martes, 24 de enero de 2012

pastel de plátano cuadrado


Entre la variedad de plátanos, se encuentra el que en Costa Rica denominamos “cuadrados”, pues son más pequeños y gruesos, que el tradicional y alargado. Verde en su estado inicial, al ir madurando se va tornando amarillo y llega a tener la cáscara casi negra, señal que está bastante maduro y dulce.


Muchos criadores de cerdos, lo usan para alimentar a sus animales, por su bajo costo y porque contribuye al engorde. No obstante, quienes nos hemos aventurado a probarlos, disfrutamos de su agradable sabor, fritos cuando están maduros y firmes, o asados o puestos en las brasas con todo y cáscara para que se cocinen y formen hasta su propia miel.

Esta receta que les comparto, es de un pastel (casi pan) que funciona muy bien para acompañar un café o bien para disfrutarlo como un postre. Es sencillo y práctico. Requiere como ingredientes: 6 plátanos cuadrados maduros, 500 gramos de cuajada tierna (queso), 1 taza de de tapa de dulce molida, 300 gramos de queso mozarella, 1 taza de leche, 2 huevos, 1 cucharadita de polvo de hornear, 1 de canela en polvo, 1 y ½ taza de harina de maíz, 1 barra de mantequilla (125 gramos), 2 cucharadas de vainilla y aceite para freír.

Se quita la cáscara de los plátanos, se parte en tiras gruesas y se fríen en el mínimo de aceite, de preferencia en sartén con teflón y escurra en papel toalla, para eliminar la grasa.
En la batidora se pone las tajadas fritas, mantequilla que esté a temperatura ambiente y los huevos. Una vez procesado estos, se va agregando la harina cernida con el polvo de hornear, la vainilla, la mitad del queso mozarella y la leche a poquitos, hasta tener una consistencia de masa.

Aparte se maja con un tenedor la cuajada y se mezcla con la tapa de dulce y la canela.

Se arma el pastel poniendo en un molde (engrasado y enharinado) una capa de la mezcla de cuadrados. Añada otra capa con la mezcla de cuajada y dulce, repita las capas y termine cubriendo con el resto de queso mozarella.

Lleve al horno a 400°F (205°C) por 30 minutos o hasta que dore. Deje refrescar antes de partir en cuadritos. Puede servir con miel de abeja, sirope de maple o miel de tapa de dulce si es de su agrado.

7 comentarios:

Madeleine dijo...

Invariablemente el pan de plátano me recuerda a mis inicios en la cocina cuando era niña... pero este pastel tuyo está de lujo!!!

Nunca lo he probado con queso!!!!

Super antojable!

Un abrazo desde México!!!

Walkiria dijo...

Perfecto para el cafecito que me estoy tomando en este momento mi querido amigo. Se ve que te quedo delicioso. y ya que yo he hecho algo parecido a esto ya hasta casi puedo oler el tuyo. jajajaja.
Un abrazote amigo.

Pilar dijo...

Tendré que empezar a introducir el plátano en mis recetas dulces, parece un paatel delicioso. Un beso

Marivi dijo...

Muchísimas gracias por vivitar mi blog, sé que voy a aprender muchas cosas contigo... en casa tenemos plátanos y bananos, es un lujazo, me encanta el queque con banano y nueces y esta receta tienen una pinta estupenda.
Un abrazo desde Sta. Gertrudis-Grecia

Nikita dijo...

MMmm súper rico! Me encanta mucho con quesito derretido. Excelente receta!!!

dorothyytotohaciaoz dijo...

Hola, ¡esto se ve exquisito! pero tengo una duda ¿qué es la tapa de dulce? es para intentarlo, gracias =)

Capricornio dijo...

Dorothy..lo que llamamos en CR tapa de dulce, en otros lugares se le dice panela, piloncilo, papelón. Es jugo de la caña de azúcar que se cocina, luego se pone en moldes y se forman cubos y se usa en repostería y nuestra bebida "aguadulce". Se ofrece en los comercios de sta forma, rallada o molida. También se puede volver a poner líquida, tan solo añadiendo el cubo en una olla con el mínimo de agua.