martes, 7 de febrero de 2012

cuayote

El cuayote es una planta nativa; que se desarrolla en bejucos como una enredadera. Su nombre científico es Gonolobus edulis, pero también se le conoce como “coyote”, coayote, y como “gallinita” por la apariencia de las semillas al compararlas con el plumaje de una gallina clueca. Existe un arbusto que genera unas flores en forma de globo, de piel muy delgada, que también al madurar se abre y presenta el mismo tipo de semilla, que también se expande con el viento. Parece ser otra variedad de la familia, pero la comestible es la carnosa o de mayor tejido.
La planta crece sobre bases, cercas, o sobre ramas de árboles. Se cultiva por medio de estacas, pero principalmente de la semilla que se expande con el viento (como un diente de león), esto sucede cuando el fruto madura y se abre solo.

Mientras la planta se desarrolla produce flores de color amarillento. El fruto de unos 10 centímetros aproximadamente de longitud es de predominante color verde, pero también puede tener tonalidades amarillas. Aunque su textura es lisa, también presenta unas pequeñas ondulaciones, tipo protuberancia a lo largo de la piel. Cuando está tierno se puede comer asado (receta en principio con estilo indígena de cocinar solo al fuego) y ya estando maduro se prepara una miel con la fruta. Aunque algunos insectos (incluyendo la mariposa) pueden encontrar la planta como su hábitat, por estar al sol crece sin mayor complicación. No obstante es una planta bastante ignorada y por tanto no se consume masivamente.
Preparar una miel será uno de las mejores formas de saborearlas. Se pelan unos 10 frutos maduros, quitando la cáscara verde con pelador de verdura o cuchillo, extraer la semilla y lavar muy bien su parte interna blanca (canto o carne) pues genera una líquido lechoso que se quita fácil con el agua. Picar en gajos y mantener en agua mientras se hace la miel.
El dulce se puede preparar usando 2 tazas de azúcar y empezar a cocinar con unas cucharadas de agua hasta ir formando un caramelo y añadir sirope de kola para dar color y entonces añadir las tiras escurridas del cuayote. Otra opción es poner ½ tapa de dulce picada (panela – piloncillo – papelón) a derretir con cucharadas de agua, añadir canela y clavos de olor y cuando espese, agregar el fruto. Dejar que se tomen los sabores y se cristalice la fruta y retirar del fuego. Disfrutar tibio o bien envasar y mantener en refrigeración.

22 comentarios:

Walkiria dijo...

wooooooowwwwwwwwwwwwww, pense que estaba leyendo mal el titulo de la receta, jajaja pero despues ya vi que no. Mira lo que se aprende uno cada dia. definitivamente tu me asombras. de donde sacas todas esas frutas y verduras tan raras mi querido amigo. Esta definitivamente NUNCA la habia visto ni escuchado de hablar de ella. Y creo que me gustaria probarla con dulce.
Un fuerte abrazo mi estimado amigo.

Jana ★ dijo...

No conocía el cuayote, me ha gustado el post, muy interesante!

Un besito.
http://janakitchen.blogspot.com

mariO dijo...

Cuando será que vea una fruta que conozca, jeje!

No te creas mi estimado chef, me fascina ver la gran diversidad de tu país, estaba leyendo que en Costa Rica existe el 10% de la biodiversidad del Mundo, todo en ese pequeñito paraíso... como me gustaría ir para allá y probar esas delicias!!


Bueno, te dejo Luis, te mando saludote

Magda dijo...

Gracias por mostrarnos frutas que otros lugares son consumidas y por aquí no las hemos visto. Muy interesante tu blog. Saludos,

Hattori Hanzo (el sartenista) dijo...

En mi vida había escuchado de este fruto y menos probarlo.

Sabe, debería poner un café con solo productos tradicionales, eso si sería cocina típica costarricenses.

Sartencaliente.blogspot.com

Marivi dijo...

Super interesante, la había visto pero como me pasa con otras cosas no sabía si era comestible o no. Gracias.

Bernardo Zárate Oviedo dijo...

Este fruto se puede hacer en miel cuando está tierno, se ponen en agua para que pierda la leche, y luego se cocinan enteros con dulce.

Sil dijo...

¿Alguien sabe donde conseguir coayotes? Hace años tengo ganas de volver a comerlos. Solo los he probado asados y son muy rico :)

Que bueno que hay gente que se preocupa por dar a conocer nuestras tradiciones

yei dijo...

El cuayote. Me trae tan buenos recuerdos de infancia. Me encantaban los dientes de león, entonces encontrar un cuayote con semillas listas era el éxtasis. Era como tener unos 100 dientes de león tamaño jumbo. Iba sacando las semillas una por una y las soltaba al viento. Mi madre me había contado de la miel, pero nunca la había visto.

Alvaro dijo...

No recuerdo haber oido o visto que alguien cultivara coayotes sin embargo en San Ramón de alajuela, donde me crie,los encontrábamos en las cercas.cuando los vuelva a ver les tomaré fotos y les diré donde están.Acabo de hacer miel de ayote,que rica me quedó,entonces me vino a la mente las mieles de coayote que haciamos cuando chiquillos...un suspiro !qué tiempos! Saludes.

Jorge dijo...

Aquí en San Rafael de Ojo de Agua, cantón Central de Alajuela, nace mucho cuayote silvestre (incluso he llegado a ver en la ciudad de Alajuela), pero casi nadie lo aprovecha por desconocimiento, y un detalle, hay que tener cuidado al pelarlo, la lechilla es muy irritante para la piel, eso lo descubrí en una ocasión en que pele una gran cantidad, y prácticamente era como si me hubiera pasado lija gruesa por mis dedos, así que ahora uso guantes, pero hasta con ese riesgo, vale la pena por lo deliciosa de la miel y para mi es un sabor casi "adictivo" , gracias por compartir información de estas tradiciones hoy poco conocidas.

Jorge dijo...

Aquí en San Rafael de Ojo de Agua, cantón Central de Alajuela, nace mucho cuayote silvestre (incluso he llegado a ver en la ciudad de Alajuela), pero casi nadie lo aprovecha por desconocimiento, y un detalle, hay que tener cuidado al pelarlo, la lechilla es muy irritante para la piel, eso lo descubrí en una ocasión en que pele una gran cantidad, y prácticamente era como si me hubiera pasado lija gruesa por mis dedos, así que ahora uso guantes, pero hasta con ese riesgo, vale la pena por lo deliciosa de la miel y para mi es un sabor casi "adictivo" , gracias por compartir información de estas tradiciones hoy poco conocidas.

Olger Jazdany Salas Ramos dijo...

Vean que casualidad... pues un año completo después del último post estoy comiendo cuayote... resulta que ni sabía esa fruta pero si la habia degustado antes... era yo muy niño cuándo mi abuela que vive en el campo en las zonas cercanas al lago Arenal allá por Tilarán me dio a comer en un plato "de loza" por cierto unas semillas delgadas y oscuras,bien tostadas con una pisca de sal... que delicia... de hecho no recuerdo miel ni asado alguno aparte de las semillas y hoy precisamente mi vecina me conto que esta haciendo miel de cuayote a lo que le dije no saber que era... sorpresa tal que cuando entre a esa cocina "de leña" el olor que desprendía, porque ella los tuesta antes de obtener la pulpa...me omagino que por la mancha, atacó mi memoria olfativa y me transporto varios años atras... amé ese momento pues recordé cosas bellas, entre ellas la fruta de pan y las castañas que me hacía mi abuela. Ahhh
Gracias pues tanto tiempo después de haber sido publicado este post me ha ayudado a hacer catarsis positiva... ja

Olger Jazdany Salas Ramos dijo...

Digo. ... 2 años. ... wow!

Luis González dijo...

Estimado Olger. Gracias por tan simpática apreciación y su excelente relato. Justo el tipo de texto que disfruto leer y que siento lo puedo apropiar para mis entradas.
Tengo pendiente una publicación de una miel, con fotos paso a paso, que me compartiera un seguidor.
que bueno también por eso que me lo hiciera recordar. Saludos.

Carlos Ortiz dijo...

Hola...Vivo en Altamoravia en Moravia, San José Costa Rica. Tengo senbrada una planta de cuayote.... Estoy esperando a que salga la flor y luego el fruto para probarlo...La planta va muy bien en su crecimiento y la estoy chineando. En principio como planta hospedera de mariposas ya que tengo un mariposario en la casa...Ahora veo que tiene otra utilidad en la cocina... Muy bien...Ahí les contaré como nos queda la receta...

Luis González dijo...

Don Carlos Ortiz, un gusto recibir su comentario. Por favor, chinee esa planta y vaya tomando sus fotos. Cuando guste nos la puede compartir en la página de facebook.
Tengo una publicación pendiente de la miel en un paso a paso, que otro seguidor me envio.
Saludos
www.facebook.com/cocinacr

Registro educativo electrónico dijo...

Es la miel favorita de mi familia, herencia de mi suegro, esta semana hicimos una gran cantidad con 15 cuayotes y lo compartimos con otros miembros de la familia. El trabajo más pesado y tediooso es pelar los cuayotes, labor que mi esposa siempre me carga a mí.

Luis González dijo...

Mis felicitaciones al Sr Registro E.Elct por mantener viva esta receta y utilizar esos ingredientes tan poco conocidos.
Como otras, el pelar o preparar ingredientes a veces lo hace dificil, pero es así como se saborean mejor las mieles al final.
Saludos.

Unknown dijo...

Esto sera Cuayote?

Luis González dijo...

Es correcto. Es cuayote!

Franco Capetillo dijo...

Hola, soy de Veracruz, Mexico y aquie tambien se da esta planta de forma "salvaje" ya que crece en el monte, aqui le llaman "chupipe" y usan la raiz para preparar una bebida llamada "popo"