viernes, 19 de noviembre de 2010

pasteles de viento

En Costa Rica, en las provincias de Puntarenas y Guanacaste y en algunas “ventanas” de algunas sodas en otros lados, se ofrecen comidas rápidas como las empanadas, tortas y arreglados,  casi siempre a temperatura de un bombillo de luz.

Una de esos “matambres” o “antojerías” son los pasteles de viento. Y su nombre no es porque no contengan relleno y sean puro cuento, sino que la base o pasta casi no se siente. Es de una textura crujiente, suave y esponjosa, que de fijo se hace reguerito cuando la muerdes.

El relleno por lo general es un picadillo de papa con carne molida, por igual puede ser de solo de este tipo de carne. Su forma es cilíndrica. En Ecuador es típica esta preparación, llamada “empanada de viento” y se caracteriza por estar rellena de queso rallado con cebolla. Para que no se quede antojado, aquí está la receta.

Lo importante de la receta es la pasta y se las comparto de seguido. Para un promedio de 8 pasteles se requiere: 1 taza de harina de trigo, 1 barra de margarina o mantequilla (125 gramos), ¼ de taza de agua mineral (con gas) y 1 pizca de sal.

Se pica la mantequilla sobre la harina hasta formar una borona suelta, se añade la sal y el agua mineral. Se forma con las manos una bola uniforme y se deja reposar en refrigeración unos 10 minutos.

Los rellenos: mezclar 1 taza de queso rallado, con 1 cebolla pequeña picada finamente y un poquito de pimienta. Picadillo: cocinar las papas partidas a la mitad con cáscaras en agua y sal hasta suavizar, escurrir y eliminar la cáscara. Picar en cuadritos. Aparte sofreír cebolla y chile dulce en aceite, agregar carne molida, condimentar al gusto y cuando esté suelta y cocida se añaden las papas y se mezcla todo bien. (Debe quedar “seco”)

Para armar los pasteles, se hacen bolitas pequeñas con la harina, se aplastan con rodillo o prensa para formar la base como una tortilla. Se coloca una cucharada del relleno y se cubre con otra rueda de pasta. Se sellan los bordes presionando con los dedos, aplaste con tenedor para ayudarse y si puede (yo no pude) se hacen dobladillos de nuevo con los dedos.

Esto se puede mantener en refrigeración hasta el momento de cocinarlas, así le ayudará también a compactar bien los bordes.  O seguimos adelante. Se fríen en aceite caliente, si usa sartén asegúrese que el aceite quede a la mitad del pastel o en una freidora profunda. LEA BIEN: SE COCINAN MUY RAPIDO, casi que un minuto, así que no se le vayan a quemar.

Apenas estén doraditos los saca y se escurren en papel absorbente.  Deje apenas que se entibien y empiece a disfrutar.
 
El relleno de queso y la cebolla en las empanadas, se funde tan bien, que son únicas! En Ecuador las rocían con azúcar en polvo. Yo me las comí así no más…



16 comentarios:

Ana Powell dijo...

Esta no me la pierdo por nada.
Tus pastelitos estan divinos.
Besicos y feliz fin de semana ♥

Annie dijo...

Que delicioso!!!!!!me llevo la receta porque esto en algún momento lo tengo que hacer, parecen exquisitas.
Saludos

Marymary dijo...

Pero que pinta tienen estos pastelitos! te quedaron estupendos!!!!
Un besito y feliz finde!

Mari dijo...

Se ven muy delicioso. Desde la costra hasta el relleno. Te soy sincera, no me puedo resistir, es una receta que voy hacer PRONTO.

Entiendo lo que dices de a temperatura bombillo de luz, es algo que se ve aquí también.

Un saludo,
Mari

Gabriela, clavo y canela dijo...

Ayyyy Luis! me hizo agua la boca! que cosa más buena!
besos
Gaby

Catinur dijo...

Seguro que los voy a hacer, ¡que buena idea! y que ricos parecen, ahora mismo ya me comería un par de ellos...¡que pena que estemos tan lejos! pero con tu receta tan bien detallada, estoy segura que me saldrán bien. Ya te informaré.
Gracias por compartir...
Que tengas un buen fin de semana

LAP@MBO dijo...

Luisito.. que fotos mas tentadoras... se ven tan deliciosas que hasta me atrevo a decir que puedo imaginarme su sabor y me saben a gloria!!! yo tambien soy "chapa" haciendo los bordes.. pero como ya sabes.. El amor es lo importante!! Y esta foto parece de San Valentin.. Hay AMOR por todas partes!!

Capricornio dijo...

Gracias por sus comentarios. Luego de la experiencia de prepararlos y comerlos, les cuento que se disfrutan mucho mejor recién hechos, luego tienden a ablandarse. Recalentarlos en microondas no funciona bien, es mejor un horno para que tomen su textura crujiente.
Ojalá se animen d verdad y les resulte. Saludos.

Claudia Hernández dijo...

Bueno, para empezar, me parece precioso el nombre de estas empanadas, pura poesía, aunque al final sea contundencia. Qué ricas se ven, amo todas la empanillas del planeta y me muero por probarlas todas. Además, la descripción que has hecho de la masa... es como para salir y ponerse a prepararlas ya.
Saludos

Sazón Boricua dijo...

Estos pasteles los preparo pronto, Una tentación a pura vista... se ven sabrosos!

Ben dijo...

El secreto está en la masa, que rico se ven y el nombre les queda perfecto. Por cierto, la azúcar moscabada es la morena o rubia como en algunos lados la llaman.

Saludos!

Pilar dijo...

Una delicia estos pastelillos de viento. Voy a probar tu receta y te diré como me ha quedado, como tengo todos los ingredientes seguire tus indicaciones al pie de la letra. Un beso

pity dijo...

y no solo el relleno, la pasta tiene que estar deliciosa tambien, un diez Luis! besitos

Tammy dijo...

I don't know if you speak english, since I live in the USA I know a little spanish. My husband is Costa Rican and I would love to learn how to make these recipes for him. Is there a way to get these translated to english?
Thanks!

Nina Maguid dijo...

Yo quiero ir a Costa Rica a comer estas delicias mirando esos paisajes de ensueño y en compañía de la gente linda que son ustedes.
Por ahora trataré de hacer estos pasteles y también el pan de maíz dulce, el resto lo pondrá la imaginación.
Gracias por hacerme soñar :)

Capricornio dijo...

No se queden antojados. Es una receta sencilla y en todos lados se consiguen los ingredientes.
GRacias por su atentos comentarios. Se les quiere en paleta a todos!