martes, 29 de junio de 2010

picadillo de rábano


El rábano es una hortaliza de raíz, es decir, está debajo de la tierra y solo sobresalen las hojas. Se le conoce de forma común como Rábano, Rabanillo, Rabanito ó Nabo. Su nombre científico es Raphanus sativus y su origen es de Oriente. Existen variedades, en tonalidades de color y sobre todo en tamaño.

Quizá su característica más importante es su cierto grado de sabor picante. Hay variedades grandes, alargados más bien y los pequeñitos, de forma casi redonda. Las hojas que por lo general se desechan, tienen un alto grado vitamínico y fue de gran preparación en la historia de la gastronomía de Costa Rica. Al igual que otras hojas, tallos y plantas comestibles.
Uno de los remedios caseros, que me dieron de niño, a mi y a muchos otros, era justamente haciendo un boquete o agujero profundo dentro de un rábano largo. Se dejaba en posición vertical para que soltara el líquido y eso se lo recetaban para los males de la garganta, tos o ronqueras…como el agua picaba un poquito, a veces le ponían un pizca de azúcar… pero después de todo era rico y terminaba uno curado.

Quizá el mayor uso que damos al rábano es en ensaladas, partido, rallado, combinado con otros vegetales y legumbres, también algunos lo incluimos para acompañar sopas y hasta el pozol. No obstante también se luce como picadillo. Aquí les comparto la opción para prepararlo con carne.

Como ingredientes se ocupan unos 30 rábanos grandes, 1 kilo de cecina cocinada y luego molida (carne de res tipo posta), 2 sobres de consomé o condimento de su preferencia, una cabeza de ajo pequeña picada, 1 cebolla grande y 1 chile dulce grande finamente picado (pimiento), 1 tallo de apio y 1 rollo de culantro; 1 chile pequeño picante, ¼ de taza de aceite o manteca, 1 cucharadita de achiote (colorante natural) y salsa tipo inglesa al gusto. De estas cantidades sale una buena olla de picadillo, puede reducir a mitades.

Los rábanos hay que lavarlos bien, se les quitan los extremos, se parten y se muelen, usando máquina moledora de maíz o de arracache, para una consistencia fina (podría intentarse con procesador); se pone agua a hervir con una cucharadita de sal y se añade el rábano ya picado. Se deja unos 20 minutos, se pasa a un saco de franela y se escurre bien con las manos, o bien usando la secadora de ropa. Lo ideal es que quede bien seco.

Aparte se sofríe en el aceite los ajos, cebolla, chiles, apio y la mitad del culantro. Luego se le añade el achiote, la carne y los condimentos. Se deja tomar sabores y entonces se incorpora el rábano ya escurrido y el resto del culantro. Se mezcla todo muy bien y se deja unos minutos más.

Estará listo para servirse como un acompañante, pero no hay duda que se saborea más con tortillas y un buen café.

8 comentarios:

Elvira dijo...

Me voy ya mismo a comprar rábanos para curar mi dolor de garganta, te cuento en unos días si me he recuperado,jajaja. Besos amigo

Ana Powell dijo...

Este picadillo tiene que estar un pecado de bueno.
Que rico ♥

Cris dijo...

Una receta desconocida para mí, que me encantó, me interesa mucho conocer, aprender y probar la comidade toda América, lástima que hay algunos ingredientes dificiles o imposibles de conseguir. Veremos.
Al remedio casero voy a ponerlo a prueba, con el frío de Buenos Aires en estos días, quien más quien menos estamos necesitando el juguito del rábano!
Muy buena entrada, cariños!

NORMA RUIZ dijo...

Luis eres toda una enciclopedia gastrónomica, los rabanos son muy ricos a mi me encantan hasta solitos con limón y sal, en México los utilizamos mucho para acompañar un delicioso pozole, sabes mi mamá siempre ha utilizado las hojas de los rabanos como uno de los ingredientes para preparar mole verde, queda delicioso.

Carmen dijo...

Los rábanos poca gente acostumbra a usarlos para guisar. Yo compraba antes unos que se llaman daikon, secos y los utilizaba para hacer un montón de guisados.
A mí me gusta el rábano rojo cocido en caldos y como complemento de un buen agridulce con otras verduras.
Estos rábanos largos hicieron que me acordara de la Noche de los Rábanos que se hace en Oaxaca, y con ellos forman esculturas increíbles, es algo espectacular.

Te dejo este video: http://www.youtube.com/watch?v=id_FKUfUG6o

todo está elaborado con rábanos, al final incluye también la exposición de trabajos con flores de siempreviva y con hojas de maiz: totomoztle.

un abrazo

Blo dijo...

Hola, ya ni sé como llegué hasta aqui, pero me alegro mucho porque por lo poco que he visto me he dado cuenta de que puedo aprender mucho de ti.

A mi me encantan los rábanos, sobre todo esos pequeñitos de bolita (rabanitos). En México se usan mucho (como ya te dijeron por ahi), aqui en Italia se consigue un puré hecho de rábanos que pica como no tienes idea, pero muy rico igual.

Saluditos, te seguiré visitando.

guipipia dijo...

Mirá vos, ni se me había ocurrido hacer un picadillo de rábano! De hecho no había pensado en usarlo en nada más que tajadeado o en cubitos en la ensalada, pero me encanta esta receta, y sobre todo, haber despertado y darme cuenta de que este tubérculo que tanto adoro se puede usar para otras cosas. Gracias!! De verdad que estoy muy contenta de haber leído este post =D!! (y ese remedio nunca lo había escuchado, y eso que soy Guanaca!)

Pilar dijo...

Por fin una receta que puedo hacer, me encantan los rábanos y los compro con frecuencia. O sea que a probar. Un abrazo