lunes, 21 de mayo de 2012

tamal de brócoli

El brócoli, una verdura de verde flor, es rico en minerales y vitaminas A, B2 Y C que aporta pocas calorías y acompaña muy bien a cualquier plato. A parte de sus propiedades nutricionales y saciantes que posee, sus efectos son beneficiosos para la salud. Está compuesto además por una elevada cantidad de agua, ya que esta constituye entre un 80 y 90% de su composición. Aporta además gran cantidad de fibra dietética y ácido fólico.

En los últimos años se ha relacionado el consumo habitual de brócoli con la disminución del riesgo de padecer alguno tipos de cáncer como de pulmón, próstata, mama y útero, así como los que guardan alguna relación con el tracto gastrointestinal como el estómago, hígado y colon.

Se dice que entre más cruda esté, mejores resultados da. Por eso cuando se usa en recetas, se pone a cocinar en agua por el mínimo de tiempo, apenas a cambiar de color y quedar al dente. La usamos en ensaladas básicamente, también se puede añadir a guisos, caldos, vinagretas y encurtidos. Otras recetas con mejor presentación son el pastel mixto con coliflor y cremas.
Aquí les comparto una sugerencia que me compartió una seguidora del blog y el resultado es muy atractivo y funciona muy bien para las diferentes dietas. Tamales de brócoli o tamalitos verdes como también podrían llamarse.
Se necesita, ½ kilo (500g) de brócoli hervida, 1 Kilo de papa cocinada y convertida en puré, 1 Kilo de masa de maíz, 1 taza de caldo (pollo o vegetales), consomé, Sal y pimienta blanca al gusto, 1 rollo de espinacas, ½ taza de culantro y 1 barra de margarina (120gr).
Se combina el puré de papa con la masa, margarina, consomé, sal y pimienta. Aparte se licua el brócoli, espinacas y culantro y el caldo. Se integra el licuado a la masa y se pone a cocinar a fuego medio, moviendo con cuchara de madera en todo momento hasta tener una consistencia espesa.

Se pone 1 cucharada de masa sobre un cuadro de hoja de plátano suasada, se pone el relleno, cerrar y se cubre con otra hoja (la técnica normal de armar tamales), se amarra y se pone a cocinar en agua hirviendo por unos 45 minutos. Escurrir dejar refrescar antes de abrir.
De relleno se puede usar tiras de pechugas de pollo cocinadas y desmenuzadas, cuajada (queso), arroz blanco, hojas de espinaca. Usar todos los ingredientes, uno solo, o combinar a su gusto.
También se puede acompañar los tamalitos con una salsa verde, para lo que se requiere 1 taza de brócoli, 2 cucharadas de natilla o queso crema, sal y pimienta al gusto. Se pone a hervir el brócoli hasta suavizar (al dente) y se procesa con los otros ingredientes para obtener la consistencia deseada. Servir en una taza a un lado para que cada quien le añada a su gusto.

Una verde sugerencia, para hacer una vida más saludable.


3 comentarios:

Maria Jose Adan dijo...

Estupenda receta, algo calorica para ser de verduritas...pero un día es un día. Bss Acaramelada

Alvaro Reyes A. dijo...

El fin de semana la haré! Gracias me parece una idea genial.

NORMA RUIZ dijo...

Tamal de brócoli? muy interesante nunca me hubiera imaginado, me encantaria probarlo, rica receta Luis saluditos.