domingo, 4 de marzo de 2012

pastel de tortilla



El fin de semana es quizás cuando se tiene tiempo para preparar algo diferente, atender visitas o compartir de la comida más pacientemente con la familia. Y hacemos recetas que se lucen. Otros también piensan que el fin de semana es más bien para descansar y no complicarse mucho en la cocina, pero siempre se tiene la idea de comer algo rico.

Esta receta cumple con el objetivo de tener una buena presentación, sabor, combinar y ser práctica. Es básicamente como hacer una lasaña pero usando tortillas de maíz en lugar de pasta. Primero debe elegir el tipo de relleno o salsa, puede ser de carne, pollo, vegetales, en salsa de tomate o salsa blanca. Yo he usado en esta ocasión pollo con salsa blanca, con un pirex de 25 x 22 cm y 6 cm de alto, para unas 6 porciones.

Primero cocinar la pechuga de pollo, sin piel, en agua, sal y condimento, hierbas y especias al gusto, hasta suavizar. Escurrir y desmenuzar. Reservar.

Preparar la salsa poniendo en una olla ½ barra de mantequilla (60 gr), 1 cucharadita de aceite y 1 cebolla partida en plumilla, dejar cristalizar y añadir 2 cucharadas de harina lo que se convertirá en una pasta. De inmediato agregar 1 taza de leche y 1 taza de crema dulce. Condimentar (puede usar 1 consomé de pollo), añadir 1 taza de maíz tierno (opcionalmente jamón partido en trocitos, espinaca, hongos o un ingrediente a su gusto) y el pollo. Es casi preferible no usar sal, sino apenas el mínimo, pues por el resto de ingredientes puede afectar el sabor. Dejar espesar y listo. Si no le gusta la salsa blanca, pues prepare una de tomate, como la que más use para sus lasañas.

Para montar se necesita 1 taza de queso blanco tierno y 300 gramos de queso mozarella; 2 paquetes de tortillas de maíz (comerciales) partidas en tiras gruesas, pero sin calentar y la salsa.


Se pone un par de cucharadas en el fondo del pirex, una capa de tiras de tortilla, salsa y un poquito de los quesos. Repetir a formar 3 capas y terminar con quesos. Llevar al horno precalentado a 350° por unos 30 minutos, hasta que la salsa vaya secando y el queso se gratine. Es importante dejar refrescar por unos minutos antes de partir.


Luego sale en cuadros perfectos y puede disfrutarlo con una ensalada y tiene la comida completa. O bien servirse para acompañar el café y es otra buena opción.  


3 comentarios:

Walkiria dijo...

Buenos días mi estimado amigo Luis, Que deliciaaaaaaaaa, me gusta mucho la lasaña de tortillas, yo solo la he hecho con carne y en salsa roja, ahora me toca probarla con esta deliciosa salsa blanca y pollo que nos propones. Y si, esta lasaña esta digna de disfrutarla en un dominguillo y en familia.
Bendiciones y feliz día mí querido amigo.

mariO dijo...

Qué rico mi chef!!

Aquí en México, la lasaña de tortillas como dice mi comadre, la llamamos pastel azteca y vaya que es deliciosa, solo que en lugar de usar quesos maduros, le ponemos queso Oaxaca o quesillo que es un queso fresco parecido a la mozarella, que wooow es delicioso


Saludos mi Chef

INPDAP prestiti dijo...

me ha encantado esta propuesta, ademàs no parece difìcil. Lo de la tortilla es siempre un buen recurso, pero la tuya es muy original. Me gusta, muchas gracias y a seguir adelante.
Roby de finanziamenti