jueves, 22 de septiembre de 2011

sopa de pan

Cuando yo era pequeño, pasaba todos los días el panadero a la casa. Siempre de madrugada, así cuando uno iba a desayunar, retiraba el pan que habían dejado en un saco de tela en la entrada de la casa y que nadie se lo llevaba!. También pasaba el lechero, con leche fresca y natilla (crema) en tarros grandes, que se servian con unos cucharones metálicos, directo al pichel que uno acercaba. Hasta el gato se arrimaba por el chorrillo de leche que iba dejando el carro. 

Sentarse a desayunar una piña de pan, tajadas de baguette con un plato de natilla era glorioso, sobre todo en fin de semana! O que hicieran atol con leche o avena ... el cereal no se compró hasta después, cuando a los lecheros los habían pensionado. Aún así, el kellogs (creo que era la única marca), se disfrutaba con la leche en botellas de vidrio que repartían en carros, uno cambiaba las vacías por nuevas y era toda una dinámica.  A tiempos.

Bueno, el pan que no se gastaba fresco se iba guardando, a veces por las tardes se hacía tostado al horno, o bien cuando había un buen poco, salía el tradicional budín (leche, pan, azúcar y un par de huevos y ahí estaba la receta).

Pero mi mamá también nos hacía sopas de leche. Sencillísimas. Para ciertos días fríos o solo por el antojo, o para gastar ingredientes salía la siguiente receta.

Poner a fuego medio una olla con una cucharada de margarina, una cebolla pequeña (o media) partida en tiras (juliana), cristalizar y añadir el pan añejo en tajadas, dejar que el pan tome absorva la margarina y entonces añadir leche hasta que cubra el mismo.




Condimentar con un poquito de sal y no mover mucho para que el pan no se desintegre tanto. Dejar hasta casi el primer hervor y retirar. Servir de inmediato. Así de simple las disfrutabamos. 

En épocas modernas, se le puede añadir condimento, crema, croutones, queso y llevar a gratinar, pero esos términos y técnicas estaban muy lejos de nuestra humilde sopa de pan!

12 comentarios:

Miri dijo...

Hola Capricornio!!!!
Me encanto esta entrada y hasta me trae lindos recuerdos........al llegar a Bogota, hace de esto muchos anios, nos invitaron un fin de semana a una finca y el domingo para el desayuno comimos algo muy similar a esta sopa, ellos le ponen la papa pobre y todo lo que tu nos cuentas......DELICIOSO!!!!!!!!!!
sweetcakestoronto
Besos
miri

NORMA RUIZ dijo...

Esto si que es nuevo para mí, pero que agradable aspecto tiene, recetas de antaño nada como eso, gracias por compartirla Luis, seguro es muy rica, saludos.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Estimado Luis:

Buena remembranza la que haces de esos tiempos idos para llevarnos, luego, a la receta de la sopa de pan que ustedes comían en el pasado. Miri ya lo ha citado antes que yo, en Colombia se come, aún, una sopa de pan muy similar a la de tu receta...es sencilla y deliciosa!!!
Hoy, 23 de septiembre, estaré acordándome de ti durante el lanzamiento de mi nuevo libro de poesía "Contrastes", libro en el que incluí aquél poema que alguna vez escribí para ti.
Un abrazo.

otoño dijo...

Luis un viaje al pasado y unos recuerdos que todavía con solo estirar la mano puedo tocar, el panadero, dejando el pan en la puerta de la casa, el lechero de Coronado que pasaba por mi casa con la cara rosadita, y bien bañado , que al rato de pasar ya hasta me estaba gustando, jajaja, el budín de pan viejo ,que añoranza de esa Costa Rica pueblo que con la globalización ya no existe, pero los que tuvimos la oportunidad de vivirla guardamos un recuerdo imborrable que nada nos puede arrebatar, y termino deseándote un lindo fin de semana porque si sigo termino llorando.Besos.Olga.

Diosa Escandinava dijo...

Hola luis, Para ser honesta contigo, no me gusta mucho el pan remojado en ningun caldo, Perooooooooooooo esta sopita se ve deliciosa y creo que me aventuraría a probarla. Gracias por compartirla.

Capricornio dijo...

El pan mojado en leche, café, u otro líquido estoy seguro que algunos pensarán que es cosa para la lora de la casa, o el abuelo que le cuesta morder cosas duras!!!
Y quizás no tenga la mejor presentación o el mejor de los sabores, pero de fijo es un recuerdo de mi infancia, y en porciones pequeñas, con un clima frío se puede disfrutar bien.

Hay más versiones de sopas de leche, en esta ocasión ha sido pan, en otras ayote tierno, también albóndigas de masa y hasta plátano verde. Es tan solo mi espacio para compartir recuerdos..añoranzas y algunos sabores.

Gracias por sus comentarios.

mariO dijo...

Hola mi chef!

Pero que buena sopa, te diré que en México hay una receta similar que se hace en Chiapas, sólo que en lugar de llevar leche, lleva caldo de pollo y tomate... pero igualmente de deliciosa!


Saludos mi chef

Sazón Boricua dijo...

Luis, Que linda entrada nos traes hoy! Esta es una receta sencilla pero llena de lindos recuerdos de infancia!!
Por mi casa pasaba bien temprano todas las mañanas el lechero, dejaba 3 litros de leche y chocolatina.

Cocco dijo...

Ummmh, me has traído recuerdos a una sopa parecida que preparaba mi mamá, también de aprovechamiento...

Un abrazo desde el Caribe Insular!

carlos kukulpan dijo...

Acabo de hacerla ya que el pan de centeno me salio duro y lo queria reutilizar, le agrgue hierbas italianas al freir .... Me quedo riquisisisima estoy degustandola en este momento

Capricornio dijo...

Bienvenido Carlos, que bueno que hayas logrado disfrutar de la receta y poner tu sello personal!
No a todo el mundo le agrada, pero es cosa de saber apreciar sabores. Incluso se puede alternar con quesos o algún vegetal.
Cordiales saludos.

Alvaro Reyes A. dijo...

Me parece rica y me recuerda mi niñez. Gracias