viernes, 17 de junio de 2011

ensalada de frutas cocinada


Esta es una receta que favorece el tránsito intestinal, sirve para aprovechar los recursos y evitar el desperdicio de frutas cuando tenemos de más. O bien para variar la típica ensalada de frutas frescas.

Primero hay que hacer un almíbar, en una olla se coloca al fuego con agua, azúcar y jugo del limón. Mientras hierve se pelan y cortan las frutas, primero las más duras y que se puedan oxidar.

Cuando el agua hierva, se agregan manzanas y peras, se dejan a fuego lento hasta que estén tiernas y firmes; retirarlas de olla utilizando un escurridor (cuchara con orificios). Reservar en un tazón.

Luego en la misma olla, se agregan las frutas más suaves, igual hasta que estén  tiernas y firmes, se mezclan todas las frutas se les vacía el almíbar que quedó en el olla, se deja enfriar y se pasa a la refrigeradora para poder servir la ensalada de frutas fría.

Luego disfrútelas así sola, con helados, gelatina.... use las frutas que más le guste o las que vayan quedando ahí estancadas.

4 comentarios:

Andrea dijo...

QUE BANDIDO SIEMPRE CON COSAS RIQUISIMAS GRACIAS

foodtravelandwine dijo...

Esto me encanta....sencillo y sabroso!!....Abrazotes, Marcela

Elvira dijo...

Y tanto que es una manera fantástica de aprovechar la fruta. En casa la uso mucho ahora para los frutos rojos, con helados o sobre un cheesecake queda genial. Un beso amigo

[[Nutella]] dijo...

me encantan tus recetas porque ademas de ahorrar usamos lo que se va kedando por ahi :d buena medida en estos tiempos dificiles ademas que esta muy buena a mi mama le encantara porque tiene problemas digestivos :D