jueves, 2 de febrero de 2012

cebolla tierna en torta


La cebolla es uno de los ingredientes más utilizados en la cocina .Gracias a su jugosidad, la cebolla permite cocinar con muy poco aceite y agua. Encurtida, frita, rebozada, hervida, al horno o cruda la cebolla es deliciosa, sana y nutritiva, esconde numerosas propiedades medicinales entre sus capas y además resulta muy versátil en numerosas recetas.


La cebolla estimula el apetito y regulariza las funciones del estómago, es diurética, por lo tanto es un medio importante, como depurativo del organismo. Es un gran desinfectante, por lo tanto comerla sobre todo cruda, nos ayuda a protegernos contra las enfermedades infecciosas. Estudios recientes parecen asociar el consumo de la cebolla con la inhibición del cáncer.

La cebolla junto al culantro son 2 de mis ingredientes favoritos para todo. Ahora bien, por lo general encontramos en los mercados la cebolla seca, en trenzas o suelta, que se conserva muy bien sin ningún tipo especial de método de conservación, más que colgarla en el corredor o una esquina de la cocina, además de decorativa, estará lista a usarse en todo momento. En las ferias del agricultor también es fácil conseguirla tierna, con sus cogollos (hojas tiernas) llamados comúnmente cebollinos. Estos últimos también los venden separados y son usados para añadir en la preparación de arroz, carnes y caldos. Pero usar todas sus partes juntas es un gran premio al paladar y la salud.

Una forma simple de disfrutar la cebolla tierna es preparando tortas con huevo. Tan sencillo como lavar bien un par de cebollas tiernas y sus hojas y picar finamente. Rallar queso blanco tierno (1 taza). Batir las claras de 2 huevos a punto de nieve, añadir las yemas, condimentar con sal (y/o consomé), agregar el queso y la cebolla picada, mezclar rápidamente y llevar a un sartén con aceite caliente.

Tapar mientras se cocina por un lado y luego use su mejor método para dar vuelta a la torta y que se cocine por el otro lado (yo la paso del sartén a un plato, pongo la sartén al revés y volteo la torta – o use una espátula ancha).


Otra forma es preparar tortas pequeñas, vaciando la preparación en cucharadas sobre el sartén. Servirla en gallos con tortillas para mi es lo mejor, y sobretodo disfrutarlas de un buen café recién chorreado! 


8 comentarios:

mariO dijo...

Qué buena entrada Luis!

Me encanta la cebolla, no me imagino ninguna receta que no la lleve, le da su sabor "dulzón" a todo.

A mi me gusta de todas las formas, guisada, asada, cocida y hasta cruda, claro hay que saber cuando comerla así por asuntos del aliento, jeje


Te mando un cordial saludo!, que estes bien mi chef

Madeleine dijo...

Que ricura!!!!

En taquitos! mmm!!!

Y también soy fanática de la cebolla! :) Ya somos 3!! jiji!

Por cierto que el lunes pongo una receta de pizza de 4 cebollas, para que la lean! deliciosa!!!!!

Saludos!

Walkiria dijo...

Se ve que te quedo deliciosaaa, pero yo paso esta vez, jajajaja no me gusta mucho ponerle cebolla a los huevos, Me quedo con la torta solita.

Un abrazote luisito.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que delicia a mi me encanta la torta con mucho cebollino.

Saludos

Mijú dijo...

La cebolla es estupenda.
Tu plato se ve bueno.
Un saludito

Gabriela, clavo y canela dijo...

Me encanta este tipo de tortilla, especiualmente cuando hago algún caldo queda excelente para acompañar..
besos

Jana ★ dijo...

Bueno, he llegado a tu blog por casualidad, y que descubrimiento, me encanta!!
Me he hecho seguidora, no quiero perderme nada de las delicias que haces.
Te invito a que conozcas mi blog, espero que sea de tu agrado.
Un besito!
http://janakitchen.blogspot.com

NORMA RUIZ dijo...

Que rico me gusta tú receta, seguro sabe delicioso gracias Luis lindo fin de semana.