jueves, 10 de junio de 2010

choricitos de plátano


Otra herencia del cuaderno de recetas de la bisabuela Doña Esther. Unos barrilitos de un combinado entre plátano verde y chorizo.

El chorizo, de origen incierto, quizá del latín salcicium, es un embutido típico del mundo hispanohablante. Como tal es una mezcla de carnes que se pican y se combinan con especias. En algunos casos se les añade picante. El pimentón (chiles dulces) le dan color y sabor. Esta mezcla de carnes se inserta dentro del intestino delgado de res o cerdo. Aunque también se fabrican en forma sintética, como el caso de las salchichas.

El plátano por su parte es una de las verduras que se encuentran en nuestro medio, siempre a un bajo precio y en producción anual. Su contenido de harina y valores nutricionales lo hacen ideal para estar presente en la comida diaria. Ya mezclándolo con el chorizo constituye por sí mismo un alimento completo.

La receta indica 2 plátanos verdes, ½ kilo (500 gr) de chorizo, 3 huevos, salsa inglesa, mostaza, polvo de pan y harina de maíz (masa en polvo).

Se pelan y se cocinan los plátanos verdes hasta suavizar. Se escurren y se muelen con el chorizo (o usar procesador). A esta masa se la añaden 2 yemas, 1 cucharada de salsa tipo inglesa, 1 cucharadita de mostaza y se mezcla bien.

Se forman bolitas (como albóndigas) con ayuda de masa en las manos o en un plato, se dan forma cilíndrica, se pasa por polvo de pan, por huevo batido y se fríen en aceite a temperatura media. Se escurren en papel absorbente y listo.

Son ideales para servir como entrantes, como boquitas y para acompañar un café de la tarde.

Creo que otra alternativa (porque aún no lo hago) es preparar una salsa de tomate natural, o hacer una mezcla con las tomatinas comerciales y poner a reposar estos chorizos un rato. De momento solo tuve la idea de coronarlos con salsa kétchup y mayonesa…! Pero aún sin nada, así solitos, son deliciosos.

11 comentarios:

CHARY. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CHARY. dijo...

hola..que bueno esta este plato, me gusta la combinación, aunq casi no como embutidos, pero sera
probar porque con la boca hecha agua no me quedo.
Gracias por compartir tantas comidas maravillosas de nuestro país.
Besitos azules...chau, chau.

Hilmar dijo...

Qué ricossss! Me recuerdan a los qué hacían en casa con plátano y queso en una forma similar...
Venir aquí es siempre tan grato, lo único malo es que siempre me voy con hambre, jejeje.
un abracito y espero que pases un día excelente.

Ana Powell dijo...

Hola Luis
Te felicito una vez mas.
Me encanta visitarte y conocer tu cultura y los platos maravillosos que preparas.
Te deseo un feliz fin de semana ♥

silvia dijo...

Joooo pero que manjar!!Muy tentadoor ;))

Un saludo desde barcelona

wilma dijo...

Hola Luis, Muy caseras las recetas. Gracias por tu esfuerzo en la construcción de Tu Blog. A mi no me gusta comer embutidos comerciables por los químicos y preservativos colorantes que les agregan. En el oriente de Venezuela hacen el Chorizo Carupanero casero, también en la Colonia Tovar (alemanes radicados desde Siglo XVIII) muelen la carne de cochino y res, y como tu dices la condimentan bien, sin agregarle preservativos (nitratos) etc, sólo ají dulce, cebolla picadita, y se meten en tripas o envolturas especiales, la friitan o; las ahuman por 2 horas. Con plátano es más Light. Felicitaciones por Tu Blog. Saludos desde Venezuela.

aandara dijo...

Luis una estupenda combinacion platano y chorizo,me encanta pasar por tu blog, siempre tengo algo que aprender,gracias
saludos
Amalia

Curra dijo...

Siempre veo tus recetas aunque no en todas deje comentario por falta de tiempo.
Esta preparación me parece interesantísima y desde luego lo probaré.
Un abrazo.

Carmen dijo...

Estos me los hago porque me los hago, se me antoja la combinación de los dos sabores, mmmh.

Qué has estado superactivo querido, tengo que ponerme al día.

saludos

Gustavo Figueroa V. dijo...

Luis:

Muy buena tu receta y, bueno, hay que experimentarla con los diferentes tipos de chorizos que tenemos acá.
Un abrazo.

viku dijo...

Fácil y muy buena combinación de sabores, además muy original. Qué bueno es tener abuelos que dejaron sus recetas por escrito y mejor aun que haya nietos que las interpreten y compartan.