viernes, 1 de junio de 2012

sopa de leche con albóndigas de masa

Hoy 1 de junio se celebra el Día Mundial de la leche. Como buen hijo del Cantón Vásquez de Coronado, zona lechera, de aire frío, pastos verdes y bellas vacas, como otros puntos en este pequeño país en la cintura de América, les comparto una receta de antaño. Hace ya bastantes años, la leche era principalmente repartida en las casas, llegaba el lechero en su carreta, cajón o automóvil, lleno de recipientes metálicos con la leche fresca, para quienes no tenía más cerca la lechería, punto para disfrutar (como se decía) de un vaso de leche al pie de la vaca.

Con el tiempo se ha ido industrializando proceso y comercio. Pero los buenos recuerdos y anécdotas aun permanecen. Paralelo a esto, en la cocina tradicional también se empleaba la masa de maíz para espesar caldo, que junto a la elaboración de las tortillas, era y sigue siendo ingrediente presente en nuestras cocinas.

Las sopas de leche eran muy simples, tan solo calentar hasta hervir la leche del día, añadir sal y agregar algo más. Así está la sopa con tortillas y la sopa con pan. Hoy les comparto esta sopita con la singular integración de albóndigas de pura masa. La clásica sopa de albóndigas se hace con carne molida e incluso se le puede añadir masa a la carne para una mejor consistencia. Pero esta sopa de antaño se hacía a pura masa condimentada.  
 Para elaborarla mezcle 1 taza de harina de maíz (en polvo –maseca - masarica, pero mejor masa de molino, es decir de maíz cocinado y molido) con 1 yema de huevo, ½ taza de queso blanco rallado, 2 cucharaditas de culantro o apio tierno picado fino, sal, amase y vaya agregando cucharadas de leche hasta tomar una consistencia compacta, forme albóndigas y reserve.

En una olla unas verduritas tiernas picadas (zanahoria, chayote, papa), cubra con agua y deje que hierva, añada sal al gusto.
Cuando sienta que las verduritas ya van estando suaves, agregue 2 tazas de leche en la sopa y al hervir de nuevo añada las albóndigas de masa.
Tape la olla pero no por completo, pues la leche al calentarse tiende a subir y deje que las albóndigas se cocinen. Antes de servir rectifique el sabor. Una receta muy casera, de las abuelitas, en el día Internacional de la Leche.  

1 comentario:

mariO dijo...

Día de la leche!?, No me enteré

Bueno yo lo festejo todos los días con un buen vaso de leche caliente antes de dormir, jeje

Pero que energética y vigorizante crema, vaya la desconosco, pero tiene una pinta espectacular, me imagino su sabor, yummi!

Saludos Mi chef