jueves, 25 de noviembre de 2010

corazón de res


 Las carnes son fuente importante de vitaminas del complejo B, entre ellas: tiamina, riboflavina, niacina, vitamina B6 y B12. Además son fuente importante de vitamina E. La carne es sin duda alguna una importante fuente de proteínas y sustancias esenciales para la formación de todos los tejidos del organismo. También es fuente de lípidos que proporcionan una parte de las calorías que necesitamos para el funcionamiento de nuestro organismo y que contribuyen a la formación de sustancias que constituyen las células de nuestros tejidos.
 El consumo de carne proporciona minerales, tales como el calcio y el fósforo, necesarios para la formación de los huesos y los dientes. También es fuente de hierro que forma parte de la hemoglobina de los glóbulos rojos de la sangre. Existen diferentes tipos de cortes y algunas vísceras que son comestibles.

El corazón es el órgano más musculoso que posee la res, está cubierta con una capa ligera de grasa e internamente contiene venas y membranas. Al eliminar estas partes, se obtiene una carne de suave textura y tiene un delicado y sabroso gusto.

Se puede preparar en forma de guisado, sudada, cocida al vapor y en caldos. Internacionalmente la receta más sobresaliente son los “anticuchos” de origen Peruano. Consiste en adobarla y cocinarla en pinchos sobre las parrillas o asaderas.

En Costa Rica, hace muchos años se vendía un conjunto de trozos de corazón, bazo y pulmón, llamando a esto ASADURA (ver receta). No obstante, se fue sacando del mercado y es hoy en día difícil de obtener. Pero el puro Corazón si se encuentra con facilidad y puede prepararlo en salsa como les presento esta receta.


Se requiere de 1 corazón de res, 1 cebolla blanca mediana, 1 hoja de laurel, 1 ramita de apio, 1 de tomillo, 4 dientes de ajos, 1 taza de pasta de tomate, ½ taza de vino tinto, sal, orégano y condimentos al gusto.

Elimine bien la grasa externa del corazón, ábralo y quite las membranas y venas internas. Pique en tiras o trozos la carne obtenida. Adobe con ajos majados, sal, pimienta, salsa inglesa o el condimento de su gusto. Deje marinar por algunas horas.


Aparte se prepara una salsa, se sofríe la cebolla, apio, tomillo en un poquito de aceite, se agrega la pasta de tomate, hoja de laurel, orégano seco y 2 tazas de agua. Se mantiene en calor hasta hervir, se baja la temperatura, se condimenta y se agrega el vino tinto.



En una sartén aparte, a temperatura media, se pone 1 cucharada de aceite y se sofríen los trozos de corazón. Esto se hace rápidamente, apenas sellando la carne y un minuto más. Se retira y se incorpora a la salsa de tomate. Esto para mantener la suavidad primaria del corte de carne. Considere que si la fríe por mucho tiempo, tiende a endurecerse o doblarse (lo mismo pasa con los hígados de res).  Se pone la salsa con la carne a fuego mínimo, por unos minutos para que la carne se asiente en el sabor de la salsa.


Otra opción, es cocinar los trozos adobados del corazón en olla de presión, por 30 minutos, en un caldo formado de agua, hierbas frescas y condimento. Al tiempo se escurren y se integran a la salsa de tomate y se deja calentar apenas a incorporar sabores. De esta forma se garantiza que la carne queda bien suave y se disfruta mejor.


 Sirva acompañado de arroz blanco y de una ensalada verde fresca. Una receta salida de serie y muy sabrosa!

10 comentarios:

Claudia Hernández dijo...

Jamás he comido el corazón de ningún animal... por otro lado, la salsa se ve sumamente apetitosa.

foodtravelandwine dijo...

Hace tiempo que no como corazon....pero mucho tiempo!!....los comia en anticuchos peruanos.....este plato se ve delicioso!!.....Abrazotes, Marcela

NORMA RUIZ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
NORMA RUIZ dijo...

Disculpame Luis elimine el comentario anterior ando un poco perdida en estos días, te decia que me encanta el corazón de res, solo que en casa es mas comun preparlo encebollado en taquitos y son deliciosos, esta opción que nos propones una delicia de verdad mil gracias te dejo un abrazo con mucho cariño.

Ana Powell dijo...

Jamás he comido este tipo de platos en mi vida, pero me atreveria.
Feliz fin de semana ♥

Gustavo Figueroa V. dijo...

Esta receta para preparar el corazón de res es interesante y tendría que probarla. En general, los suecos no comen esto y, por lo general, casi que ni se ve. Es un problema de cultura gastronómica pero, en muchos pueblos latinoamericanos el corazón y otros órganos de la res y/o del cerdo son muy apetecidos.
Saludos Luis.

viku dijo...

Que bueno que publques estas recetas, que cada día se conocen menos, conforme nuestros abuelos mueren y las tradiciones familiares se diluyen.
Hablando de tradiciones aprovecho para recomendar un interesante libro que me regalaron, se llama: "A la mesa con Don Qujote y Sancho" de Pedro Plasencia. Así aprenderemos acerca de la cocna del siglo de oro y de los manjares que disfrutaron nuestros queridos personajes cervantinos.

Capricornio dijo...

Aunque sé que no todos comen carne y menos vísceras, el corazón tiene un sabor y una textura muy buena. Es en definitiva una receta con historia y se prepara diferentes en muchos lugares.
Gracias por su comentarios. Estaré pendiente del título del libro.

Zulma dijo...

Me gusta muchisimo el corazon de cualquier aminal comestible. El de cordero , cocido a la parrila es mi favorito.
En mi pais , estas visceras las compran en la carniceria pra el gato o el perro . La gente de la ciudad no sabe aprovechar estas partes de la vaca , pero yo me he criado en el campo , donde se carneaba todo lo que iba a la cacerola y no se desaprovechaba nada.
Besos y pardona la ausencia en mis comentarios

Miss Black!!! dijo...

Recomendadisiiimoo!!! Lo prepare siguiendo la receta queda muy delicioso!!!