martes, 8 de noviembre de 2011

higadillo de res


Cuando yo estaba pequeño, recuerdo que a mi Madre no le gustaba mucho el hígado, y consecuentemente nos lo ofrecía muy esporádicamente, ella lo hacía cocinado en sartén, en la forma más simple, y siempre servido de una vez en tortilla. Creo que siempre asumió que tampoco nos iba a gustar!! Años después fuí descubriendo que hay más recetas de hígado, encebollado, en salsa, trocitos y más.

Recientemente conocí de esta nueva forma de prepararlo, me gustó y aquí se los comparto. Funciona como un paté o un dip, para servir como una entrada, para disfrutar en un café o reunión familiar. Acompañarlo con tortillas, galletas saladas o pan tostado complementará muy bien su presentación.


Disfrutando del sabor del hígado, pero combinado con otros ingredientes, encontrará un nuevo sabor para consumirlo. Requiere de 3 hígados de res, (limpios, sin membranas o grasas), 1 cebolla pequeña, 3 tallos de cebollino picado finamente, 2 ajos, ramita de apio o culantro, ¼ de taza de salsa de tomate, 1 cucharada de salsa inglesa, hierbas secas (orégano, tomillo, otras), 1 huevo crudo, 1 cucharada de harina, sal y condimento al gusto (pimienta o tabasco si le gustaría picante).

Tan fácil como moler en el procesador los hígados, con cebolla, ajo, apio, de manera que se forme una pasta bien integrada. En un recipiente combine esta pasta con el resto de los ingredientes, manualmente. Ponga una sartén a calentar con una cucharada de aceite, añada la pasta y cocine a fuego bajo por unos minutos, moviendo constantemente, hasta que esté bien dorado.


Rectifique la sazón y sirva en gallitos con tortilla, o bien páselo a un recipiente y que cada quien se sirva sobre galletas o tostaditas.

Puede decorar con más cebollino o culantro picadito. Realmente diferente y sé que les va a gustar!


9 comentarios:

CHARY. dijo...

HOLA

QUE COMES Q ADIVINAS..A MI NO ME ENTRA EL HIGADO..SERÁ TRATAR DE HACERLO ASI..Y SI SEGURO Q QUEDARA BIEN..SE VE RICO EN LAS TORTILLAS..GRACIAS X COMPARTIR Y SII SOY PURA PAJA..HACE CASI UN AÑO TENGO TU REGALITO Y SIIII..SE LLEGO LA OTRA NAVIDA..UN DIA DE ESTOS PASO Y LADEJO AUNQ SEA EN LA RECEPCION..NO ME GUSTA SER PAJOSA..ABRACITOS Y GRACIAS POR COMAPARTIR.

NORMA RUIZ dijo...

Una buena sugerencia, no se me habría ocurrido procesar el higado, gracias Luis linda semana.

Hattori Hanzo (el sartenista) dijo...

Hola

A mi el hígado me encanta, soy de los que aprecian su sabor y disfruta un buen trozo de higado, sin decir que su valor nutricional es alto. Mi mamá siempre me cocinó y aunque la cebolla no me gusta, le pone encima kilos de cebolla que yo luego retiraba.

Creo que sería todo un reto comerlo de esta forma, tal vez como la cebolla y cebollin es procesado, ni lo sienta, pero sigo pensando que la mayoría de personas rechazan este producto solo por el hecho de ser hígado, ya sea procesado o no.

Bueno a probar

Hattori
sartencaliente.blogspot.com

Pily dijo...

A mí me encanta el hígado, pero en donde vivio no se puede comer, por el clembuterol!! es una lástima!!
Así debe de estar rico!!
Saludos

Gustavo Figueroa V. dijo...

Ah, un hogado con cebolla y tomate es una gozada!
Saludos.

Pilar dijo...

Buena receta para tomar el hígado, que dicen es tan saludable, a mi de pequeña, me lo daban mucho pues era muy flacucha, higado y lentejas. He tardado mucho tiempo en reconciliarme con ambas cosas y ahora los tomo sin problema. Hasta pronto, un beso

Sazón Boricua dijo...

Lo que son las cosas de la vida.. a mi me gusta el hígado de res pero me cae malísimo! pero igual me lo como :) de vez en cuando salteado con cebolla y papas fritas, Mmm!

Walkiria dijo...

Hola Luis, Re rico se ve esa recetilla.a mi personalmente el higado, aun que solo lo habia comidos como en bisteck y encebollado o sudadito.
Gracias por compartir tu receta.

mariO dijo...

Digan lo que digan, me encanta el Hígado!!


Aquí en México se come el higado de res encebollado, ya sabes, con harta cebolla, chile y aceite de olivo

Y bueno si hablamos de nutrición, el hígado es una bomba de hierro, ideal para que los chiquitines se pongan fuertes como popeye y uno que otro adulto anémico se vigorize.

Sólo hay que tener en cuenta que es alto en colesterol, bueno pero con las porquerías que a veces uno come en la calle, el hígado no se puede poner a competir.

Un saludo mi chef