sábado, 26 de mayo de 2012

higos


higos en almíbar y azucarado

El higo es una fruta obtenida de la higuera (Ficus carica). Hay más de 750 especies de higos diferentes entre las que hay comestibles y no comestibles. Las comestibles son muy digestivas porque contienen una sustancia llamada cradina que es un fermento digestivo y de alto contenido en fibra mejorando el tránsito intestinal,  por ello también es utilizado como laxante. Las hojas de la planta también se utilizan en recetas para hacer mieles y postres, pues aportan un sabor característico.

A partir de este fruto también se hacen bebidas como vinos y licores, pero también se emplea en salsas para platos salados como carnes. No obstante en Costa Rica es típico su preparación como dulce, en almíbar, azucarados  y miel; y a partir de este resultado emplearlo a su vez en otros postres e integrarlo en la elaboración de pan dulce.

Prepararlo no es nada complicado y de un paso se salta la siguiente sin mayor problema. Se toman los higos maduros pero firmes, su color siempre será verde, cuando ya va tomando color café es que están “pasados” de tiempo y no funcionan pues se suavizarán demasiado o tenderán a arrugarse en la cocción.  Usando un 1 kilo de higos se lavan bien, se les hace un corte en el tallito y otro en forma de cruz en la parte baja (donde se forma un ombligo); o bien se punzan con palillos de madera por toda la superficie.

Se ponen a cocinar en agua hirviendo hasta cubrirlos, en los primeros minutos se formará una espuma, esto  porque libera una especie de mancha (o leche), se puede retirar con una espumadera, o bien cambiar el agua y seguir cocinando tapados por unos 45 minutos hasta que cambian de color a un tono más tierno y suavicen.   
 En otra olla se pone 1 litro de agua, con 1 kilo de azúcar y cáscara de limón para aromatizar. Cuando ya empieza a espesar en forma de almíbar se colocan los higos escurridos y se deja por espacio de 1 hora más, para que tomen los sabores.

En Costa Rica también es tradicional añadir unos trocitos de tapa de dulce (panela, piloncillo) para que de un color oscuro y una consistencia de miel.

Luego es cosa de dejar enfriar y disfrutar como postre, con helados o bien envasar en frascos esterilizados para conservar por más tiempo. Para hacerlos azucarados, pues entonces se escurren del almíbar y se pasan por azúcar y se dejan secar.

En las zonas de Atenas y Orotina, también se hacen rellenos, ya cocinados y escurridos del almíbar se parten a la mitad y se rellena con dulce o cajeta de leche. Las ideas sobran cuando se quiere disfrutar de tan singular fruta.

6 comentarios:

Norma2 dijo...

Un rama de la higuera sirve muy bien para revolver los dulces y en el relleno podemos poner frutos secos o pasta de almendras y pasarlos por caramelo. Como te darás cuentan me gustan los higos.
Saludos desde Argentina

Walkiria dijo...

hola Luis, que de;licia de fruta y que interesante tu post. yo a decir verdad solo los he disfrutados asi como los venden ya azucarados, y la verdad no me hacen mucha gracia, Pero me fascina el helado de higos, de esos que venden en la pops, me pregunto como los haran? en fin que tengo que investigar un poco. y vieras que vacilon, el sabado pasado en la feria compramos un palito de higos y en cuanto llegamos a casa lo sembramos, espero que algun dia tengamos frutos muy ricos.
Un fuerte abrazo mi bello amigo y muchas bendiciones

Nikita dijo...

mmm qué ricos los higos, me ha encantado tu receta. Pero a decir verdad sólo los he visto acá en CR en almíbar y azucarados, nunca el fruto fresco, dónde los compras? en la feria? en el supermercado? Yo en la feria nuca los he visto! Saludos!

Carmen dijo...

Apenas vengo de arriba para abajo y aquí se me contestan muchas de las reflexiones que escribí arriba. Tú perdonarás que venga tan lento, esas son las consecuencias.
Abrazo

MariuchaCoghi dijo...

Muchas gracias por la receta! dónde consigue los higos frescos? gracias.

Luis González dijo...

Mariucha, yo los compro en la Feria del Agricultor de Tres Rios.