martes, 31 de julio de 2012

queque de pitahaya

La pitahaya es cactus de origen centroamericano de hábitos hemiepífitos, lo cual significa que puede nacer, desarrollarse y vivir en el suelo y/o en las copas de los árboles por igual. En Costa Rica se le encuentra solamente en las regiones del noroeste del país en donde se presenta una estación seca bien definida, desde la porción occidental del Valle Central, norte de la provincia de Puntarenas y toda la provincia de Guanacaste.
En los países asiáticos donde esta planta ha sido introducida, al fruto se le conoce como Corazón de Dragón y se han tejido hermosas historias y leyendas a su alrededor. Fuente y más información aquí en la página de “Mundo Forestal”.
Es una fruta única en su presentación, aunque puede presentar 2 colores muy opuestos, pero con un sabor único. Se disfruta comúnmente en la preparación de refrescos naturales, salsas, en repostería y postres. Previamente les había compartido otra entrada (VER AQUÍ) del uso en fresco, sin embargo con el deseo de aprovechar y explotar su uso me he aventurado a poner en práctica una receta en queque o pastel.

La receta indica 230 gramos de harina, 230 gr de azúcar, 120 gr de mantequilla, 2 cucharaditas de polvo de hornear, 4 huevos (separados), ½ taza de aceite, 2 frutas pithayas y pizca de sal. Nota* yo he usado tan solo ¼ de taza de aceite y añadí ½ taza de leche líquida*

Se extrae la pulpa de la pithaya y se licua o procesa. Dado que es difícil de colar las semillas y además de que me gusta verlas en la receta y como no molestan al paladar yo siempre las dejo!
Aparte se pone a batir la mantequilla (o margarina) suavizada con el azúcar hasta cremar, se le añaden las yemas de los huevos, el aceite en forma de chorrito, la pulpa de la fruta y el harina cernida con el polvo de hornear. Esto da una masa compacta, por lo que aquí opté por añadir la leche a la mezcla.
Las claras se baten aparte hasta espumar y se integran a la mezcla anterior en forma envolvente y suave. Se pasa a un molde engrasado y enharinado y se lleva a horno precalentado, a 350° (temperatura media) por unos 50 minutos.
OJO, tan solo en 10 minutos empieza a cambiar el tono a “dorado – café”, pero no se está quemando! Se deja el tiempo indicado o dependiendo del horno, hasta que esté compacto, midiendo que el centro esté sólido y cocinado (prueba del palillo de madera!). Se retira del horno y se deja refrescar antes de desmoldar y partir.
Ahora bien, para servir lo ideal es acompañarlo de una salsa de la misma fruta. Tan simple como poner a cocinar a fuego medio la pulpa de 1 pithaya, con ½ taza de azúcar, ½ taza de agua y el jugo de 1 limón.
Dejar hasta hervir y mover con cuchara de madera y tenga la textura de salsa. Bañamos todo el queque o bien cada porción servida. Qué les parece?

4 comentarios:

NORMA RUIZ dijo...

Que rico y que bonito color tiene esa fruta, gracias por la receta Luis saludos con cariño.

Alejandra Gutiérrez dijo...

le recomiendo se ponga en contacto con Claudia Fernández Rohrmoser, quien es actualmente la promotora más importante de la pitahaya en Costa Rica.
recientemente organizó la Feria de la pitahaya y fue un éxito, esta semana saldrá su reportaje en repretel las noticaias.
cayitapitahaya@gmail.com
cayita@gmail.com
Saludos.
Alejandra Gutiérrez
AG artextil
22285522
alejandra@agartextil.com

Luis Gonzalez dijo...

Alejandra muchas gracias. Ya hice enlace con la página de Cayita y las ferias que está promoviendo. Ahí estamos en contacto.
Saludos.

maureen munoz dijo...

Excelente la receta, muchas gracias.
Hoy 23 de agosto fue la feria de la pitahaya, un éxito, charla muy interesante sobre la pitahaya. Es una lástima que en nuestro país sean muy pocas las personas que le conocen.