lunes, 28 de mayo de 2012

pasta a la marsala

Las pastas siempre han sido de mi agrado, por su sabor, la infinidad de combinaciones y presentación. Los canelones, lasañas, los espaguettis, en salsa de tomate, salsa blanca, con esto y con lo otros. Lo mejor que se preparan siempre en muy poco tiempo, funciona como platillo único y alcanza para muchos!

Recientemente ví en el blog From Maria's Kitchen una receta de pasta, donde usa el vino Marsala de la cual me habían regalado una y pues me decidí a llevarla a cabo con grandes éxitos en su resultado final. El sabor que aporta este ingrediente es muy fino y especial y combinado con los otros ingredientes, lo hace lucir como un plato para ocasiones especiales.
La Wikipedia nos cuentas que "El Marsala" es un vino producido en la región que rodea a la ciudad italiana de Marsala (Sicilia). Recibió la Denominación de Origen Protegida en 1969.Aunque los habitantes de la ciudad toman a veces Marsala añejo, el vino producido para exportar es siempre fortificado y parecido al Oporto. Originalmente el Marsala se fortificaba para asegurar que resistiría viajes marítimos largos, pero actualmente se hace debido a su popularidad en el mercado exterior. (VER MAS)

Se saborea de forma moderada y el aroma se expande en una sala, estimulando el apetito y al integrarlo en algunas recetas, aporta grandes resultados. En este caso de la pasta se requiere (para 2 personas - texto de la receta From María Kitchen) 1/2 paquete de spaguetti*, 1 caja de hongos blancos o su combinación de hongos favoritos, 1/2 cebolla picada fino, 2 cucharadas de mantequilla, 1 cucharada de harina, 1/2 taza de vino marsala, 1/4 taza de caldo de hongos o de vegetales (si hidrató hongos secos utilice esa agua), 1 chorrito de crema dulce (opcional).

Preparación: cocine la pasta en abundante agua hirviendo con sal hasta que esté al dente.
En un sartén ponga la mantequilla con un chorrito de aceite para que no se queme. Saltee la cebolla y los hongos hasta que estén dorados. Espolvoree la harina y deje cocinarla un momento.
Agregue el vino y deje reducir a la mitad, luego incorpore el caldo y deje reducir un poco. Agregue la pasta para que se tome de los sabores y si lo desea el chorrito de crema dulce. Sirva con un poquito de queso parmesano y perejil picado*. 
De esos efectos "personales" que uno tiene o debe hacer, pues tan solo varié a dejar la cebolla  partida en tiras (corte juliana), *la cantidad de pasta es un aproximado a 300 gramos donde no usé spaguetti sino cabello de ángel que me gusta más, por ser más fino y se cocina más rápido, de hecho creo que cualquier tipo de pasta funciona; usé 1/2 taza de caldo de verdura y decoré con apio tierno. 

Espero puedan ustedes también puedan ponerla en práctica y darle su sello personal.