miércoles, 2 de junio de 2010

cuadernos de recetas


Cada país cuenta con una historia. La cocina es parte de ella. Según la época, los habitantes y la región misma, cada una aporta y hereda sus propias recetas. La época moderna nos presenta en forma virtual y física, cientos de libros, folletos, web y sitios para conocer de las cocinas y recetas del mundo.

Pero en épocas pasadas lo que se daba entre los apasionados de la cocina, era llevar un cuaderno de notas. Escritos por la misma mano, que preparaba el alimento. El libro de los apuntes, las notas de cocina, los secretos que no se debían olvidar. Eso era lo que se anotaba. No faltan esos adornados con recortes de periódico y revistas, ilustraciones muy rústicas, pero que dan vida a cada hoja.


Me apasiona leer sobre la evolución de la cocina. Y es justamente eso que tanto admiro en la cocina rural, de Costa Rica y toda América Latina. Conocer como ante la falta de tecnología, con técnicas rudimentarias, en hornos de barro, cocinas de leña, fogones y trastos de metal, se elaboraban las más deliciosas recetas de la época. La falta de refrigeración y reguladores de temperatura nunca fueron impedimento para hacer desde simples bebidas, hasta los más cremosos postres.

Un detalle que se absorbe es la redacción. Los términos culinarios, la forma de expresarse en la cocina. Ejemplo: ponga en un trasto grande a fuego manso los ingredientes, menee un rato y cuando haga el primer hervor, apee la olla. ¡Lindo verdad! Comprensible, pero ya no lo escuchamos de esa forma. Por igual los nombres de las recetas, “puntalito”, “bien me sabe”, “marquesotes” y otros que si aun mantienen su nombre, muchos los ignoran.

Y otro punto importante en la cocina costarricense, dado que siempre hemos tenido una economía agrícola, es el tipo de alimentos que se acostumbraban, tantas hierbas, plantas y flores, las vísceras de animales y combinaciones sorprendentes de las mismas.

Sofía Mitjavila, amiga y compañera de trabajo me ha facilitado un par de esos hermosos cuadernos. El primero, con fecha de 1914, de la Señora María Ester González Flores, su tía abuela, hermana de Don Alfredo González Flores, quien fuera Presidente de Costa Rica, (1914-1917), así como el cuaderno de su señora madre Doña Isabel Sánchez Oller, quien lo escribiera en 1960.



Sin duda un par de joyas para la historia gastronómica de nuestro país y del cual, me he abastecido de su lectura, del rescate de recetas, las cuales intentaré dejar algunas en este blog en las siguientes entradas. La primera serán los bizcochitos, un clásico de nuestra cocina, pero con su punto especial.


Mi madre también llevaba un cuaderno de estos, que es parte de la herencia familiar. Yo tengo montones de recortes de periódico, revistas y hasta este blog. Pero esos cuadernos de verdad, son el alma de los textos de cocina. Verdad que sí?

21 comentarios:

Alvaro Reyes A. dijo...

Guardo los cuadernos de cocina de mi madre como un tesoro! No tienen precio para mi.

Capricornio dijo...

Don Alvaro, ahi está escrita toda una historia, la de su familia, la de la cocina de hogar. Cuantos recuerdos hermosos debe tener al verlos. Que bueno que son su tesoro

Hilmar dijo...

Muy de acuerdo contigo... sin duda, esos recetarios de familia son compendios gastronómicos con un valor incalculable. Estaré pendiente a esas recetas maravillosas que pondrás aquí pronto.
un abracito amigo,

Elvira dijo...

Lo que yo daría por poder hojear con sumo mimo esos libros tan antiguos de recetas!!! Los libros son mi pasión, esas hojas que dan miedo hasta tocar por si se pudieran romper, esas palabras, esas expresiones tan bonitas y tan olvidadas. Tengo unas ganas terribles de ver que platos recuperados de esos libros nos vas a preparar.Yo también te he encontrado mucho a faltar, no me gusta nada estar tan ausente de las cocinas virtuales que tanto me gustan. Mil besos amigo

maria del carmen dijo...

YO TAMBIEN GUARDO TODAS LAS RECETAS DE MI MADRE ALGUNAS DE SUS PADRES , EL DIA QUE FALLECIO MI PADRE Y LE PERDI DE UN DIA PARA OTRO , ME DIO POR PENSAR Y SI LE PASA LO MISMO A MI MADRE Y ME DIJE TENGO QUE TENER TODAS SUS RECETAS Y ME PUSE A HACER UN CUADERNO Y PREGUNTARLE QUE PONIA A LOS GUISOS AUNQUE YA ESTABA HARTA DE VERLA HACERLOS , PERO ME DI CUENTA QUE ES MUY IMPORTANTE NUESTRA CULTURA Y LA HERENCIA DE LOS NUESTROS Y ESO LO HAGO POR MIS DOS HIJOS Y CUANDO COCINO ALGO NUEVO QUE NOS GUSTA MUCHO VOY Y LO APUNTO Y ELLOS ME DICEN MAMA ESA RECETA LA HARE YO CUANDO TU YA NO PUEDAS Y ESTES VIEJITA Y SOLO TIENEN 5 Y 11 AÑOS , ME ENCANTA SU BLOG , SUS RECETAS , HE DESCUBIERTO LA COCINA DE COSTA RICA Y ME ENCANTA Y SOY UNA FERVIENTE ADMIRADORA DE SU PAGINA , UN SALUDO DE UNA ESPAÑOLA QUE VIVE EN MADRID Y AGRADECIENDO QUE SIGA HACIENDO SU MARAVILLOSA PAGINA

Andrea dijo...

PUES SI QUE BELLEZA PODER RECORDAR ESOS GRANDES DETALLES YO DESDE NIÑA AÑORO GUARDAR Y RESCATAR RECETAS TENGO UN RECORTE DE UNA RECETA DE PIZZA QUE LO GUARDO COMO UN TESORO,AQUI ENTRE NOS CON ESA RECETA LE LLEGUE AL ESTOMAGO DE MI ESPOSO JEJEJEJ......CON ESA RECETA LO PESQUE.....

Oscar dijo...

Una entrada llena de verdades, recuerdos, y sobre todo de Cultura.
En mi casa recuerdo dos cuadernos de recetas escritos a mano, de vez en cuando veía uno sobre la mesa y me alegraba de chiquillo porque sabía que mami estaba por preparar algo dulce, al menos un queque o galletas :D

Gran entrada para salir un poco de lo habitual.
Sin duda esperaré esas recetas tan ticas.
Un saludo grande!

Gustavo Figueroa V. dijo...

Esos cuadernos de cocina, en cualquier lugar del mundo, de cualquier lugar del mundo, son una parte de la historia gastronómica escrita por la humanidad y, como tal, deben cuidarse porque serán en el futuro el testimonio autentico de lo que fue el pasado. Hombres y mujeres que han hecho y hacen historia en la cocina tienen su sitial de honor en la gran historia de los seres humanos y tú, Luis, eres uno de ellos.
Un abrazo.

Miri dijo...

Tengo no un cuaderno, sino una carpeta muy viejita las hojas amarillas por culpa del tiempo que paso, escrita en tres idiomas, recortes de periodico, revistas y hasta recetas escritas en servilletas de papel cuando me encontraba con una amiga en una cafeteria y me regalaba una receta rica......recuerdos inolvidables para mi, gracias por poner esta entrada Capricornio y a la espera de esas recetas........
haaa si pasas por el blog, puse la foto de la piedra!!!
sweetcakestoronto
besitos
miri

NORMA RUIZ dijo...

Unas verdaderas joyas, que afortunado eres en tener una compañera tan linda que te comparta esos maravillosos apuntes, son el tipo de recetas que no debemos dejar que se pierdan en nuestros paises, yo tengo un mundo de papelitos, notas, cuadernillos, ojala que un día les sirvan a mis hijos, un abrazo cariñoso Luis.

Capricornio dijo...

Gracias por sus comentarios. Los he valorado mucho, pues es algo que se comparte. Es el cariño tangible reflejado en la escritura de los cuadernos. Es la pasiòn que cada uno de nosotros ponemos como ingrediente a este maravillo tema.

Observar un cuaderno viejito, con sus pàginas amarillas, orillas desgastadas y la delicadeza de manejar las hojas a veces sueltas, es todo un rito de lectura. Ni que decir cuando hasta en nuestras propias notas, nos queda huella de grasa o algo que salpicó el papel. Señal de que son nuestros compañeros de cocina.

foodtravelandwine dijo...

No sabes el "saudade" (como dicen los brasileros) que me ha generado tu articulo....para mi esos cuadernos son historia, sabor, tradicion, ingenio, aventura, pasion y legado....no sabes cuanto los atesoro...gracias por ir al rescate de la cocina!!...Abrazos, Marcela

Norellys dijo...

Que belleza...me encantan los recetarios antiquísimos porque son invaluables y maravillosos.
Cuando tengo oportunidad de copiar una receta de antaño, no lo dudo y la conservo como una reliquia :)

Feliz Fin de Semana
Besitos

Norellys

dianiS* dijo...

hola Luis yo tambien tengo mis cuadernos y varias recetas que he recortado, esta muy interesante tu reportaje sobre los cuadernos, creo que a los que nos fascina la cocina es un ingrediente principal en ellas. Felicidades por un Aniversario mas, Junio, es mi mes preferido, y le pido a Dios que sigas adelante y te conceda todos tus sueños. Sigue adelante...

Capricornio dijo...

Gente, gracias por ser parte de la cultura, cada uno de ustedes, con sus aportes, sus hojas conservadas, anotaciones, cuadernos de herencia.

Dianis, gracias por tu visita. Y por el detalle de ser la primera que se fija en las candelas. En unos dìas haré la entrada correspondiente. Bienvenida.

Mar dijo...

Qué gran tesoro!! Que afortunado eres de haber podido leerlos. Y que suerte paraz nosotros que compartas todas esas recetas.
Un saludo.

Ammortus dijo...

Mi madre tenía un maravilloso cuaderno así que se perdió :( las recetas quizás las pueda recuperar, pero las manchitas, hojas arrugadas y la letra de mi madre no las recuperaré.... sin duda tienes todo un tesoro en tus manos....

Carmen dijo...

Luis, ¿y te regalaron entonces esos cuadernos?
Eres una persona afortunada en tenerlos. yo conservo cuadernos míos desde que tenía 13 años con pequeñas recetitas, pero también conservo algunos de mi abuela y esos son mi verdadero tesoro.

Tanta añoranza bajo esas letras.

Un abrazo fraterno

Capricornio dijo...

Los cuadernos no me los regalaron. Pero tuve acceso a ellos y logré copiar bastantes recetas. Las q yo creia que podìa practicar. Irè poco a pco mostrándolas.
Esos son documentos de caracter històrico. hasta pensamos en algun tipo de edicion literaria...
Definitivo es un gran detalle.

Unknown dijo...

Yo quiero aprender mucho sobre cocina

marta dijo...

Ami me gustaría tener muchos libros de cocina para aprender a cocinar ricas comidas