lunes, 4 de junio de 2012

queque de licuadora

Me encanta estrenarme en una receta; traducir el texto que me motiva a convertirlo en un plato servido. Siempre hay una emoción, un temor, un “no sé qué va a pasar”, pero siempre hay una esperanza de que salga bien.
Y mejor aún es estrenar un recipiente, un nuevo plato, fuente o utensilio. Hace ya algún tiempo había visto en varias partes los moldes para hacer queques, con “abre fácil”, de estos que luego de cocinarse el pastel no hay necesidad de voltear el molde, tan solo se abre se cerradura y listo, está servido. Y hace unos pocos días sin andarlo buscando, estaba frente a mí en una tienda y estábamos esperando el momento de estrenarlo.
Esta misma semana conocí la receta para hacer queques sin usar batidora. Es la receta perfecta por práctica, rápida y de buen sabor. Lo que tiene de particular es que todos los ingredientes se mezclan en la licuadora, se pasa al molde y listo para hornearse. Aquí les comparto mi resultado, estrenando la receta y mi molde de rosca abre fácil, donde todo salió perfecto! 

Requiere de 3 huevos enteros, 1 cucharita de vainilla, 1 barra de mantequilla (120gr) a temperatura ambiente, 1 lata de leche condensada, 2 cucharadas de ralladura de cáscara de limón (o de naranja – solo cáscara), 1/4 de taza de jugo de naranja, 1 taza de harina y 1 cucharadita de polvo de hornear.

Lo primero es cernir la harina con el polvo para hornear y reservamos. En el frasco de la licuadora se añaden todos los demás ingredientes y de último se pone la harina, se licua de manera que todo quede en una mezcla perfecta. Si es necesario se detiene un momento para raspar las orillas y se termina de licuar.
Se engrasar un molde con un poquito de manteca vegetal y se colocan 2 cucharadas de harina para forrar el mismo. También puede hacerse con un molde tipo chimenea o para quequitos (cupcakes). Se coloca la mezcla aquí y se pone a hornear.

El horno se precalienta 10 minutos antes a 350 °F (180 °C), se deja cocinar unos 30 minutos (depende del horno) y se mide que el queque está listo cuando la parte superior haya dorado y se esponje y que al introducir un cuchillo o palito de madera salga limpio.
Aquí mi molde abre fácil!!!
Dejamos refrescar un poquito antes de desmoldar. Si el molde es abre fácil, no hay mayor complicación. De lo contrario se raspan las orillas y se saca el queque.
Luego se puede decorar como gusten, pero por su sabor un pequeño baño con azúcar blanca en polvo es suficiente para hacerlo lucir perfecto y sabe muy bien.

10 comentarios:

vanessa carvajal dijo...

Luis me has salvado la vida con esta receta tan practica, tengo para el fin de semana una tarde de café, quiero llevar algo hecho por mí, pero que no fuera tan complicado……… me has caído del cielo, GRACIAS.

Alvaro Reyes A. dijo...

Qué práctico!

Capricornio dijo...

Vanessa, ojalá te resulte. Las cantidades y resultado final no es como para mucha gente, pero bien se puede partir en cuadritos, o hacer 2 quequitos de estos y resulta bien.
Alvaro, como siempre, vos sabés que me voy justamente por lo fácil, práctico y rico. Saludos

Sazón Boricua dijo...

Se ve sabroso!! te cuento que tengo un ponque muy parecido a este, pero me ha faltado el tiempo para hacerlo. Mirando tu receta y lo fácil que se mezcla creo que hago esta antes , que la otra!

foodtravelandwine dijo...

Tu molde me encanta....pero el queque en licuadora??.....GENIAL!!......te lo copio!!........Abrazotes, Marcela

Nikita dijo...

Qué fácil, práctico y sobre todo que se ve delicioso!!! Saludos!!!

NORMA RUIZ dijo...

Fácil, rápido y rico que mas se puede pedir, muy buena receta Luis, saluditos.

vanessa carvajal dijo...

Luis, si… ya había asociado por la cantidad de harina que el resultado final era poca cantidad, y si ya había pensado en duplicar la receta. Gracias.

OMNIVIDA dijo...

Excelente, me quedó delicioso... Me encantó tu receta!!! Gracias

Jazmín Elaine Lobo dijo...

Lo voy a hacer ahora mismo. :)