula de maíz (maicena o vitamaíz). 
(Puede usar garbanzos enlatados, escurra el líquido de conservación y enjuague en agua limpia; o bien remoje un  día antes garbanzos crudos, cocínelos en agua hasta suavizar, sin añadir condimentos).

Licue entonces los garbanzos con 1 taza de leche y pase por un colador. Coloque la gelatina pura en ¼ de taza de agua para hidratar y luego lleve al microondas por 20 segundos para volverla líquida.
Disuelva el “romporika” en el resto de la leche y el azúcar, lleve a fuego medio hasta calentar, antes de hervir añada los garbanzos y la gelatina. Mueva constantemente y apenas haga el primer hervor, retire del fuego, pase a un molde, deje enfriar a temperatura ambiente y luego pase a refrigeración por varias horas hasta que cuaje y pueda desmoldar.
Un postre nutritivo y medicinal para disfrutar.

1 comentario:

NORMA RUIZ dijo...

Nunca se me hubiera ocurrido hacer un flan de garbanzos y que delicioso se ve, gracias Luis un excelente aporte. Lindo fin de semana.