miércoles, 24 de agosto de 2011

arroz con carne y quelites


Cuando hay celebraciones especiales de tipo familiar, por lo general pensamos en preparar recetas cómodas en el sentido económico, prácticas al realizarlas y que rindan para todos los invitados, que con el buen sabor podamos hasta repetir. Casi es tradicional en Costa Rica pensar en arroz con pollo como primera alternativa; pero la opción de hacer arroz con carne no se queda atrás.

Para unas 20 porciones pequeñas, se requiere 1 kilo de carne en trozos (cecina, para mechar, posta), que no tenga grasa, se adoba con sal, comino molido, salsa tipo inglesa (Lizano), 1 cabeza de ajos majada y hierbas secas como orégano y tomillo. Ojalá la víspera, para que absorba bien los sabores. Al tiempo se cocina en agua a cubrirla en olla de presión, se añade 1 cebolla, chile dulce, apio y hojas de culantro de coyote y se deja cocinar por unos 30 minutos contados a partir de que suene la válvula. Una vez cocinada, se retira de la olla y se pica en cuadritos pequeños, el caldo se cuela y se reserva para hacer el arroz.


Para hacer el arroz se requieren 4 o 5 tazas de arroz corriente o precocido; 1 zanahoria, ¼ kilo de vainicas tiernas, 1 cebolla, 1 chile dulce, ajos, apio y culantro al gusto, 60 grs de margarina y ¼ taza de aceite, 1 ramito de quelites de chayote y el caldo donde se cocinó la carne. En una olla a fuego medio se pone el aceite y la margarina, la zanahoria y la vainica cortada finamente a sofreír, se adicional la cebolla, chile, ajos, apio, culantro, todo bien picado, y el arroz. Se mezcla todo bien y se deja tostar un poquito el arroz.

Entonces se añade la carne picada y el caldo, que sobrepase el nivel del arroz, se tapa y se deja que se vaya evaporando el líquido. Cuando se va secando el arroz se le añade el rollito de quelites lavados y picados, si hace falta le puede añadir un poco más de agua y sal o condimento al gusto en este momento. Se baja el fuego al mínimo, se tapa y se deja que el arroz termine de reventar. Intente moverlo casi hasta el final, para que quede suelto. Listo.

Es clásico servirlo con ensalada de repollo, pico de gallo, papas tostadas y/ó frijoles molidos. Yo lo acompañé con una ensalada de caracoles grandes, rellenos de atún y pejibayes.  


Así va esta ensalada: cocinar los caracoles en agua hirviendo con sal y aceite por unos minutos hasta quedar al dente, escurrir. Mezclar 1 cebollita, chile dulce, culantro, 3 pejibayes cocinados (todo bien picado), 1 lata de atún escurrida, jugo de limón y mayonesa. Rellenar los caracoles y acompañar con rodajas de rábano. 



1 comentario:

NORMA RUIZ dijo...

Ese arroz si que se ve riquisimo, me antojo, gracias Luis saludos.