martes, 14 de agosto de 2012

cheesecake salado de higos

El cheesecake es conocido internacionalmente como un dulce postre, podría entenderse en castellano como queque (tarta) de queso, pues es su principal ingrediente. La combinación y presentación que se hace con gelatina o crema chantilly, sin duda motiva a disfrutarlo.

Los higos por su parte siempre han sido de mis postres favoritos, disfrutándolos en forma individual, ya sea azucarados, en almíbar o empleados en diferentes repostería. Recién aprendí a cocinarlos en forma casera para disfrutar de tan singular dulce. Sin embargo, ya que he tenido la suerte de encontrarme varias veces higos crudos en la feria, pues me entró la curiosidad de saber si solo se comían dulces. Buscando y consultado, pues encontré la opción cocinarlos con vinagre balsámico y azúcar (o tapa de dulce), creando un sabor particular para quienes disfrutamos de la los sabores agridulces.

En la entrada respectiva (VER AQUÍ) les compartí opciones para servirlos como bocas, horneados. Pero si algo bueno encontré y puse en práctica ha sido este cheesecake en la versión salada con los higos en vinagreta. Debo advertir que si no le suena este sabor agridulce, pues anímese a probar una versión salada del cheesecake usando higos dulces.

Para la base requiere 1 taza de galletas saladas molidas (soda), 1/2 taza de maní (cacahuates) y 3 cucharada de mantequilla suave (temperatura ambiente). Tan simple como procesar los ingredientes hasta obtener una masa. Cubrir la base de un molde de fondo removible engrasado, presionando con los dedos. Hornear 10 minutos a temperatura media apenas a compactar, no es necesario que dore. Retirar y dejar enfriar.

Para el relleno necesita 1 taza de queso crema (blando), 1/2 taza de natilla (crema ácida), 1/2 cucharadita de sal, 3 huevos, 15 higos en vinagreta, laminados o en trocitos y 2 cucharadas azúcar
Procese el queso crema, natilla, sal y huevos. Coloque sobre la base horneada 1/3 del relleno y ponga una capa de higos más 1 cucharada de azúcar en forma de lluvia, repita las capa terminando con el azúcar restante.
Lleve al horno 1 hora aproximadamente a 350°C (temperatura media del horno) o hasta cuajar al centro. Retire y deje enfriar.
Por ser un sabor salado funciona bien como entrada o aperitivo, como postre o para acompañar el cafecito de la tarde.

2 comentarios:

dulces frivolidades dijo...

No puedo hacerme una idea segura del sabor final de este cheesecake! cacahuetes y galletas saladas en la base? Esto tengo que probarlo. Me encanta!

NORMA RUIZ dijo...

Algo totalmente diferente pero se ve delicioso, me agrada gracias saludos con cariño.