domingo, 10 de abril de 2011

tamal mudo


En la historia de la cultura religiosa de Costa Rica, la Semana Santa siempre ha estado ligada a platillos tradicionales, entre pan, miel, conservas, y otros que derivan de que hace ya algunos años, todos los comercios cerraban los días Santos.  No circulaban los medios de transporte y la gente asistía a los oficios religiosos caminando y luego disfrutaba de sus comidas que abastecían estos días.

Por la misma tradición no se comían carnes, al menos rojas, pues el bacalao, atunes y las sardinas siempre estaban en las primeras opciones. Una receta clásica para acompañar el pan de especias y el pan dulce casero, eran los tamales mudos. Se les conoce con este nombre, pues no llevaban nada de relleno.


Se preparan  2 kilos de masa de maíz de molino, al que se le  incorpora  1 kilo depuré de papa, y caldo de verduras con especias como cebolla, apio, chile dulce, ajos y tomillo y se adereza con sal, comino y salsa tipo inglesa. Esta masa se pone al fuego y cuando está espesa, se retira del calor y en cucharadas se rellenan hojas de plátano, para formar tamales, que se amarran y se cocinan en agua hirviendo por 45 minutos.  Se escurren y se dejan enfriar. Se parte en tajadas y se sirve para acompañar el almuerzo o para las horas del café.


Ahora bien, también se le conoce como tamal mudo, a los tamales que solo tienen de relleno frijoles. Esta receta parte igual que la anterior, con masa, puré de papas y caldo de pollo que se licúa con culantro y condimentos como comino, sal y pimienta. Se obtiene una masa algo espesa y se lleva al calor hasta el primer hervor.

Aparte se preparan frijoles cocidos, se licuan o se majan con especies y condimentos y algunas gotas de tabasco. Luego sobre hojas de plátano se sirve una cucharada de masa y un poco de frijoles arreglados. Se amarran, se cocinan en agua hirviendo por una hora y listo.  Se pueden hacer en forma individual o estilo arrollado (o rollo - ver receta).


Para complementar el tema, estos tamalitos mudos o de frijoles, si se preparan de un tamaño muy pequeño y se cocinan envueltos en papel aluminio se les conoce como  tayuyos (ver receta), término que se refiere en el vocabulario costarricense a "lío" o "envoltorio". Estar "envuelto en una determinada situación". Tayuya por su parte se refiere a una porción de comida envuelta en tortillas de maíz.
 

 Siempre es bueno revivir las tradiciones y disfrutar el sabor de lo nuestro.

4 comentarios:

Pi dijo...

He entrado en tu cocina, y me ha encantado todo lo que he visto.

El tamal mudo lo desconocía por completo, asi que esto hay que probarlo porque tiene una pintaaaaaa.

Saludossssssss

Alvaro Reyes A. dijo...

Riquísimos. Mi mamá los hacía en forma de bolillo, grandes o medianos! Pero... es lo mismo!

Eduardo Salas Herrera dijo...

Tamal muy bueno y es una tradición de semana santa.

Angie Leon dijo...

Q ricooooo voy hacerlos