viernes, 24 de septiembre de 2010

hojas de rábano




El rábano pertenece a la familia de las Crucíferas, donde se incluyen verduras como las coles y los berros. La importancia de esta familia de hortalizas reside en que contienen unos compuestos de azufre, considerados como potentes antioxidantes que ayudan a prevenir algunas enfermedades. Se conoce la existencia de seis especies de rábano, el más conocido que se cultiva tiene su nombre científico como Raphanus sativus.


En sus variedades destacan el color rojo intenso, o algunos más claros, y hasta blancos. Alargados y redondos pequeños, son fibrosos y tienen sabor leve picante, el cual se elimina si se pela su cáscara. Por lo general lo usamos en ensaladas, enteros, tajadeados, se puede preparar picadillo (ver receta) y añadidos en algunos guisos para dar ese picantito a la comidas. Solos con sal, entre una sopa y procesado en algunas salsas.

Si los rábanos conservan las hojas, éstas han de tener un color intenso que garantice su frescura. Las hojas también pueden ser consumidas cocinadas de forma similar a las espinacas o utilizarse en la elaboración de infusiones. En la cocina antigua de Costa Rica, las hojas de rábano figuran como un alimento comestible, al igual que las hojas de remolacha, chicasquil, y de otros vegetales. Quizá por la falta de otros alimentos, no obstante, por su sabor y efectos nutritivos. Es una práctica que ha perdido vida.

Y es tan simple. Les comparto esta receta de fajitas de pollo con hojas de rábano. Se eligen las hojas más tiernas, brillantes y enteras. Se desinfectan en agua con gotas de limón ó vinagre, incluso unas 3 gotas de cloro. Se enjuagan bien con agua limpia y se pasan por agua hirviendo por un par de minutos. Se retiran y escurren, para luego partirlas.

Se sofríe en aceite una pechuga de pollo, (marinada por un par de horas, previamente con especias y condimentos de su elección), se le añade 1 cebolla y 1 chile dulce partidos en juliana, se deja cristalizar y se añaden las hojas de rábano. Una buena sugerencia es rallar un par de rábanos y añadirlos también, le dará volumen y un rico sabor a la receta. Si considera necesario puede salpimentar de nuevo y dejar que todo se integre bien.

Sencillo, en unos minutos se tiene un complemento del almuerzo, o bien sírvalo en gallitos y verá que rico sabe. Las recetas de antaño son pura vida!



14 comentarios:

foodtravelandwine dijo...

Gracias por la informacion!.....ni idea tenia de sus propiedades.....y cuando compro rabanitos, desecho las hojas de puro ignorante!.....nunca mas.....gracias por tu comentario, fue muy gentil......Abrazotes, Marcela

ANGELICA BERTIN dijo...

Gracias por esta información
Casi no como rabanitos Creo que comprare la próxima vez
que disfrutes del fin de semana

Loreto dijo...

Si es que cada día se aprende algo nuevo :)! probaré a hacer alguna recetilla, te contaré :)

Me quedo por tu casita viendo las cosas que nos ofreces :).

Saluditos desde sabores de colores

Annie dijo...

Super interesante y que rico todo las fotos estan preciosas con unos hermosos colores.
Un abrazo

viku dijo...

Cuando era niño, nos daban jarabe de rábano para combatir la bronquitis. Este jarabe se conseguía en las farmacias. No se si todavía lo producen.

Tengo la duda si el wasabi, que se utiliza en la cocina japonesa es hecho a base de rábano.
Saludos

Gabriela, clavo y canela dijo...

Que interesante esta manera de usar el rábano. Yo la unica vez que aprovecho las hojas son cuando hago mole verde.
saludos
Gaby

Cris dijo...

Me quedo con tu frase tan acertada: "las recetas de antaño son pura vida"
y esta receta por sus valores nutritivos, su sabor, su colorido, son una fiel muestra de vida.
Buen fin de semana, besos

[[Nutella]] dijo...

no sabia que se podian comer las hojas del rabano :D deben ser muy nutritivas...saludos

Pilar dijo...

¡Pura vida es tu receta!Sabía que las hojas de rábano eran comestibles, pero nunca se me hubiera ocurrido ponerlas en fajitas, también me ha gustado lo de hacer picadillo e incluirlo en algún plato. Gracias, un beso

Croqueteando dijo...

Que interesante esta información, se aprende mucho en tu blog.
Yo nunca uso las hojas de los rábanos, pero lo voy a empezar a hacer.
Voy a probar asi en fajita que me parece una idea buenisima y ¡riquisima!.
Besos

Oscar dijo...

Hola Luis, no sabía que las hojas de rábano se podían utilizar también en la cocina, muy buena información.
Siempre que veo tu blog peinso en las delicias que probaré cuando llegue a CR.
Saludos!

Carmen dijo...

Qué bueno se ve tu ensalada con esas hojas.

Yo sólo consumo crudas las hojas de betabel, son hermosas con ese color verde rojizo. Pero en el mole verde, las hojas de rábano, de lechuga, epazote y un poco de pepita hacen una delicia de platillo.

Un abrazo querido Luis

Granada dijo...

Luis acabo de ver lo de la recetuca que pones con hojitas de rabano y lo tengo que probar. Por cierto mis mas sinceras felicitaciones por tu blog es muy instructivo. Gracias desde España. Saluditos
Granada

Jorge Fidel Castro Ruiz dijo...

Que interesante, no sabía que las hojas del rabano se comían.
Habra que probar, y la preparaciòn muy sencilla y accequible.
Fidel