sábado, 10 de octubre de 2009

Picadillo chayote prensado


El CHAYOTE es un vegetal muy versátil. Costa Rica es uno de los mayores productores del mundo, por lo que es muy común en nuestra dieta. Se usa en sopas, picadillos, ensaladas y hay una gran variedad de recetas. Se utiliza tanto cuando está tierno, como al madurar, lo que se denomina “sazón”. También se aprovecha la raíz de la planta y hasta los “quelites” que son las guías de las hojas, por ser tipo enredadera.

Simplemente hervidos en agua y sal ya está listo para comer. Pero una receta de antaño, donde ciertamente se lucían las abuelas es el picadillo de chayote sazón prensado. Lleva sus horas la preparación, pero la presentación final y el gusto del plato hacen premiar la espera.


Para esta receta se ocupan al menos unos 12 chayotes sazones. Los cuales se pelan, se parten en trozos pequeños y se cocinan en agua y pizca de sal hasta quedar al dente. Es decir no muy suaves. El paso siguiente es pasar este chayote hervido a un saco de tela de manta y dejarlo escurrir sobre la pila o una superficie limpia, con un sobrepeso encima. Puede ser una tabla de picar y una piedra o un objeto que ayude a “prensar” y a escurrir el agua del chayote, para que este quede bien seco. De ahí el nombre de “prensado”. Esto se prefiere hacer desde la noche de la víspera, para que transcurran unas 5 u 8 horas.

Por igual, el día anterior a la preparación, se cocina 1 kilo de carne de res, tipo cecina o posta en trozos pequeños, con hierbas y especias. Cuando esté lista se pica fino y se reserva. Llegada la hora de la preparación, se sofríen en una olla cebolla, chile dulce, apio, culantro y los “olores” de su gusto, se añade achiote y la carne picada. Se condimenta y se incorpora el chayote ya escurrido, se deja apenas para integrar sabores.

Otro paso que hace especial esta receta, es que después se lleva al horno, pero se le cubre con una “cara de masa”. Esto es una tortilla de masa de maíz. Ya sea con maíz molido o bien de harina de maíz (de paquete), se mezcla con poquito de caldo de pollo, salsa tipo inglesa (Lizano) o el condimento a su gusto, se forma una tortilla que sirva como tapa al recipiente que usted elija para llevar al horno. La tortilla se cocina previamente en un sartén o comal.



El picadillo listo se pasa a un recipiente, se cubre con la tortilla y se lleva al horno a temperatura baja, para terminar de tostar la tortilla y que el chayote tome el sabor en forma más lenta y termine de quedar bien seco.

Ahora sí, puede degustarlo servido en gallitos con tortillas. Presentarlo dentro de un chayote hueco, con una tapa sostenida por palitos de madera


También puede hornearse en presentaciones individuales para cada comensal.

8 comentarios:

MaryLou dijo...

Qué rico tiene que estar esto!!! yo no creo que pueda conseguir chayote aquí. Lo buscaré.
Besicos

Marisa dijo...

Qué bien nos presentas
este chayote prensado
con esas crujientes tortillas
o dentro de su bonita envoltura.
¡Rico, rico es este picadillo!
Biquiños.

aandara dijo...

Capricornio hoy nos deleitas con otro plato estupendo, lo pondre en mis recetas por hacer, que al paso que voy con tanta cosa rica que pones no me dara tiempo nunca.
Te cuento algo en Venezuela hubo un tiempo donde no se conseguian manzanas y haciamos el pay de manzana con chayote, lo picabamos en cuadritos y le poniamos los condimentos igual que al pay(quien diria que no era manzana).

Zulma dijo...

Mi mama cultivaba ese tipo de "zapallo" le decia ella o "papa del aire" , nunca supe el nombre verdadero. Ella lo preparaba en escabeche y lo guardabaen frascos o lo hacia hervida y luego lo gratinaba con salsa blanca y queso.
Lastima que no tuvo acceso a este blog , como yo que disfruto mucho y aprendo mas de el.
Besos

Gustavo dijo...

Mi estimado Luis:

Cuando leí tu entrada sobre el Chayote quedé un poco meditando sobre esta hortaliza; las fotografías con las que tú ilustras la entrada me recordaron inmediatamente algo que yo conocí hace muchísimos años en Colombia y que en la región donde yo vivía se le conoce con el nombre de cidra papa. Como no estaba seguro de que se tratara del mismo fruto me di la tarea de investigar un poco más y, después de eso, sé que tú hablas del mismo vegetal.
Entonces para más ilustración de las personas que te visitan me tomo el atrevimiento de compartir con ustedes algunos datos que pueden ser de interés para todos.

El chayote es el fruto de la chayotera (Sechium edule), que es una planta cucurbitácea.
El nombre de su fruto en Centro América es el de chayote (del náhuatl chayotli, calabaza espinosa), pero también recibe los siguientes nombres en los diferentes países en donde se cultiva: en Venezuela se le conoce con el nombre de chayota, en el Perú se le llama cayota y calabacilla, en Guatemala y El Salvador se le conoce como güisquil, en Panamá, Nicaragua y Costa Rica se llama chayote y en Honduras pataste, en Colombia: guatila (en el interior) o cidra (en el Eje cafetero) y en Brasil se le llama xuxú.

Como ya Luis lo explicara en su entrada, no sólo se come el chayote, sino que muchos también consumen las puntas tiernas de esta planta; también sus raíces son comestibles.
Según el INCAP (Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá), la raíz del chayote se conoce como ichintal en Guatemala (tanto ichintal como güisquil son palabras que provienen de algunas lenguas mayas), chinta o chintla en El Salvador, Echinta o patastilla en Honduras y raíz de chayote en Panamá.

Algunos atribuyen a este fruto propiedades adelgazantes y regenerantes de las células.

Sólo me resta enviarte mis felicitaciones de nuevo a ti Luis, que, como ya lo dijera Dilman, eres el poeta de la gastronomía!

Un abrazo maestro.

Gustavo Figueroa Velásquez
Gävle, Suecia

Marymary dijo...

Como siempre no paro de aprender contigo, que cosas me sacas, que no se ni que existen.
Un besito muy fuerte

pityenlacocina dijo...

tengo muchisima curiosidad por probar el chayote, lo conozco de mexico pero no lo comi nunca, gracias por ensenarnos estos nuevos ingredientes que en europa son algo dificil de encontrar, pero aun asi, los buscare, preciosas las fotos, te felicito, como siempre, un beso,

pity

Elvira dijo...

¡Qué receta tan genial!, una presentación preciosa, unas fotos geniales, y una explicación magnífica.Entran ganas de encontrar estos chayotes, se ve delicioso. Ahora mismo me voy a mirar tu propuesta, me parece super interesante, perdona el retraso pero he estado realmente muy liada y no he tenido tiempo ni de encender el ordenador. Un abrazo amigo